Archive for » octubre, 2018 «

Mi sociedad

Antes me preocupaba enormemente no encajar, no ser la pieza que completaba un puzle en apariencia perfecto, sentía la necesidad imperiosa de ser una más dentro de ese tumulto de voces alineadas destinadas a repetir como papagayos las palabras de alguien, que se había alzado triunfalista como líder.

Pero en mi interior todo era diferente, algo me decía que esa luz que yo intentaba sofocar a toda costa, algún día saldría con ímpetu al exterior, porque nadie, ni nada puede silenciar por mucho tiempo tu esencia, aquello con lo que llegaste al mundo de manera innata. Y yo había pasado demasiado tiempo intentado enmascarar a ese yo en estado puro, para que fuera simplemente un yo asustadizo y frágil, dispuesto a claudicar ante las directrices de una sociedad tirana que había extendido con honores su voluntad.

Y ese día llegó, empecé dando pequeños pasos, pero que para mí eran todo un mundo. Dar mi opinión, discrepar, vestir a mi aire, escuchar mis pensamientos, darle alas a mis sueños, mirarme con nuevos ojos, no los que juzgan y castigan, sino los que miran con el corazón. Y así, muy poco a poco, comencé a quererme bien, a quererme de verdad, sin falsas aspiraciones, sin condenarme por ser esto o por no ser aquello, por no estar a la altura de mis expectativas o por tener tales defectos. Comprendí que sólo si yo me amaba de verdad podría sentirme a gusto en este espacio vital y ser sencillamente feliz, a mi manera, con mi risa, con mi genuina forma de ver y entender la vida, con mis colores, con mis proyectos e ilusiones, conmigo. 

A partir de la lectura de un conmovedor reportaje sobre la carismática Frida Kahlo los alumnos y alumnas de 3ºESO reflexionan en las siguientes líneas sobre la sociedad de la que forman una parte vital…

frases-de-Frida-Kahlo

¿Cambiamos?

Por Alba García

Hola me llamo Alba y voy a hablar de la sociedad tal cual la veo yo hoy en día.

Actualmente le concedemos mucho valor al aspecto físico, a veces juzgamos solo por el físico o por los prejuicios y no nos ponemos a conocer realmente a esa persona. A mí me ha preocupado siempre mi aspecto y la primera impresión que doy a la gente, pero hace un tiempo que me di cuenta de que los cánones de belleza no son reales ya que cada persona es única y especial tal cual es; porque si todos fuéramos iguales, ¿ dónde estaría la diferencia y la peculiaridad de cada uno ?

Otro aspecto que me preocupa mucho son las consecuencias que tienen Internet sobre nosotros. Me da mucha rabia cuando voy por la calle y veo a padres con el móvil en lugar de jugar con sus hijos o cuando ves a un grupo de amigos sentados en un banco pero todos con el móvil en la mano. Mis amigas saben que me da mucha rabia que cuando quedemos estén todas con el móvil en vez de hablar entre nosotras y es una cosa que me molesta mucho. Yo soy consciente de los avances que tiene Internet y que en su mayoría son positivos, de hecho, a mí me gusta mucho Internet pero hay momentos para usarlo y otros para hablar cara a cara.

Todo esto hace que se pierdan muchos valores como la educación o la comunicación; valores que en mi opinión son muy importantes y que van a acabar desapareciendo, pero… ahora estamos a tiempo, ¿cambiamos?

Como lo quiso Frida

Por Ismael Vicedo

En nuestra sociedad actual avanzamos a nivel industrial y tecnológico a pasos agigantados descubriendo cosas nuevas para hacernos grandes como civilización, pero por el camino estamos perdiendo aspectos importantes del ser humano, pues cada vez la gente es más vanidosa y se fija solo en la apariencia, porque si tienes un Ferrari o un traje de calidad te creen un ricachón despreocupado que sigue a sus pensamientos sin ningún respeto.

