Archive for » febrero, 2017 «

Una forma divertida de aprender ortografía

¡Hola alumnos y alumnas! Como siempre os digo en clase, no hay una fórmula mágica, ni una remedio infalible para evitar o erradicar las temibles faltas de ortografía, podría deciros que la clave del éxito está en leer mucho (por supuesto es un método genial, y no sólo para este propósito, sino también para alimentar vuestra imaginación, y con ella vuestra capacidad expresiva), o en fijarse más, o en utilizar las palabras corregidas que “se nos resisten” en diferentes contextos a fin de reconocer tanto su significado como su forma, e incluso que diseñarais vuestro diccionario visual personalizado, sin embargo en ningún caso podría aseguraos el éxito.

Yo hoy os propongo esta alternativa, sin duda bastante lúdica y dinámica.

Espero que os divirtáis y que, en la medida de lo posible, estos juegos os ayuden a poner freno a las faltas de ortografía.

Videojuego

¿Cómo jugar? Instrucciones básicas.

1. Utiliza las flechas de tu teclado, las que te permiten desplazarte a izquierda o derecha, así como las que favorecen el movimiento hacia arriba y hacia abajo para mover el lanzador.

2. Utiliza la letra B de tu teclado si crees que la palabra es correcta, y la M en caso contrario.

http://www.vedoque.com/juegos/naves-ortografia-h.swf?idioma=es

Para los amantes de la investigación. Este juego de detectives es para vosotros. ¡Elemental querido Watson!

http://www.educa.jcyl.es/educacyl/cm/gallery/Recursos%20Infinity/aplicaciones/13_elemental_watson/index.html

¡A encestar! Si os apasiona el baloncesto, este es vuestro juego. 

http://recursos.encicloabierta.org/enciclomedia/espanol/enc_esp_basket/index.html

¿Cómo dice que dijo? 

http://www.comodicequedijo.com/#

Para recordar…

¡Hola alumnos y alumnas de 2º y 3º de la ESO! Tal y como os prometí, publico en esta entrada dos fotografías y un documento pdf. que espero os resulten de gran ayuda.

La primera de ellas (VERBOS CON PREPOSICIÓN) os ofrecerá una referencia de los verbos que precisan necesariamente de una preposición para completar su significado.Como sabéis esta preposición introduce el llamado C.Rég  o CRV -Complemento de régimen verbal- (ese elemento del predicado que tantas dudas genera).

¿Cómo reconocer el CRV o C.Rég en una oración? (Siguiendo estas sencillas pistas, seguro que ya no volveréis a tener dificultades para reconocerlo):

1. Una vez hayáis identificado el sujeto y el predicado de la oración, fijaos con detenimiento en el predicado, ¿hay algún sintagma preposicional? (ESTRUCTURA DEL SINTAGMA PREPOSICIONAL = Preposición + núcleo, que puede ser un adjetivo, un adverbio, un nombre o un pronombre. Ejemplos: de él, de su hermano, por sus hijos, en la noticia, de allí, etc.). Una vez reconocido dicho sintagma, preguntaos: ¿la preposición es indispensable para que el verbo tenga sentido? Si es así, estaréis ante un C.Rég.

2. Para comprobarlo, aseguraos de que ese sintagma preposicional no pueda ser sustituido por ningún pronombre personal átono (me, te, lo, las, se, os, nos, le, les, la), pero sí por un demostrativo neutro (esto, eso o aquello) o un pronombre personal tónico (él, tú, mí, ellos, sí -consigo-…).

Otras características:

a) Aunque no es habitual que el C.Rég aparezca junto al CD en la misma oración, éstos no son incompatibles entre sí, por lo que en algunas ocasiones aparecen de modo simultáneo:

Ejemplos: Su amigo salvó al bañista (CD) de una muerte segura (C.Rég). / Esta técnica convierte la materia (CD) en energía (C.Rég).

b) Algunos verbos admiten dos construcciones diferentes: una con CD y otra con C.Rég. En estos casos ambos complementos sí son incompatibles:

              creer / creer en                pensar / pensar en        confiar / confiar en

        acordar / acordarse de     soñar / soñar con           olvidar / olvidarse de

 El verbo puede tener en estos casos distinto significado (como observamos en el siguiente ejemplo), pero no siempre ocurre así:

        Ha tratado mal a mi mascota (CD)  /  El libro trata de política (CRég).   

c) El CRég coincide con el CC en que este último casi siempre lleva preposición; ahora bien, mientras el C.Rég es necesario para que la oración sea correcta, el CC puede eliminarse sin que afecte al significado o la correcta construcción de la oración.

 Ejemplos: El libro consta de dos capítulos (C.Rég)  / *El libro consta. [agramatical]

                     Dispone de todo lo necesario   /  *Dispone. [agramatical]

                     Compraron dos bolígrafos en la papelería  (CCL) / Compraron dos bolígrafos

*Como observamos en los dos primeros ejemplos, la eliminación del C.Rég crea oraciones agramaticales, incorrectas. Sin embargo, pueden darse casos en los que se elimine el C.Rég y la oración sea correcta:

                     Juan recela de su amigo Pedro  /  Juan recela.       

d) Hay verbos que pueden construirse con un CD en unos casos y con C.Rég en otros sin variación de significado: contestar, cumplir, padecer

Ejemplo: El alumno contestó la pregunta (CD) / El alumno contestó a la pregunta (C.Rég)

Verbos que llevan complemento régimen (breve selección): 

    abastecer de        cachondearse de     discutir de                radicar en

    abogogar por       coincidir con        enamorarse de          sumirse en

    abstenerse de      constar de                fijarse en                  renunciar a

    adaptarse a         convenir en              exhortar a                 velar por

    burlarse de          despedirse de         molestarse en           zafarse de

Algunos admiten dos o más preposiciones que rigen este tipo de complemento: 

     discutir de, sobre    inclinarse a, por               pasar de, por, a

     gozar de, en           tratar de, sobre, con        reflexionar sobre, en

Actividad para practicar:

1. Identifica en las siguientes oraciones simples el complemento régimen:

a) Juan se enfadó con su tía.

b) La profesora se entiende con los niños.

c) Nos invitó a un refresco.

d) Reflexionó mucho tu tío sobre ese asunto.

e) Convirtió el agua en vino.

f) El profesor acostumbra a sus alumnos a la disciplina.

g) El ladrón optó por el silencio en su primera declaración.

h) Ese hombre se queja siempre de la carga de trabajo.

i) Se burla siempre de su cuñado.

