Archive for the Category »Mitos y Leyendas «

Cuentan que…

Hadas, ninfas, princesas y caballeros, todos se dan cita en estos maravillosos cuentos.
Realidad y fantasía escribieron juntas estos relatos, que de generación en generación fueron pasando.

Héroes, seres extraordinarios, dioses, musas y demás seres estrafalarios. Todos protagonistas de estas historias que desde niños nos hicieron soñar despiertos.

Con ellos crecimos, celebrando con orgullo sus gestas y éxitos. Surcamos mares, escalamos montañas, y fuimos intrépidos aventureros. Como ellos, hubo ocasiones en las que sentimos miedo, pero nunca nos rendimos, pues seguimos su ejemplo.

Vencimos a temibles monstruos, escapamos incluso de un tortuoso laberinto. Rompimos con todo lo establecido para descubrir la magia de mundos desconocidos. Aprendimos de los dioses a derrotar nuestras flaquezas humanas.

Quizá por todo ello nos encanta recordar juntos estas grandes hazañas.

La caja de Pandora por Natalia Guillem, 1ºESO B

 

Hades por Lucía Fernández, 1ºESO B 

 

Tajo de Roldán por Sonia Sanchís Arnedo, 1ºESO A

Cuenta la leyenda, que en tiempos remotos en la sierra de “Puig Campana”, Benidorm, vivía un gigante llamado Roldán. El gigante era dueño de aquellos parajes, hasta se construyó una cabaña para protegerse del tiempo. Era el rey de la sierra. Cuando los animales feroces le acosaban, le bastaba con dar un par de zancadas para ponerse a salvo, y con solo dos zancadas llegaba al mar para bañarse en los días calurosos. Vivía satisfecho y despreocupado, pero no era un ser alegre, parecía siempre triste.

Pero todo cambió cuando un día que caminaba hacia el mar para bañarse, se encontró a una jovencita muy bella. Estaba jugueteando con el agua y al sentir su presencia, se volvió rápidamente. Sus ojos de un azul profundo, le miraron con curiosidad y ésta le ofreció agua del cuenco que sostenían sus blancas y delicadas manos. Rió suavemente y rió el gigante también con una sonora carcajada, gozoso y feliz como nunca. ¡El coloso se había convertido en un verdadero ser humano!. Desde ese momento ya nunca se separaron. Roldán la condujo a su cabaña para transformar su cabaña en un refugio grato para ella. Los dos disfrutaban de una felicidad perfecta. Dormían bajo las estrellas y Roldán elegía las hierbas más finas y perfumadas para que le sirvieran de lecho.

Pero eso duró poco. Un día que Roldán volvía a su cabaña contento y confiado, apareció un extraño ser, parecía una sombra -¿Quién eres?- le preguntó. Y la sombra con voz helada le dijo: corre si quieres encontrar viva a tu compañera, pues cuando acabe el día acabará también su vida. Cuando el último rayo de sol abandone su cabaña, morirá. Entonces, Roldán partió veloz hacia su cabaña. La joven estaba muriéndose efectivamente. Su pena y su desesperación no tuvieron límites. Se quedó paralizado en la entrada, no atreviéndose ni a respirar por miedo a que cualquier movimiento pudiera romper el hilo que aún la unía a la vida. El pobre Roldán se repetía, una y otra vez: cuando se oculte el sol, cuando su último rayo desaparezca de la faz de la tierra, morirá, morirá…¡morirá!

El sol se iba escondiendo cada vez más veloz detrás de la montaña, entonces, enloquecido, salió corriendo hacia la cumbre del “Puig Campana”, la ladera tras la que el sol estaba llegando a su ocaso.

De un furioso puntapié arrancó un enorme pedazo que salió por los aires y fue a caer al mar. Por aquel hueco tan abierto siguió penetrando la luz del sol unos minutos más, ¡Unos minutos más de vida para su amada!