En mi opinión, alguien impuso un canon de belleza, de vestir, de todo en general. Este canon se emplea, por desgracia, en el género femenino pues si te fijas todas las chicas van igual sin ninguna personalidad y eso provoca que se subestime a las mujeres y que tengan que pelear mucho para hacer cualquier cosa.

Hoy en día, estamos perdiendo las buenas costumbres pues antes las palabrotas eran tabú y al que las decía se le excluía de cualquier círculo. Actualmente, al que dice palabrotas se le ríen las gracias como si se tratase de un chiste que a todo el mundo le gusta.

Problemas y más problemas

Por Naiara Carrillo

 Actualmente, encontramos “problemas” en la sociedad, los cuales, en mi opinión, no deberían considerarse como tales.

Esta sociedad está llena de prejuicios  y creo que es porque vemos los defectos de los demás sin mirarnos antes a nosotros mismos. Cada persona es como es y las modas hacen que no sepamos valorar nuestro cuerpo ni nuestra forma de vestir o de pensar.

En ocasiones, nos da miedo o vergüenza decir opiniones personales, ya que si no son del gusto de los demás, te hacen sentir como un “bicho raro”.

También pienso que en la sociedad de hoy en día vemos muchos problemas donde no los hay o no son tan importantes como los vemos. De hecho, una de mis frases favoritas es:

SI UN PROBLEMA TIENE SOLUCIÓN, ¿DE QUÉ TE PREOCUPAS? Y SI NO LA TIENE, ¿DE QUE TE PREOCUPAS?

Una sociedad ¿perfeccionista?

Por Miguel Bernabéu

En mi opinión, le damos demasiada importancia hoy en día al aspecto físico, yo incluido. Nos importa demasiado lo que piensen o vayan a pensar las personas sobre nosotros y es algo que no debería importar tanto en estos tiempos.

Estamos llenos de prejuicios, todas las personas. Muchas veces tenemos una opinión generalmente negativa, hacia algo o alguien. Incluso pueden llevar a una sociedad al racismo y a la intolerancia. Nos dejamos llevar demasiado por la opinión de los demás, cuando la opinión que verdaderamente cuenta, es la de nosotros mismos, y es la que menos importancia le damos.

Si se piensa bien, hay una historia detrás de cada persona. Hay una razón por la cual son como son. Todos deberíamos pensar en eso antes de juzgar a alguien, porque puede llegar a algo más grave que a una mera.

Al final, todo esto conlleva a no pensar por nosotros mismos y en mi opinión, dramatizar demasiado las cosas. Yo creo que algunos valores importantes se han perdido y en especial dos: no pensar por nosotros mismos y dejarnos llevar por la opinión de las personas.

Yo soy una persona cercana y amable, aunque con carácter. Tengo mucha personalidad a la hora de tomar decisiones. En cuanto al físico, me gusta ser rubio y tener los ojos azules. Soy bastante alto y lo que más admiro de mí es mi facilidad para conocer a nuevas personas.

-LO QUE TE HACE AUTÉNTICO NO ES TU ASPECTO FÍSICO, NI EL LUGAR EN EL QUE VIVES, SINO LO QUE POSEES… ES ALGO QUE SIEMPRE VIAJA CONTIGO: EL SENTIR DE TU CORAZÓN-

Ironía de una sociedad 

Por Nacho Serrano

Sociedad. Qué cantidad de adjetivos que se le pueden atribuir a esta palabra: que si buena, que si menos buena, que si sosa, que si adicta, que si alegre… y podríamos pasarnos así hasta consumir todas las hojas de este archivador.

Pues bien, es obvio que a cada persona que le preguntes sobre este tema te responderá de una forma, tal vez algunas opiniones coincidan o puede que posean un significado parecido.