A continuación el enlace web donde podréis consultar las soluciones a la actividad anterior:

http://delenguayliteratura.com/solucion_ejercicios_sobre_complemento_de_regimen_verbal.html

Verbos con preposición. Complemento de régimen

Los dos documentos que siguen están dedicados a las siglas y acrónimos. Y lo primero que conviene recordar es…¿SABEMOS DIFERENCIARLOS?

Siglas y acrónimos

Finalmente os adjunto un documento pdf. en el que podréis encontrar algunas de las siglas y acrónimos más porpulares, ¡echarle un vistazo!

Eso es todo por hoy, cualquier duda, ya sabéis que podéis enviarme un correo. ¡Un saludo!

Tabla de siglas y acrónimos

¿Qué es lo más importante que alguien hizo por mí?, ¿y yo?

Muchos de nosotros crecimos con la cantinela del “hay que dar sin esperar nada a cambio”, y la vida nos demuestra en sobradas ocasiones que este consejo es una buena fórmula para ser feliz. Los actos altruistas que nacen desde el corazón, no deben venir precedidos jamás de un reproche, ni un acuerdo tácito de favor con favor se paga; pues al fin y al cabo no hay mayor satisfacción que la de hacer el bien a alguien. Ayudar de forma desinteresada nos colma de una sensación gratificante, difícilmente equiparable a ninguna otra que pudiera hacernos sentir más realizados como personas.

La filantropía (dícese del amor hacia el ser humano) es una filosofía predicada y practicada sólo por aquellos que realmente han entendido la esencia de nuestra razón de ser. Sin duda, si todos pusiéramos un poquito más de nuestra parte, fuéramos menos egoístas o menos individualistas, y alcanzásemos a comprender, al menos por un instante, el sufrimiento ajeno, nos volveríamos más humanos; si nos desprendiéramos de la venda que en ocasiones nos cubre los ojos y nos impide ver más allá de nuestra realidad más inmediata, para aceptar sin prejuicios la otra realidad, nos sentiríamos realmente libres, invadidos por una saciante paz interior. Y es curioso, porque a veces de forma totalmente inesperada, el destino nos sorprende (en el buen sentido de la expresión), con uno de esos detalles que hacen que la vida cobre un sabor especial. Una persona, no importa cuándo, ni dónde, ni por supuesto por qué, hace algo por nosotros que ya nunca olvidaremos. Y lo mejor de todo es que no lo esperábamos, porque ahí radica la magia del hacer sin esperar nada a cambio.

Creo que no me equivoco si digo que todos hemos experimentado esa sensación alguna vez. Alguien, conocido o no, hace por nosotros lo que será desde ese momento: lo más importante que una persona hizo por mí.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR TI?

En mi opinión, lo más importante que una persona ha hecho por mí ha sido apoyarme, soportarme y, a pesar de ello, seguir queriéndome. Esas personas, debo hablar en plural, son mi familia, en especial mis padres. Los que cuando tienes una duda te echan una mano para resolverla, los que te ayudan a levantarte cuando te caes, los que te animan cuando estás agobiada por los estudios y los que te alegran el día cuando te dicen con una enorme sonrisa, ¡venga, que tú puedes!, y en ese momento te olvidas de lo que eres capaz o de lo que no, y te das cuenta que lo que en realidad es necesario es su presencia. Y estoy muy agradecida de haberlos conocido, compartido grandes momentos con ellos, y espero poder seguir cumpliendo nuevos retos y metas que me gustaría lograr siempre a su lado. Porque personas como vosotros se pueden contar con tan solo una mano. Y aunque tal vez no sea capaz de deciros esto cara a cara os lo digo en esta redacción como seña de agradecimiento, porque os lo debo todo.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE HAS HECHO POR UNA PERSONA?

Creo que lo más importante que he hecho por una persona ha sido darle ropa y juguetes.

Como a todos los niños, de pequeña no me gustaba dar mis juguetes porque me encantaba jugar con ellos. Pero poco a poco nos vamos haciendo mayores sin darnos cuenta y llega el momento de dar tus juguetes, ya que no tienes ni edad ni tiempo de jugar con ellos, y otros niños que, desgraciadamente, no pueden comprarse uno, merecen poder disfrutar de su infancia jugando con juguetes. Tal vez suene ridículo que esto sea lo más importante que he hecho por alguien, pero es algo que me hace sentir bien y mal al mismo tiempo.

Un día fui a Cáritas con mi madre para dar unas diez bolsas llenas de juguetes y ropa que nos venía pequeña. Cáritas, como sabéis, es un pequeño almacén lleno de ropa que está organizada según la talla. Dentro de él había bastante gente mirándose ropa, y me di cuenta de que no hace falta irse a otros países para empezar a valorar la gran suerte que tenemos de poder aprender y tener un techo donde vivir. Este día me hizo reflexionar y me di cuenta de lo afortunada que soy.

Natalia Guillem Mayor, 2ºESO B

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

Lo más importante que han hecho por mí creo que ha sido haberme dado la oportunidad de estudiar y tener todo lo que necesito, incluidos algunos caprichos. Además, ha sido un regalo poder crecer y educarme junto a mi familia y amigos, porque me siento siempre querida, apoyada y protegida. Una de las cosas más importantes que ha hecho por mí mi familia ha sido ofrecerme grandes momentos junto a ellos durante mi infancia, porque me hicieron crecer como persona y por ello siempre los tendré presentes. Además están a mi lado en cualquier situación y sé que me acompañarán a lo largo de toda mi vida, enseñándome cosas o ayudándome a rectificar. También con mis amigos me pasa lo mismo, ya que he pasado muy buenos momentos a su lado y siempre me apoyan y me aconsejan en todo lo que necesito. Mis amigos complementan a mi familia y me siento feliz de poder tener el apoyo de ambos, eso es lo mejor que han hecho por mí.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Lo más importante que yo he hecho por una persona creo que ha sido mostrar mi constante apoyo en cualquier momento, porque me preocupa que mis personas queridas se encuentren  tristes y solas. Además, siempre que surge algún problema, aunque no recurran a mí  intento prestarles mi atención y es lo mejor que puedo hacer por ellos. A parte de esto creo que no hago nada más, aunque me queda mucho por experimentar y vivir y tengo aún mucha vida para hacer cosas importantes por los demás.