Pero el sol, finalmente, se ocultó por completo…¡La muerte cerró para siempre aquellos ojos tan bellos!

Sonia Sanchís

Con ella en brazos continuó andando bajo las estrellas. La salida de la luna, una estela luminosa en el mar, atrajo su atención, entonces se dirigió hacia allí. Quién sabe si con la loca esperanza de que aquella luz que se derramaba sobre el agua pudiera devolverle la vida a la niña rubia que parecía dormida. Con los ojos fijos en el disco de plata llegó hasta la playa, penetró en las aguas, siguiendo aquel camino fosforescente, cuya claridad permitía tener el cuerpo en alto. Pero de pronto su marcha se vio interrumpida con el nacimiento de una nueva isla; amparado entonces por una cavidad del islote, pudo seguir defendiéndola. Pero vencido por completo, la depositó con muchísimo cuidado en ese mismo hueco. No quiso regresar. ¿Cómo iba a dejarla tan sola y tan indefensa? Se abrazó a ella para con su cuerpo seguir cuidándola y protegiéndola hasta la eternidad…

El “Puig Campana”, con su cumbre rota, es el más fiel pregonero de este hermoso y conmovedor romance, esta cumbre rota se conoce desde entonces como  “La isla de Benidorm”.

 Sonia Sanchís 2

Colón y el Triángulo de las Bermudas por Vicky Bernabeu, 1ºESO B

 Vicky

La fuente de San Pascual por Sara Sanchís, 1ºESO A

Cuenta la leyenda que, Domingo Pérez, un labrador honrado y de cristianas costumbres, vecino de la villa de Ibi, tenía tierras de secano, en las cuales, nunca se había descubierto agua. Cuentan que en 1661, estaba aquella tierra muy seca, debido a que no había llovido durante tres años, y las fuentes y pozos se habían secado. Cansado de soportar dicha situación, se acordó un día del milagro de San Pascual, quien había conseguido sacar una fuente en tierra seca. Aquel 4 de agosto dijo Domingo que iba a buscar agua en nombre de San Pascual. Otro labrador que se encontraba con él, llamado Tomás Guillem le dijo con sorna: no encontrarás agua ni aunque excavaras hasta el fin de tus días, pero él le dijo: tengamos fe en Dios, que gracias a San Pascual nos ha de dar agua. Y partió de allí para ir a cumplir su cometido. Pensando dónde cavar, levantó la azada diciendo con  fe en nombre de Dios y San Pascual: ¡cosa prodigiosa! Cuando dio el golpe en aquella tierra, salió una fuente de agua cristalina.

Empezó a correr para dar noticia de la nueva y milagrosa noticia a su compañero. Cuando éste le oyó, no se lo podía creer. La gente que estaba allí se quedó petrificada al ver la fuente de agua cristalina y alabaron a Dios por ese milagro.

Cuenta la leyenda que Domingo Pérez padecía dolores de estómago, fue a visitar a San Pascual para pedirle remedio y quedó libre de todo dolor.

En Ibi, en honor a San Pascual, se construyó una sencilla pero hermosa capilla.

                       Sara Sanchís              Sara Sanchís 2

 

El monstruo del Lago Ness por Vicente Pardines, 1ºESO B

 Vicente

 Dédalo y su laberinto por Sergi Juan, 1ºESO A

Érase una vez un hombre llamado Dédalo, que después de ser expulsado de Atenas, tras ser acusado de la muerte de Talo, se dirigió hasta la isla de Creta. El rey lo aceptó como  arquitecto, dados sus conocimientos, y porque la isla estaba necesitaba de este oficio.

Dédalo comenzó su vida en Creta como cualquier otro arquitecto, pero gracias a sus obras, llamó la atención del rey, y éste le pidió entonces que diseñara un lugar en el que poder encerrar al minotauro que se encontraba en la isla.