Por ello, voy a contaros mi versión de los hechos, para que podáis juzgar mi escrito. Tal vez pueda ser creíble…

Para comenzar, nos encontramos ante una población amante del estudio. Los jóvenes dedican parte de su tiempo a realizar actividades relacionadas con el aprendizaje de forma gustosa sin reprochar ni faltar el respeto a los profesores o los familiares de éstos. Por ello, la mayoría de la gente que tuviera que elegir entre un libro y la Play Station Pro 4 con Fortnite incluido escogería lo primero. Es tal nuestra pasión por la lectura… ¡Qué forma de emocionara alguien! ¡Ni una victoria magistral del Fortnite! Además contamos con una sociedad dispuesta a dialogar. Es más, cada día hay menos enfrentamientos. Los políticos se ponen de acuerdo muy rápidamente, es por ello que últimamente los civiles se comportan de manera pacífica, unos por libre y otros no. No hay provocaciones que puedan causar altercados, ya que todas las banderas, ya sean a rayas, un escudo o una estrella conviven en perfecta armonía.

Y por no hablar del físico. Ya veremos si la tercera guerra mundial no se da entre obesos y obsesos del culto al cuerpo. Cuando no se hace ejercicio, porque se es un vago y cuando no se descansa porque se está “como una cabra”. Y sólo falta la televisión: que si modelos en todos los anuncios y, cuando nos quejamos, nos meten publicidad para adelgazar. Y luego dicen que no son radicales ni extremistas.

Pues eso es todo. Ya podéis opinar sobre mis argumentos. Y por favor, dadle “Like” o “Me gusta” que hoy en día es lo que se lleva, pues vivimos con personas muy exigentes. Si tenéis algo que añadir, podéis enviármelo en una carta a través de correos. Gracias y hasta la próxima redacción.

Esclavos de los complejos

Por Indira Godoy

En la sociedad de hoy en día somos esclavos, nos han metido unos cánones de belleza en la cabeza. ¿Para ser perfecta tienes que tener las piernas firmes, largas, delgadas, sin celulitis ni varices, la barriga plana y sin ninguna estría? Creo que somos una sociedad, digo somos porque me incluyo a mí misma, que nos fijamos mucho en las apariencias de las personas. Somos muy superficiales. La gente está acostumbrada a ver a una persona ”gorda” y decir que es fea. No me parece bien, creo que todas las personas somos guapos y guapas a nuestra manera, con nuestras piernas con estrías, caras con granos… Cada uno tenemos nuestros defectos, pero también virtudes. Creo también que deberíamos querernos más a nosotros mismos, ya que esto ayuda a que los demás nos quieran mejor. Estoy segura de que todas las personas del mundo tenemos complejos, ya que nadie es perfecto. Las personas que más critican son las que  seguramente más inseguras se sienten.

Mis complejos han influido mucho en mí durante toda mi vida, nunca me han gustado mis piernas, y cuando empecé a entrar en la adolescencia fue cuando esta manía me afectó más. No me gustan ningunos pantalones y siento que no estoy  a gusto conmigo misma. La verdad es que he aprendido a quererme un poco más, que eso es lo más importante. También hay que decir que hay muchas cosas que me gustan de mí, por mi simpatía con todo el mundo, pienso que soy una persona que se pone mucho en el lugar de los demás y por eso soy muy buena persona.

También quería hablar sobre que a veces las apariencias engañan , podemos ver, por ejemplo, a una persona por la calle y pensar:  ”¡Qué mala pinta tiene ese/esa!”, pero luego puede ser que esa persona sea muy buena. Resumiendo, me parece que debemos cambiar un poco nuestra manera de pensar, y tener cuidado con las cosas que decimos de otras personas porque pueden herir su sensibilidad, y aprender a ponernos en el lugar de la gente.