Victoria Bernabeu Balibrea, 2ºESO C

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

¡Hola! Soy Marcos Berlanga Juárez y hoy os voy a contar lo más importante que ha hecho alguien por mí. Hace unos años todos los viernes me iba con mi amigo Alex a dar una vuelta, un viernes decidimos ir a “Les costeretes”, ubicadas en la parte norte de nuestro pueblo. Cerca de esa zona hay unos bancales bastantes altos, se nos ocurrió la idea de subir y escalar un poco sin protección, sólo con el chándal del colegio. Subimos intrépidamente sin temor, cada vez estábamos más y más altos hasta que nos cansamos y decidimos bajar. Al bajar nos dimos cuenta de que la tierra y piedras caían con fuerza cada vez que pasábamos, pero lo cierto es que esto no nos importó demasiado en ese momento, por lo que seguimos bajando, hasta que en un descuido Alex pasó demasiado rápido y se rompió el camino y yo quedé atrapado en él. Todo empezó a caerse rápidamente. Yo asustado salté, y mi amigo Alex me cogió como en las películas y me consiguió rescatar de esa situación. Todo empezó a derrumbarse y empezamos a correr rápidamente, saltamos a un árbol y nos clavamos muchísimas astillas en los dedos y piernas por la mala calidad que tenía el árbol. Nos giramos y vimos como caía un montón de tierra, se podría decir que mi amigo Alex me salvó de una buena caída y también de una pierna rota, se lo tengo más que agradecido y siempre lo recordamos y nos echamos unas risas, pero lo pasamos bastante mal en esos diez minutos

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Hace algún tiempo yo bajaba, como de costumbre, de clases particulares y observé a una mujer alta con el cabello oscuro. Pasé cerca de ella y de pronto oí tras de mí un fuerte y contundente estruendo, se había caído y golpeado fuertemente contra el suelo, me di la vuelta y empecé a pedir auxilio. De repente apareció una mujer y llamó a una ambulancia, yo desesperado moví a la mujer y fui rápidamente a por hielo a un bar cercano de la zona, se lo puse sobre la cabeza, donde tenía una gran brecha, y se la tapé con un pañuelo que llevaba encima. Hablé con la mujer que me había ayudado y me contó que le había dado un ataque epiléptico y por ello se había caído. Después, para mi tranquilidad, supe por mi madre que la mujer se recuperó.

Marcos Berlanga Juárez, 2ºESO A

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

Cuando yo era un niño pequeño, de unos 3-5 años, e iba a parvulitos, durante todos los patios, mis compañeros de clase y yo jugábamos a fútbol, y siempre eran todos contra mí, pero había un niño que se llamaba Alex y que empezó a apoyarme en todos los partidos, de modo que ya no estaba yo solo. Entonces yo no lo valoraba, pero hoy en día lo veo como un acto de bondad enorme que no supe aprovechar entonces. Intento no pensar mucho en ello porque me reconcome por dentro no haber sabido valorarlo en el momento adecuado. Pero siempre, siempre le estaré agradecido.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

No puedo decírtelo con seguridad, porque eso tendrían que valorarlo las otras personas, pero yo creo que es que cuando un amigo mío está pasando un mal momento, yo le ayudo, le intento animar y estoy a su lado todo el tiempo que haga falta sin importar lo difícil que sea su problema, y yo espero que para los demás esa comprensión les sea tan agradable como para mí fue la atención de Alex.

Erik Sánchez Regidor, 2ºESO B

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

Hola me llamo Sergi Juan y hoy os voy a contar lo más importante que han hecho por mí en la vida. No hay algo en concreto que me haya pasado, pero si no fuera por la ayuda de mis padres, nada sería igual.  Mis padres, Adolfo y Mº José, son las dos personas más importantes de mi vida, si algo he de agradecer sin duda es a ellos, por todo lo que han hecho por mí. Son los que siempre están ahí para cualquier cosa, esas personas de confianza, a las que les puedes contar cosas importantes… En resumen son las dos personas que más quiero en el mundo.

A mi madre he de agradecerle su ayuda y apoyo en todo, porque sin ella la mayoría de cosas se me olvidarían y sería mucho más desastre de lo que soy. Por hacer cumplir todas mis metas y sueños, por todo su amor. Y aunque ella sabe que me molesta que me castigue, sé que lo hace por mi bien, porque se preocupa por mí. Te quiero Mamá.

A mi padre agradecerle ser el padre más divertido del mundo, preocuparse de mí, y convertirme  en un gran apasionado de las motos, del fútbol…

Muchas gracias a los dos, gracias de verdad, gracias.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Ahora me gustaría hablar de cuando yo he puesto mi pequeño grano de arena para ayudar a los demás. He de reconocer que muchas de las veces que veo a alguien mal, me duele y me sensibilizo con esa situación. Una de las cosas que hago es ayudar a mis padres en todo lo que puedo y a mis dos hermanas, a la pequeña le ayudo con los deberes, y a la mayor le ayudo preguntándole la materia de estudio para que se quede más tranquila.

Una de las cosas que recuerdo fue cuando dos chicos se estaban peleando y había mucha gente viéndolo, no pude aguantar y entré a parar la pelea. Me sentí bastante orgulloso, porque nadie de los que miraban fue capaz de entrar para detenerlos. Fue importante para mí porque estoy en contra de la violencia. Espero poder seguir ayudando a los demás.

Sergi Juan Beneyto, 2ºESO A

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

Yo creo que lo más importante que ha hecho una persona por mí ha sido darme la vida, para regalarme con ella la necesidad de aprovechar cada segundo al máximo, porque si nos paramos a pensar y a reflexionar y luego nos preguntamos ¿Yo estaría aquí  sin esa persona?¿Disfrutaría y viviría la vida al máximo si no estuviera esa persona?¿Sería yo sin esa persona?¿Tendría yo todo lo que tengo, a las personas que tengo alrededor y mi educación sin esa persona?.Pues no, por eso hay que cuidarlo y valorarlo, como si fuera el último pedacito de oro que queda en el mundo,como un tesoro muy valioso que siepre estará ahí para apoyarte y cuidarte.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Lo más importante que he hecho ha sido traer mi pedacito de alegría, amor y felicidad a dos personas muy importantes en mi vida: mis padres,que aunque no nos demos cuenta son el tesoro más valioso que tenemos y que tendremos.

Sara Sanchís Arnedo, 2ºESO C

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

Una de las cosas más importantes que han hecho por mí es darme la vida, aunque sé que es lo típico que se podría decir ante una pregunta así, no me acuerdo de ninguna cosa de mayor importancia, y si no me acuerdo será porque no es tan relevante, ¿no?

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Pienso que a mi edad no se pueden hacer cosas muy importantes, pero sí detalles que marcan nuestras vidas.

Una de ellas es ser buena amiga, y diréis: “¿ser buena amiga? ¿qué importancia tiene eso?” Sí, ser buena amiga es un detalle muy importante. Se trata de guardar secretos, serle fiel a esa persona que amas y ayudarla en todo lo que podamos. De esta forma vas a conseguir grandes amistades que marcarán tu vida e, incluso, que estén justo a ti durante toda tu vida.