Con sus grandes conocimientos de arquitectura, Dédalo creó un laberinto del que sería imposible salir. Los pasadizos llevaban a más pasadizos, éstos a su vez, a nuevos recorridos. El rey estaba tan contento con su trabajo que no le dejó irse de la isla para que siguiera haciendo obras tan maravillas como aquel  laberinto.

Sergi Juan

La leyenda del Sol y la Luna por Isabella Berenguer, 1ºESO B 

 Isabella

Category: Mitos y Leyendas  Tags: , , , ,  Comments off

Mitos y Leyendas

Venimos al mundo en blanco, quizá por ello al contemplar la primera luz, millones de interrogantes se agolpan veloces para coger el primer turno; y así comienza nuestra particular carrera de inquietudes por resolver.

Cuando somos niños nuestra mente sensible, despojada de todo perjuicio necesita nutrirse de respuestas. Los mayores ríen ante muchas de nuestras inverosímiles preguntas, pero lo cierto es que lo quieran o no, acaban contagiándose de ese incesante afán por saber y descubrir.

A medida que vamos creciendo, por alguna inexplicable razón, encontrar la respuesta a muchos por qué…se torna una tarea harto difícil, y los adultos, aún con la mejor de sus intenciones, no pueden más que refugiarse en el silencio y encogerse de hombros…Sin embargo, esta no es razón para desistir, piensa el niño, y en su interior asume que si no tuvo suerte con alguna cuestión, tal vez pueda rebatir con otra.

Así la vida se plantea ante los ojos de un niño como un gran enigma por resolver, pero éste no tiene prisa, confía en su instinto y sabe que su olfato de detective profesional le ayudará a ir encontrando las pistas para avanzar, y por si el tiempo pasa y se hace mayor sin haber atado todos los cabos, en su camino -como diminutas partículas de pan- habrá dejado los vestigios de un caso abierto, para que aquel adulto que siga creyendo en los misterios pueda algún día sumarse a su enriquecedora búsqueda.

A veces los adultos estamos tan enfrascados en nuestras preocupaciones diarias, que no prestamos la suficiente atención a la belleza de cuanto nos rodea, y son los niños con sus divertidas incógnitas, quienes nos invitar a detener la atención en las pequeñas cosas: la lluvia, una flor, la luna…y esa llamada de atención basta para que nuestros sentidos despierten y comencemos a viajar de su mano por el infinito sendero de la imaginación, donde quizá hallemos algunas respuestas. De este modo, convertidos ya en valientes caballeros, nos lanzamos al encuentro de grandes aventuras, lidiando con las más fieras criaturas, acogiendo sin temor la respuesta de los dioses, rehuyendo a duras penas de los cantos de sirena para cumplir con méritos nuestra misión. Nos enamoramos, alcanzamos efímeramente la fórmula codiciada de la inmortalidad, y por un momento somos bendecidos con un súper poder que no dudamos en usar en beneficio de nuestra ciudad, quien nos recordará eternamente por nuestra gesta. Resolveremos miles de jeroglíficos y al volver de ese intenso mundo de fantasía, quizá logremos entender mejor la realidad. Y sino es así, siempre podremos cerrar los ojos y vagar libres a través de las inquietantes páginas de una leyenda o un mito…

Deleitaros con algunos de ellos…

Lucía Tárraga Romero, 1ºESO A


Natalia Teruel Santoyo, 1ºESO B

Soraya Aracil Seco, 1ºESO A


Adrián Pradell Huertas, 1ºESO A


Carla Valero Ruiz, 1ºESO B


Clara Rivas Boronat, 1ºESO A


Octavio Ferrero Miró, 1ºESO B


Lucía Valls Hernández, 1ºESO B


Carlos Asensio Alal, 1ºESO A


Laura Salvador, 1ºESO A


Nerea Giner, 1ºESO B


Javier Latorre Martí, 1ºESO A


Aitana Prats Parra, 1ºESO B


Daniel Amorós, 1ºESO B


Lucía Brotons Sarabia, 1ºESO A

 

Category: Mitos y Leyendas  Tags: , ,  Comments off