La elevada importancia que le damos al físico

Por Nacho Sola

Sinceramente, creo que la sociedad de hoy en día está demasiado afectada por los cánones de belleza. Con esto quiero referirme a  que la gente valora en exceso el físico, lo cual no debería ser una realidad, llegando a un punto en el que se toma esta cualidad como la única importante, sin tener en cuenta las otras muchísimas características que una persona puede poseer, y que de sobra podrían sobrepasar en importancia al físico. Cabe decir que no se debe prejuzgar a alguien por considerarlo inferior en cuanto al aspecto físico, ya que el carácter de esta persona puede ser mucho mejor de lo que imaginas y, por tanto, hacerte pensar en lo equivocado que estabas antes de conocerlo de verdad. A pesar de esto, admito que he prejuzgado a algunas personas y muchas veces no estaba en lo cierto y, es más, algunas de ellas se han convertido en grandes amistades para mí.

En gran parte, creo que la sociedad está tan centrada en el físico debido a gente con demasiada autoestima que ha pasado de quererse mucho a sí mismo a considerarse superior a mucha gente y, por tanto, causar en ellos una inconformidad con su cuerpo. Definiéndome, no me centraría mucho en mi físico, puesto que considero que soy como soy e intento que me influyan lo menos posible las críticas negativas. Con respecto a mi personalidad, pienso que soy una persona inteligente, amable, y alegre, y quizás sean estas tres últimas cualidades las que más admiro de mí mismo.

Mi opinión hacia la sociedad de hoy

Por Lúa Mirón

En mi opinión la sociedad de hoy en día ha cambiado mucho porque antes se aceptaba a la gente tal y como era y en cambio ahora no.

También opino que la sociedad por mucho que queramos nunca llegará a ser perfecta ya que siempre habrá alguien que critique.

Hay muchos casos de machismo, acoso escolar, acoso sexual, bullying, etc.

En mi opinión, la sociedad de ahora le da mucha importancia al físico y juzgamos a las personas por lo que aparenta y no por lo que en verdad son, criticamos sin conocer y hablamos sin saber.

Sobre el físico creo que se hace ver a las personas que para ser una mujer perfecta tienes que ser delgada y yo no lo veo así porque una persona más rellenita puede ser igual o más guapa que una delgada.

A mucha gente le da miedo mostrar su opinión o mostrar cómo es por lo que podamos pensar los demás de ella y eso no está bien, ya que cada uno es como es.

En mi opinión todos somos iguales y no hay que juzgar a nadie por su personalidad y mucho menos su físico.

Me encantaría ser como Frida Kahlo ya que se mostraba tal y como era, le daba igual lo que pudieran pensar de ella. Tenía mucha personalidad y me parece una chica muy fuerte y que tras todo lo que le pasó siempre se mostró tal y como era.

Así somos y así seremos

Por Paula Miró

Creo que a día de hoy; en pleno S.XXI los humanos juzgamos por todo. Todo o casi todo nos parece mal, no nos dejamos llevar por el miedo al que dirán o solamente para que no hablen sobre uno mismo.

Juzgamos sin conocer y hay veces que llega a hacer daño; si no sabemos qué le pasa a alguien es mejor que no hablemos.

También nos dejamos llevar por el aspecto físico y eso no es lo que importa, lo importante es lo de dentro.

Yo soy una persona tímida a primera vista y me tienes que conocer mucho para llegar a entenderme. Hay veces que me callo las cosas para que la gente no opine o para que a alguien no le siente bien. Puede que no sea la más guapa o la que mejor cuerpo tenga; no creo en los prejuicios porque todos/as somos preciosos. Además me encantaría que el mundo no fuera tan machista para que los hombre y las mujeres tuviéramos los mismos derechos.

Los problemas de la sociedad

Por Mario Bornay

Yo pienso que la sociedad actual avanza en algunas cosas, pero también se atrasa en otras como la valoración  al aspecto físico. Digo que se retrasa porque esto hace 50 años no pasaba, la gente no se preocupaba tanto por estar en forma o lucir la belleza, más bien todo lo contrario, se preocupaban más por estar sanos que por lucir. Y por eso pienso que todo esto se ha producido por las nuevas tecnologías, ya que en las redes sociales reciben más “me gusta” la gente que más luce, y se difunde mucho más el canon de belleza y la forma de vestir, porque estamos en una sociedad en la que la forma de vestir es más admirada que la forma de vestir (sobre todo en mujeres). Además los prejuicios son como los reyes de esta sociedad, los prejuicios son como los reyes de esta sociedad, los prejuicios han alcanzada tanto poder que pueden desmotivar a una persona, causándole un cambio negativo de personalidad y una baja autoestima. Porque el tema del aspecto físico es uno de los principales causantes de acoso escolar (bullying) o ciberbullying.