Elena Pastor Rodríguez, 2ºESO A

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE UNA PERSONA HA HECHO POR MÍ EN MI VIDA?

En mi vida he hecho muchas cosas por los demás que no me han supuesto un gran esfuerzo, pero hay una que, con diferencia, es la que más importancia tiene.

Ésta sucedió hace dos años, cerca de finales de abril y en mi clase de piano.

Cuando llegué mi profesora me dijo que la pareja de un niño que tenía que tocar con él una obra, no podría participar en la audición por motivos personales. Ésta era dentro de dos semanas, y lo que mi profesora me dijo era que yo sustituyese a ese niño aprendiéndome la obra en dos semanas para poder tocarla de memoria.

Yo, como no sabía qué hacer y me daba pena que el niño no pudiese participar en la audición, acepté, y me puse manos a la obra.

Durante esas dos semanas no hice otra cosa que no fuese tocar el piano sin parar una y otra vez para que me saliese bien el día de la audición.

Tras las dos semanas llegó el gran día, y todos estábamos muy nerviosos, pero sobre todo yo, ya que, aunque al final conseguí que la obra me saliese bien, sólo la había practicado dos semanas, y no tenía mucha experiencia con ella, pero por suerte la audición salió redonda y por fin pude descansar. Fue una experiencia un poco agobiante, pero mereció la pena por ver la cara de alegría del niño con el que toqué después de ver el resultado de la obra.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE QUE YO HE HECHO POR ALGUIEN?

Para mí las personas que han hecho algo muy importante por mí son, en general, mis amigos, ya que cada vez que pido los deberes porque he estado enfermo, hasta que no me queda claro todo, no paro de preguntar, y aunque a veces llegue a ser muy insistente, sé que ellos no se van a cansar de explicármelo, aunque tengan que mandarme todo lo subrayado del tema de historia y sean quince páginas, y si hace falta, me dejan copiármelo para que lo entienda bien.

Álvaro Medina Pérez, 2ºESO A

15 palabras para expresar lo que siempre quisiste decir y no supiste cómo…

¡Hola alumnos de 3ºESO! Esta actividad es para vosotros, así que leer con atención.

En esta entrada encontraréis un total de quince palabras que no tienen traducción, pero cuyo significado no os dejará indiferente. A veces las personas sabemos perfectamente cómo nos sentimos, pero no encontramos la forma idónea para expresarlo, pues pensando en ello estos originales vocablos pueden ser una buena ayuda.

La idea es que escojáis una de ellas, vuestra preferida por cualquier razón, y creéis un relato -real, inventado o un híbrido- utilizando en un momento dado de la narración dicha palabra.

¡Ánimo y a darle rienda suelta a vuestra imaginación!

Fecha de entrega: Martes 21 de febrero

La casa de las palabras 

A la casa de las palabras, soñó Helena Villagra, acudían los poetas. Las palabras, guardadas en viejos frascos de cristal, esperaban a los poetas y se les ofrecían, locas de ganas de ser elegidas: ellas rogaban a los poetas que las miraran, que las olieran, que las tocaran, que las lamieran. Los poetas abrían los frascos, probaban palabras con el dedo y entonces se relamían o fruncían la nariz. Los poetas andaban en busca de palabras que no conocían , y también buscaban palabras que conocían y habían perdido.

En la casa de las palabras había una mesa de los colores. En grandes fuentes se ofrecían los colores y cada poeta se servía del color que le hacía falta: amarillo limón o amarillo sol, azul de mar o de humo, rojo lacre, rojo sangre, rojo vivo…
Eduardo Galeano (El libro de los abrazos)

¿Cuál es tu inteligencia?

“Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un estúpido”.

Albert Einstein.

Cada personalidad está definida por un compendio de fortalezas y debilidades, ellas en su conjunto nos complementan y hacen de nosotros seres únicos y especiales. El problema es que en ocasiones, olvidamos o menospreciamos a las primeras y engrandecemos sin motivo a las segundas, por lo que la imagen que se proyecta de nosotros queda devaluada ante los demás, y lo que es peor, ante nosotros mismos.

No está de más, y a veces es incluso necesario, hacer autocrítica y juzgarnos sin remilgos con ánimo de aprender o mejorar; sin embargo, tan malo es hacerlo por defecto, como por exceso. Al fin y al cabo, todo tenemos algo que nos diferencia, una capacidad, un talento, una predisposición innata para el desempeño de una actividad. O como lo definió Havard Garnerd “una inteligencia”.

Después de la proyección de este vídeo sobre el concepto de las Inteligencias Múltiples, pedí a los alumnos que reflexionaran sobre cuál o cuáles son las suyas. Quizá esta oportunidad les sirva para arrojar algo de luz sobre sus proyectos y sueños presentes y futuros; y, sobre todo, para reconocer en su interior sus principales habilidades, y una vez halladas, las alimenten para hacerlas fuertes.

Conozcamos pues cuáles son las inteligencias de nuestros alumnos y alumnas:

Hoy en día se ha descubierto que cada persona llega a desarrollar diferentes tipos de inteligencias. No  hay que dividir a la sociedad en listos y torpes, porque cada uno desarrolla una o varias de ellas a lo largo de su vida.

En mi opinión, a nivel personal, me siento identificada con algunas de ellas.

En cuanto a la inteligencia lingüística-verbal, considero que la tengo bastante desarrollada porque me encanta leer libros y escribir redacciones. Pienso que la lectura es un modo de dejar de lado tu mundo para transportarte a otro y vivir mil y una aventuras sin moverte del sillón de casa.

Otra de ellas es la inteligencia visual-espacial. Cuando estoy en casa y no tengo nada que hacer, cojo papel y lápiz y mediante trazos, curvas y líneas expreso las cosas que imagino. De esta manera nosotros podemos expresar las locuras e historias que nos rondan por la cabeza de vez en cuando.

La inteligencia kinestésica es mi favorita. Adoro saltar, correr, bailar y todo lo que tenga que ver con mover el cuerpo y poder sentirse libre. Esta inteligencia ha estado en mí desde que nací, por lo que creo que podría haberla heredado de mi madre, ya que toda la vida he estado haciendo deporte. Natación, patinaje, ballet, baloncesto, defensa personal y gimnasia  rítmica. Este último en concreto ha sido como mi compañero de viaje, desde los cinco años hasta ahora.

Aparte de estas tres, en un futuro también me gustaría desarrollar algunas otras.

Una de ellas es la lógica-matemática, porque desde muy pequeña mi sueño ha sido poder dedicarme a la medicina. En estos momentos pienso que ésta estoy empezando a desarrollarla.

Y la otra es la interpersonal. En mi opinión ésta es muy importante. Saber llegar a los demás, tener el don de transmitir y que te escuchen, la virtud del liderazgo tanto a nivel personal como profesional. Poseer la virtud de poder liderar un equipo sin realmente parecer un jefe.

En conclusión, cada persona tiene una forma distinta de inteligencia. Nunca hay que infravalorarse pensando que somos menos que los demás. Todos somos igual de inteligentes, pero cada uno en sus propios ámbitos.

Carla Valero Ruiz, 3ºESO B

Durante toda nuestra vida nos vemos obligados desde que somos pequeños a estudiar, hacer deberes, lo que sea para demostrar que somos “inteligentes”. Y poco a poco nos vamos agobiando más, cuando estamos en el colegio nos agobiamos con bachiller, cuando estamos en bachiller lo hacemos por la universidad, y cuando por fin terminamos esta última etapa nos preocupamos por encontrar un trabajo, formar una familia, llegar a algo en la vida, pero ¿nos hace eso realmente felices? Porque de qué nos sirve tener todo matrículas en la universidad si no conseguimos un 10 en nuestra felicidad. Así que no puedo estar más de acuerdo con la teoría de las 8 inteligencias. Supongo que las mías son: la lógica-matemática, por el hecho de que me gustan tanto que incluso me relaja, siempre es la misma solución, dos más dos siempre va a ser cuatro. También diría que tengo una inteligencia visual-espacial, me podría pasar toda mi vida dibujando y la verdad es que ya me paso gran parte de ella haciéndolo.

Hace alrededor de un año llegué a la conclusión de que quiero ser ingeniera aeroespacial, y no hay nada que me haga más ilusión- Después de ver el vídeo de las inteligencias me he dado aún más cuenta de que es mi profesión ideal y creo que me decepcionaría mucho si no llegara a cumplir mi sueño, porque no quiero dedicarme toda mi vida a algo que no me llene.

Lucía Montesinos Medina, 3ºESO A

Se supone que tenemos ocho inteligencias dentro de nosotros, pero seguramente no las hayamos desarrollado todas, ni quizá lleguemos a hacerlo nunca. Suelo plantearme muchas veces dónde quiero llegar, qué metas quiero alcanzar, pero cuando me doy cuenta, todos esos pensamientos se resumen en un solo sueño que implica sacrificio y esfuerzo. No sé claramente cuáles son mis inteligencias, sólo sé que lucharé sea cual sea, aunque encuentre obstáculos (que siempre los hay) y seguiré adelante. Quiero llegar lejos, quiero ser feliz, no estoy aquí para hacer lo que los demás esperan de mí. No tengo las ideas claras, por suerte otros ya saben dónde quieren llegar y a mí esa duda me aterra, aunque a veces me parece hasta positiva, porque me puede llevar más lejos de lo que podría imaginar.

Pienso que somos como robots y muchos no hacen lo que realmente desean, unos estudian por hacer algo y otros simplemente no hacen nada. Sé que si mi pasión conlleva estudio, estudiaré, que si tengo que viajar a la otra parte del mundo, viajaré. En definitiva haré lo que haga falta para ser feliz haciendo lo que más me gusta.

A veces vivo con la incertidumbre de cómo sería yo si hubiera nacido en otra ciudad o incluso en otro país. No quiero pasar toda mi vida dedicándola a un trabajo o pasión que haya elegido por la influencia de los demás, quiero dedicarla a lo que realmente me gusta, sea en Madrid, China o Moscú, a algo que nazca dentro de mí, que sin importar la opinión de los demás sea feliz realizándolo y alcanzando mis metas.

Me intento guiar por mis pensamientos, pero me resulta imposible verme dentro de diez años, prefiero vivir el momento, pues sé que mis pensamientos, los que ahora me pasan por la cabeza, se verán afectados por todo lo que me pueda pasar, y por ello puede que mi opinión cambie respecto al presente, no quiero perderlo todo en una mala decisión, porque sinceramente no tengo ni idea de dónde quiero ir, sólo sé que haga lo que haga, intentaré ser feliz.

Lucía Tárraga Romero, 3ºESO C

Son las nueve menos tres. Estás recogiendo las cosas de la hora anterior, cuando se abre la puerta y aparece la profesora de castellano, como todos los miércoles a las nueve menos tres.

La clase se sienta y la profesora resuelve las dudas de la gente que se interesa por la asignatura, tú tendrías que estar entre ellas, pero hoy estás tan cansada que no tienes fuerzas para levantarte de la silla.

-Está bien, ahora os voy a poner un corto vídeo sobre los diferentes tipos de inteligencias. Después os hablaré de la redacción que tenéis que hacer sobre este tema- informa la profesora-.

Enchufan el proyector y apagan las luces. De repente se refleja una imagen en la lona blanca de tela sobre la pizarra, y comienza el vídeo. Estás atenta al vídeo porque todo eso te interesa, e intentas encontrar una que te describa. Te pareces un poco a ésta, tienes algo en común con otra, ves una pequeña parte de ti reflejada en la siguiente…

Pero no te encuentras cómoda en ninguna.

El vídeo se acaba, apagan el proyector y encienden las luces, pero tú, ajena a todo esto, sigues pensando en el vídeo. Empiezas a centrarte en la explicación y escuchas:

-… tenéis que hablar de vuestra inteligencia y en lo que pensáis que podréis hacer con ella en vuestro futuro…-

La palabra ronda por tu cabeza y piensas: “¿Cómo una simple palabra de seis letras puede dar tanto miedo?”

Y te das cuenta de que el tiempo ha pasado, que antes pensabas que tenías mucho, que el futuro era lejano, pero ahora estás cerca de ese futuro, muy cerca y con ninguna idea en la cabeza.

Ciencias, letras, qué más da, al final es posible que no trabajes en aquello que has estudiado, o que estés tan indecisa que nunca llegues a escoger lo que realmente te gusta.

Pero bueno, tienes que hacer esa redacción y haces una tormenta de ideas para aclararte, pero suena el timbre. Tus compañeros empiezan a levantarse, almuerzo y abrigo en mano, y tú haces lo mismo. Sales al patio y te reúnes con tus amigas.

El resto del día pasa como siempre.