Y por último, hablando de mí, creo que la cualidad que más me gusta de mí es la perseverancia, porque soy del tipo de personas a las que le gustan los retos difíciles y hacer las cosas bien.

Sé libre, sé Frida Kahlo

Por Irene Grau

En esta redacción voy a hablar sobre la sociedad.

Voy a empezar por mí opinión. Pienso que parte de la sociedad de hoy en día no sabe aceptar cómo es cada persona, si le gusta vestir de una forma u otra, también hay casos de homofobia o, por ejemplo, de acoso contra el físico de alguien.

Al igual que creo que le damos mucha importancia al aspecto físico, la mayoría de veces juzgamos a la gente sin conocerla. Cuando en realidad, lo que debemos mirar es la personalidad de esa persona.

Estamos llenos de prejuicios, solo porque nos da miedo lo que pueda opinar la gente de nosotros. También hay casos en que nos comparamos con otras persona, por ejemplo, una persona que esté más rellenita (por así decirlo) se comparará con el físico de otra persona que esté más delgada.

Creo que en todo el mundo se han perdido valores importantes, como por ejemplo el respeto entre todos. Creo que todos estos conflictos que hay ente nosotros por los defectos de las personas deberían desaparecer.

Por todo eso, me encanta la forma de pensar que tenía Frida Kahlo. Era libre, e intentaba desviar la atención de la gente hacía sus defectos poniéndose o peinándose con cosas extravagantes.

La preocupación por el físico

Por Jaime Rojas

En la sociedad actual cuidamos mucho nuestro aspecto físico, porque el objetivo es causar buena impresión y, para ello, muchos españoles se enfrentan a operaciones de estética para mejorar las partes del cuerpo. Por ejemplo, se operan para tener una dentadura buena, se operan de los pechos y se quitan grasa de la piel para aparentar menos años. Estas operaciones se las hacen tanto hombres como mujeres.

También en el siglo XXI, muchos jóvenes han empezado a ir al gimnasio y a centros de belleza con edades muy tempranas porque le dan mucha importancia al culto al cuerpo, porque lo único que les importa es su apariencia y su físico.

Se han perdido muchos valores como la amistad y el saber respetar a las personas tal y como son.

Lo que más admiro de mi persona es como soy.

Yo soy responsable, ayudo a los demás, soy muy ordenado. Y, sobre todo, conozco a las personas antes de juzgarlas.

Prejuicios

Por Aitana Tortosa

Creo que todas o casi todas las personas tenemos algún prejuicio que nos hace estar incómodos con nuestro cuerpo. Es algo normal, nadie es perfecto. La mayoría de veces, nuestros mayores complejos pueden ser algo que alguien de nuestro alrededor envidie.

Desde mi punto de vista, creo que la sociedad de hoy en día se centra demasiado en el culto al cuerpo. Parece ser que la mayoría suele fijarse en el aspecto físico. Normalmente, el canon de belleza es estar delgado.

En mi opinión, cada persona puede mostrarse bella a su manera. Todas las personas somos bonitas, tanto por dentro como por fuera. Es difícil aceptarte tal y como eres (lo dice una persona muy insegura). Pero al fin y al cabo, nadie elige ser quien es.

Una persona con celulitis, estrías, sobre peso… Sigue siendo igual de maravillosa que una modelo. No eres mejor que nadie por tu aspecto físico. Realmente, al final lo que se valora es lo de dentro.