Abres la puerta de tu casa, ahora saludarás a tu padre y a tu hermano, que estarán en la cocina. A continuación, entrarás en tu habitación, dejarás la mochila en la silla y harás la cama, que, como todas las mañanas, no te ha dado tiempo a hacer. Irás al aseo, te lavarás las manos y cuando te las estés secando, tu padre te llamará desde la otra punta de la casa para avisarte de que tu comida está hecha. Irás a la cocina, te sacarás el plato y te sentarás a comer. Tu padre y tu hermano se irán porque tienen que ir al trabajo y a clase, respectivamente. Te despedirás de ellos y te volverás a sentar a comer, como siempre. Y eso es justo lo que haces.

Una vez recogida la cocina, te diriges al escritorio y te sientas frente al ordenador.

“Safari”

“Sanjuanysanpablo.com”

“Blogs”

“Tertulia Literaria”

Y ves en el post más reciente: “Actividad basada en el vídeo Inteligencias Múltiples”. Lees la pequeña introducción y vuelves a ver el vídeo, otra vez, y otra vez. Hasta que llegas a la conclusión de que por más veces que lo veas no vas a cambiar. Así que coges una hoja en blanco y empiezas a escribir.

Al siguiente miércoles a las nueve menos tres entra la profesora.

-Bien, hoy vamos a leer vuestras redacciones- informa.

Empieza a llamar a gente, y después de cuatro personas, es tu turno.

-La inteligencia…- empiezas a leer tu redacción, y cuando por fin acabas, la profesora te felicita. Dejas la hoja en su mesa y vuelves a tu pupitre. Mientras tanto, la gente te va felicitando. Tú lo agradeces, pero por dentro, sabes que están haciéndolo por compromiso, porque has salido a leer una redacción común.

Ninguno, repito, ninguno, sabe la lucha interna que has tenido, ni que has escogido una inteligencia al azar. Ninguno se da cuenta de que este trabajo es una mentira, que está vacío.

Por una parte suspiras, tranquila, porque nadie se haya dado cuenta. Pero otra, te decepciona saber que nadie te va a preguntar: “¿Estás segura?” o “ no nos mientas, ¿estás bien?” Pero nadie lo hace.

Así que te vuelves a sentar en tu pupitre un miércoles a las nueve menos tres.

Aitana Palao Peydró, 3ºESO B

El ser humano se burla de otros sin saber de qué carece o qué ignora. Howard Gardner define la inteligencia como una capacidad que no es innata e inamovible, sino que puede ser desarrollada por medio de la estimulación.

Las personas no nacemos siendo inteligentes, porque el conocimiento lo aprendemos, venimos al mundo con distintas aptitudes. Nuestras inteligencias son la consecuencia de la suma de todo aquello cuanto nos rodea: culturas, motivaciones, objetivos, sueños, enseñanzas…

Lo queramos o no, tenemos que pasar toda nuestra vida decidiendo entre varias opciones, o, incluso, a veces decidiendo no elegir. Sin embargo en cuanto a la inteligencia es distinto, no tenemos que elegir, porque todos tenemos inteligencia, todos carecemos de algo, pero también destacamos en algo.

La inteligencia no es algo que podamos elegir, ya que la vamos descubriendo y desarrollando a lo largo de nuestra vida.

Creo que mis inteligencias son la intrapersonal y la lingüística, tal vez nunca llegue a desarrollarlas del todo, pero tengo la capacidad suficiente para desarrollarlas y ayudarlas a crecer. Gran parte de las personas con este tipo de inteligencias se caracterizan por ser personas tímidas, introvertidas y calladas. Esto no significa que no pueda desarrollar otro tipo de inteligencias, pero estas dominan mi personalidad y mi carácter de manera esencial.

Soraya Aracil Seco, 3ºESO A

Havard Gardner definió la teoría de las ocho inteligencias, y cada persona destaca al menos en alguna de ellas.

Desde pequeños hemos pensado que el más inteligente era el que aprobaba los exámenes o el que en plástica hacía los mejores dibujos. En clase me han preguntado ¿cuál es mi inteligencia? Esta pregunta te hace dudar, porque te remite automáticamente a otra pregunta inevitable, ¿seré inteligente o no tendré ninguna faceta en la que destaque? Entonces piensas en lo que te gusta hacer o lo que te sale o intentas hacer bien, hasta que una amiga tuya de confianza te da clave: Mi inteligencia es la visual-espacial, me encanta el dibujo técnico y abstracto, y eso es porque tengo mucha imaginación, también me apasiona recrear los paisajes y adoro la fotografía. Me gustaría llegar a ser fotógrafa en un futuro. Sí, estoy segura, esta es mi inteligencia.

Annais Díaz-Cacho Pérez, 3ºESO C

La Inteligencia lógico-matemática se define como la capacidad de utilizar los números de manera efectiva, así como razonar adecuadamente empleando el pensamiento lógico-matemático. Ésta es quizá la forma más correcta de definirla, pero para mí bastaría con decir que es mi pasión y mi mundo personal. Las matemáticas no son sólo números, sino también una forma de representar todo lo que nos rodea; por ejemplo los edificios, para algunas personas son figuras geométricas, sin embargo yo no lo veo así. Yo lo veo más como un conjunto de números que tienes que calcular perfectamente, ya que la vida de otras personas depende de ti.

Las matemáticas son necesarias en la vida, sea para lo que sea. Mi momento favorito en las matemáticas es ese instante en el que, mientras estás intentando resolver un problema o algo parecido, que no te sale por más que lo intentas, de pronto te viene a la cabeza la solución, para mí es el momento más satisfactorio de todos los que puedo imaginar.

Las matemáticas yo siempre las he afrontado como un reto; cada problema u operación es una cosa que tengo que resolver, sí o sí. Si ese día no he hecho al menos una operación, en la cama intento resolver problemas que me planteo, o que me han pasado a lo largo del día.

Inteligencia Kinestésica, la cual no se me da nada mal. En concreto el fútbol y correr son mis deportes favoritos. Ese momento en el que vas solo corriendo, que vas pensando en tus cosas, para mí es el momento más relajante del día. Mucha gente no puede salir a correr por pereza o por falta de tiempo; yo, sea como sea, necesito salir, aunque sólo sean 30 minutos, para poder relajarme. Hay muchas ocasiones en las que el cuerpo te pide que te detengas y repongas, pero si en todos esos momentos que el cuerpo te pide parar lo hubiera hecho, no me quedaría contento conmigo mismo. Muchas cosas que he conseguido en mi vida han sido gracias al esfuerzo, hasta el punto de que el cansancio es imperceptible.

Esas son mis dos inteligencias más desarrolladas. A mucha gente le gustan otras, pero yo estoy contento con las dos que tengo, ya que por ellas soy como soy hoy en día: audaz, deportista y un amante del deporte y las matemáticas.

 Roberto Molina Martínez, 3ºESO B

Cada persona tiene una inteligencia diferente, la mía es la Inteligencia intrapersonal. Yo soy una persona educada y me gusta que sean educados conmigo. Sufro mucho cuando veo a niños con falta de cariño, que están siempre solos, sin compañeros; los perros y gatos que viven en la calle pasando hambre. También me gusta escuchar y ayudar a mis amigos, aunque reconozco que soy algo reservado, porque no me gusta que la gente se preocupe por mí en exceso. Me hubiera gustado destacar en alguna inteligencia más, pero soy feliz pensando que destaco en alguna y estoy seguro de que lograré sobresalir en alguna más.

Iván Agulló Morales, 3ºESO C

Sí, siempre nos han hecho creer que los que sacan buenas notas, los que alcanzan grandes metas o los que son capaces de estudiar grandes carreras son más inteligentes o tienen más valía que los que se esfuerzan y no llegan a alcanzar las mismas expectativas, pero yo pienso que no es cierto, en realidad la cuestión no está en ser más inteligente que otro, que es verdad que puede influir, pero la realidad es que para conseguir un objetivo en la vida la clave del éxito está en: mucho trabajo, sacrificio, constancia y  tenacidad. Aunque cueste un poco más, la satisfacción de conseguir las cosas es lo que más gratifica a la persona.

Yo creo que mi inteligencia es la Rítmica-musical, ya que la música me encanta, y la he sentido y vivido desde bien pequeña. La música es un verdadero placer para los sentidos, un deleite para ti mismo y para contagiar de ese disfrute a los demás, sólo con ritmo y unas notas puedes viajar a un mundo distinto y mágico. En un futuro me gustaría dedicarme a la música profesionalmente, aunque es muy muy sacrificado y difícil, hay que esforzarse muchísimo y dedicarle muchas horas de estudio, pero merece la pena.

Otra inteligencia con la que me siento identificada es la Visual-espacial, el mundo del arte. Me encanta todo lo relacionado con el dibujo, el diseño… Éste y el de la música tienen mucho en común. En este mundo puedes transmitir con unas simples pinceladas tus sentimientos, gustos… En un futuro también querría dedicarme a algo que tenga que ver con este ámbito, pero todavía no lo tengo muy claro. Lo que sí que sé es que me esforzaré mucho para alcanzar todo lo que me proponga, porque todos somos capaces de conseguir lo que queremos, no basta sólo inteligencia, sino una buena dosis de ingredientes como esfuerzo, tenacidad, y, sobre todo, muchas ganas de trabajar y aprender.

Inés Mira Pérez, 3ºESO B

¡Hola! Me llamo Jordi Vilaplana y os voy a hablar de mis inteligencias. La semana pasada la profesora de lengua nos puso un vídeo en el que se hablaba de las inteligencias múltiples. ¿Qué es eso de las inteligencias?, me pregunté, y resulta que Howard Gardner ha desarrollado una teoría según la cual existen ocho inteligencias, pero las personas desarrollamos más unas que otras.

En el vídeo explicaban cada una de las inteligencias de una forma diferente: describían varias acciones, habilidades o cualidades relativas a cada una de ellas, también decían qué profesión-profesiones estaban directamente relacionadas con cada inteligencia. Después de analizar el vídeo he llegado a la conclusión de que yo tengo dos inteligencias distintas: la inteligencia Lógica-Matemática y la inteligencia Kinestésica. Ahora os voy a explicar por qué éstas y no otras.

Primero, la inteligencia Lógica-Matemática, porque desde pequeño me han interesado mucho las matemáticas, los cálculos y las adivinanzas. Aparte de todo esto, entre las profesiones que se citaban como las más aconsejables para cada inteligencia se encontraba una de las posibles candidatas para ser mi futura profesión: ingeniero.

Segundo, la inteligencia Kinestésica, porque esta inteligencia habla de deporte y de moverse. Cosa que a mí me gusta y me ha gustado desde pequeño. Recuerdo que ya a los cinco años estaba practicando mi primer deporte, el fútbol, deporte que no dejaría hasta sexto de primaria. Cuando me apunté a mi segunda actividad física, el tenis, que llevo practicando desde entonces y en la cual aún sigo.

A modo de conclusión quiero decir que esta actividad me ha resultado interesante cuanto menos. Y gracias a ella he tenido la oportunidad de saber cuál será mi futura profesión.

 Jordi Vilaplana Sola, 3ºESO B

Pienso que todas las personas sin excepción tienen, al menos, una inteligencia, por eso voy a describir algunas de las mías.

Yo pienso que tengo cinco inteligencias, algo por lo que me siento una persona muy afortunada. En mi opinión he desarrollado la inteligencia Rítmica musical, visual espacial, kinestésica y natural-ecologista. Las razones por las que soy una persona con una cualidad rítmica musical es porque me gusta mucho la música y además toco el clarinete; también poseo la visual espacial ya que me gusta mucho dibujar y me gustaría mucho ser ingeniero. Kinestésica porque se me dan genial los deportes y las actividades físicas, y me gusta muchísimo practicarlas; y por último la natural-ecologista, ya que amo a los animales y soy un gran defensor suyo, y me gustaría encargarme de que la gente no los maltratara.

Así que todas esas personas que se sientan infravaloradas tienen que pensar que todos tenemos al menos una cualidad que, a lo mejor, está oculta, pero hay que dejar que aflore al exterior y sacar el máximo provecho de ella.

Pau Verdú Palao, 3ºESO B

No sé si éste podría parecer un pensamiento presuntuoso, pero yo creo que de las 8 inteligencias tengo la suerte de poseer siete de ellas.

Lingüística-verbal: siempre me ha gustado mucho leer, escribir, los debates, el mundo periodístico…  Me considero una persona con gran capacidad para dirigirme a la gente y hablar en público, ya que poseo una gran personalidad, al tiempo que, curiosamente, no me gusta ser el centro de atención.

Rítmica-musical: la música en sí (notas, partituras complicadas…) no me atraen especialmente, lo que capta mi atención es el poder representar nuestros sentimientos mediante el canto, o, simplemente, el acto de crear nuevos ritmos mediante palmadas.

Visual-espacial: puede que no sea la mejor dibujando o retratando personas, pero lo que me apasiona es el diseño, el arte abstracto, el poder sentir que un lienzo es tuyo porque no lo entiende nadie más que tú. Y la fotografía es para mí un talento. Puede que te guste admirar fotografías e intentar imitarlas, como a mí, pero ese don es algo con el que se nace.

Kinestésica: hay personas relajadas las cuales disfrutan estando tranquilos, quietos y en su zona de confort. Pero yo no soy así, a mí gusta bailar, practicar deportes, correr, saltar, actuar, ser espontánea… me gusta sentir la presión del momento avanzar por mi cuerpo.