No existe un canon de belleza, porque todos tenemos defectos. Y es algo que deberíamos tener bajo control ya que muchas personas mueren por causas de Anorexia. Simplemente por llegar a alcanzar la “perfección”.

Eres perfecto seas como seas o peses lo que peses. No todas las personas piensan igual y algún día, por fin, el mundo se dará cuenta.

La sociedad de hoy en día

Por Javi Bernabéu

A continuación voy a realizar una redacción sobre cómo percibo la sociedad de hoy en día.

En primer lugar, pienso que ha evolucionado en comparación con la sociedad de hace unas décadas. Ha cambiado la forma de ser y de pensar de las personas, en general. En la actualidad se aceptan y respetan muchas ideologías o maneras de ser que antes impensables, como la homosexualidad o el cambio de género, por ejemplo.

Sigue habiendo personas que tienen prejuicios y les llama la atención lo que es “diferente”. Aun así, pienso que cada vez somos más tolerantes y más respetuosos con los demás, sea cual sea su identidad, raza, religión…

Convivo estrechamente con personas que han contraído matrimonio con personas de su mismo sexo. No existe ninguna diferencia con respecto a los heterosexuales.

Lo más importante es la tolerancia, el respeto y la aceptación de cada persona tal y como se siente.

Muchas veces el aspecto físico influye en la forma en la que vemos a una persona determinada. Por ejemplo, alguien muy arreglado, suele gustar y nos parece adinerado. Un chico que se viste de chica porque así lo siente, capta nuestra atención…

Pero sigo pensando que la palabra mágica es RESPETO.

Lo que puedo decir de mí es que creo que tengo buena inteligencia e intuición, que soy simpático y muy buen músico e intento ser buena persona cada día.

 Hoy en día

Por Marta Galiana

Para mí, la sociedad de hoy en día ha evolucionado mucho en unos aspectos, y muy poco en otros.

Ha adelantado muchísimo en la tecnología, pero pienso que no hemos sido capaces de aprovecharlo. Tenemos al alcance de nuestra mano mucha información muy valiosa, y en vez de interesarnos por ella, buscamos cosas muy superficiales.

Por culpa de esto se crearon las redes sociales, algo que se usa haciendo sentir insuficientes a personas preciosas, pero por si fuera poco esto no es todo, nos preocupamos más por nuestros seguidores que de nuestros amigos reales, incluso se han puesto unos escalones sociales por esto mismo.

Personalmente antes de empezar con las redes yo nunca me había planteado muchas cosas que ahora mismo me afectan mucho. Por ejemplo, yo nunca me había planteado que estaba demasiado flaca o si tenía poco culo, siempre han dicho que es mejor y más sano pero ahora mismo le sacan defectos a todas las personas. Antes de esto no me preocupaba que opinara la gente de mí, pero ahora es una de las cosas que más me importan, a mí y a muchas personas.

Pero como todo, tiene una parte positiva, las redes sociales me han abierto mucho la mente y me han ayudado a descubrir cosas fantásticas como el Feminismo.

Lo que más valoro de mí, es la actitud que tengo frente a los problemas y lo que intento cambiar día a día.

La sociedad 

Por Inés Mira

Hoy en día ves a todo el mundo yendo al gimnasio o haciendo dieta. Esto se debe a que nos importa más nuestra apariencia que nuestra salud, ya que si haces tanto ejercicio físico o no comer lo adecuado puedes tener problemas de salud. Esto, en parte, se debe también a las redes sociales. Porque todo el mundo ve que una persona es físicamente bien formada y ya quieren estar como ellos, aunque por su ignorancia puedan estar perjudicándose a sí mismos.