Interpersonal: como ya he comentado antes soy una persona muy extrovertida, quiero ayudar a la gente, ser amiga de todos, liderar, interactuar con los demás de manera directa… en mi opinión si no existiesen personas con la inteligencia interpersonal no habría vida social, estaríamos solos, sin nadie con quien hablar por miedo.

Intrapersonal: soy muy soñadora en sentido ‘metafórico’, en parte me gusta aislarme de la sociedad, pensar que nada de lo que sucede en el planeta Tierra existió de verdad (las guerras, el machismo, la hipocresía…), me gusta soñar con un mundo mejor.

Esta actividad me ha hecho darme cuenta de lo importante que es conocerse a uno mismo. Me ha hecho reflexionar y pensar: ¿realmente me conozco a mí misma? Si analizamos el texto anterior podemos observar que, efectivamente, no me conozco a mí misma, y mucho menos los demás me podréis entender. Me gusta ser extrovertida e interactuar con grandes masas, pero al mismo tiempo detesto ser el centro de atención. Me gusta estar pendiente de todo y liderar, pero por otro lado no me gusta que mi opinión sobresalga o impere por encima de la de los demás, sé escuchar otros puntos de vista y, por supuesto, intento valorarlos.

Esto es algo que puede que tenga alguna explicación o, sencillamente  yo estoy loca, pero de lo único de lo que estoy segura al 100% es que me gusta como soy y nunca cambiaré.

Silvia Casanova Llinares, 3ºESO C

Yo me siento identificado con la inteligencia kinestésica, porque para mí hacer deporte es como para un pintor pintar un cuadro, es algo que no me cuesta hacer. Cuando hago deporte me refugio en mi mundo, no pienso en los estudios, ni en ninguna tarea que tenga que realizar, etc. En mi caso el deporte que yo practico y en el que compito es el ciclismo de montaña, mountainbike, Cross Country, como lo quieras llamar, el caso es que cuando cojo la bici y me voy a la montaña no pienso en nada más. A mí me encanta entrenar de noche, estar yo solo en la montaña, en la oscuridad, verme pequeño y ver lo grande que es el mundo, sufrir en una subida hasta que las piernas te hacen cosquillas, y llegar a la meta marcada, y ver que merece la pena todo lo que has sufrido porque al fin has conseguido alcanzar ese objetivo propuesto

En fin, creo que ha quedado claro que el deporte es mi inteligencia y que es una de las pocas cosas en las que no tengo que poner fuerza de voluntad para hacerlo.

Pepe Fernández León, 3ºESO C

Yo pienso que tengo tres inteligencias.

La primera es la inteligencia visual-espacial, que según mucha gente es en la que más destaco. Yo no me considero un artista, por así decirlo, el hecho de dibujar y pintar bien es debido a que desde muy pequeña me gustaba pintar y dibujar personajes de dibujos animados que veía por la tele, o tal vez a que también iba a clases de pintura. Pero para mí es algo que más bien, surge de forma impulsiva, como un acto reflejo.

La otra inteligencia que creo que tengo es la lógica-matemática. Aunque he de reconocer que nunca he sido una apasionada de las mates, pero sí, de la física y la química y es debido a que me viene de familia.

Y la última inteligencia es la naturalista-ecológica, que, en mi opinión, es la que más me gusta. Me gustan mucho los animales, la naturaleza y el ser humano. La vida y el medioambiente es algo para mí muy intrigante y misterioso. Quiero saber más sobre la vida, descubrir nuevos lugares y nuevas especies, porque para mí la vida es un enigma aún por descubrir.

Por eso, en un futuro me gustaría dedicarme a la medicina o a la biología, en parte porque puedes descubrir cosas nuevas sobre la vida y la naturaleza, ayudas a los demás y también, porque dejas volar tu imaginación, eres meticuloso y útil.

Lucía Valls Hernández, 3ºESO C

“No corras. Ve despacio”

¡No corras. Ve despacio,
que donde tienes que ir
es a ti solo!

¡Ve despacio, no corras,
que el niño de tu yo, recién nacido
eterno,
no te puede seguir!

Si vas deprisa,
el tiempo volará ante ti, como una
mariposilla esquiva.

Si vas despacio,
el tiempo irá detrás de ti,
como un buey manso.

Juan Ramón Jiménez

    

Actividad Voluntaria para el DÍA DEL LIBRO

¡Hola estimados alumnos y alumnas! Como sabéis el próximo 23 de abril celebraremos una efeméride muy especial, que desde esta asignatura acogemos todos los años con gran entusiasmo: EL DÍA DEL LIBRO. Así que esta actividad voluntaria pretende rendir un pequeño homenaje a ellos, LOS LIBROS, que tantas alegrías, buenos momentos, satisfacciones, algún que otro susto o misterio por resolver, y sobre todo muchas lecciones para no olvidar y consejos para ayudarnos a caminar por la vida, nos han regalado desde la primera hasta la última palabra que cubren sus páginas de bellas historias.

Todos los que se animen a participar en esta iniciativa deben saber que podrán sumar en su nota final 0,75 puntos (tercera evaluación), ¡lo que no está nada mal! y lo que es mejor aún, estaréis dedicando parte de vuestro tiempo a los que de forma desinteresada nos entregaron lo mejor de sí para hacer de nosotros personas creativas, con sueños y metas por cumplir, personas con inquietudes y ganas de vivir miles de fascinantes capítulos cargados de emoción e intensidad. ¡Los libros merecen este reconocimiento!

¿Qué debes hacer? ¡Muy sencillo! Individualmente o por parejas debéis grabar un vídeo en el que respondáis a las siguientes cuestiones:

1. ¿Cuáles son las tres palabras que mejor te definen?

2. Piensa en tres palabras con una connotación positiva, ¿a quién se las dedicarías?

3. Palabras que te gustaría borrar para siempre de tu mente y tu corazón (por su connotación negativa).

4. Tu palabra preferida, ¿por qué? (No importa cuál sea su significado, puede que te agrade por su sonoridad, por ser muy breve o muy larga, por su connotación, por ser la primera palabra que pronunciaste, por lo que representa para ti…).

5. Un verso o una estrofa que vive en tu recuerdo.

6. ¿La palabra más hermosa?, ¿por qué?

7. ¿Un libro?, ¿por qué él?

El vídeo deberás enviarlo por correo a mi dirección: aida.profesorsanjuanysanpablo@gmail.com

Fecha límite de entrega: Jueves 6 de abril.

¡Ánimo!

Día del libro 2