La sociedad en la que vivimos hoy en día es muy variada. Prefieren ser guapos o guapas en vez de cuidarse a sí mismos. Ya que tanta gente cruel se burla de ellos. Están acostumbrados a que si ven a una persona con más peso de lo normal, sea gorda o fea. Pero de verdad lo que importa es quererse a uno mismo y que te den igual lo que piensen o digan de ti. Yo creo que el valor del respeto en ciertos ámbitos se ha perdido porque cada persona se merece un respeto, el mínimo respeto de conocerla y saber si se merece que la insulten o que le halaguen. Yo a mí misma me quiero mucho. Gracias a que valoro de mí lo bueno y lo malo. Porque de lo bueno te sientes bien y de lo malo aprendes a hacerlo bien. Aunque nadie sea perfecto, tú eres el que decide si quieres ver en otras personas lo bueno o lo menos bueno. Me considero una chica valiente, ya que siempre me enfrento a mis miedos, unas veces lo consigo y otras no. Pero de eso llevo aprendiendo toda la vida, a que de los errores se forman personas maravillosas. También tengo el don de escuchar, lo que siempre te llevará a por el buen camino.

Esta redacción me ha hecho reflexionar sobre todo el tema de subestimar a la gente. Eso es algo que deberíamos cambiar todos e ir creciendo poco a poco como personas.

La chica revolucionaria

Por Lucía Mira

Yo, sinceramente, pienso que la sociedad ha cambiado mucho. Pienso que la gente tiene la mente abierta en todos los sentidos, sin embargo, por mucho que cambie siempre quedará algo que nos impida ser nosotros mismos. Por ejemplo, muchas personas con defectos, temen salir a la calle por miedo a que le puedan decir algo. Es como que quieren ser el prototipo de persona que todo el mundo espera. Pero ya no es solo eso, sino también por miles de cosas más, en resumidas cuentas, la sociedad no cambia cuando las personas son o quieren ser diferentes al resto. Por ejemplo, el machismo. El machismo ha cambiado mucho a lo largo de estos días, han abierto la mente a muchos niveles, pero sigue habiendo hombres que cobran más que mujeres trabajando lo mismo. Pero por otros aspectos ha cambiado mucho, como, por ejemplo, la publicidad. Ahora muchos productos de limpieza los patrocinan hombres, ya no solo las mujeres. También un punto en contra de todo esto es que la sociedad ahora quiere cambiar la lengua, por ejemplo: febrero\febrera. Sinceramente creo que eso es demasiado, ya que todas las palabras tienen un género. Conclusión, aún que quede mucho por hacer de este mundo uno mejor, yo espero ser una de esas mujeres revolucionarias que cambiará el mundo.

Una sociedad de exterior

Por Carolina Martínez

Pienso que la sociedad de hoy en día da mucha más importancia al aspecto físico que a otras cosas.

Todos las personas tenemos muchas cosas buenas en nuestro interior, que sirven para que otra gente las descubra, todo el mundo nos aporta cosas, pero desde su interior no desde el exterior y con el paso del tiempo el aspecto físico ha ido ganando una mayor importancia. Esta también implica la pérdida de valores y seguidamente el respeto.

Solemos hacer las cosas para gustarle a los demás.

Y no a nosotros mismo, y es un grave error, porque si nosotros no nos sentimos bien con nosotros mismos no nos podemos sentir bien.

Con la gente de nuestro alrededor, que nos quieres, nos cuida y hace cosas por nosotros.

Para finalizar hablaré un poco de mi persona, soy una persona con bastante carácter y que suelo tener las ideas claras, lo que más admiro de mi persona es el cariño que le tengo a mi gente, puede que tenga más cosas negativas que positivas pero yo me acepto tal y como soy e intento transformar lo malo en bueno y que me aporte buenas cosas.

Category: Sociedad  Tags: , , , ,  Comments off

Tema 2: Crónica de un escritor aventurero

¡Hola queridos alumnos y alumnas! Aquí esta la unidad 2 de nuestro dossier de Lengua Castellana y Literatura, que pronto comenzaremos. Un saludo.

TEMA 2

Portada Tema 2

 Soluciones a los ejercicios de la SOPA DE LETRAS:

Solución Siglas, acrónimos y abreviaturas. SOPA DE LETRAS