Archive for » enero, 2015 «

Deseos para que el mundo sea mejor…

“Imagina a toda la gente viviendo la vida en paz”. Ese fue el deseo expreso de John Lennon hace cuarenta y cuatro años, y lo triste es que se fue sin haber podido asistir a su culminación. Él, un hombre que amaba la vida, que cantaba a la libertad y que creía en la palabra como la mejor combatiente del horror, se marchó dejando tras de sí los rescoldos de un sueño malherido y trastocado, que en su búsqueda desesperada por la conciliación, se encontró de bruces con la guerra.

Se fue sin decir adiós, con la esperanza quebrantada de quien tiene aún un largo camino por recorrer, y sobre todo, muchas metas por alcanzar. Sin embargo, su intuición no le falló cuando compuso aquella canción antes de irse, un esplendoroso desfile de vocablos amados que él reunió para crear un mensaje unívoco de paz.

En nuestros corazones quedó grabada aquella letra entusiasta, que tantas y tantas veces entonamos con ferviente pasión. Palabras alimentadas por la fuerza de nuestra voz, empujadas a salir al mundo al abrazo de nuestro cálido aliento. Y llegaron a volar libres, hubo momentos en que sí lo consiguieron, pero su libertad se vio truncada en mitad de un dadivoso viaje que las trajo de vuelta al papel mojado.

Quizá fue el miedo lo que nos paralizó, o la violencia con su imponente presencia física, pero ante ello siempre nos quedará nuestra fe, el mejor abrigo del alma, para seguir cantando por aquello que nos pertenece sin condición.

Aunemos nuestras ilusiones y deseos para tocar con los dedos un sueño que algún día, sin duda, se hará realidad.

Gracias alumnos y alumnas por devolvernos la esperanza de que un mundo mejor es posible.

 

Refranes

Dicen de ellos que tienen la respuesta para todo, que incluso raramente se equivocan, y de hacerlo, siempre encuentran las palabras idóneas con las que enmendar su error. Podría acusárseles por ello de cierta pedantería, sin embargo, su carácter cercano, su retórica siempre sencilla y su naturalidad ante cualquier situación de la vida, por compleja que esta pudiera ser, no hace sino aumentar nuestra debilidad y confianza por ellos.

Su emblema es la sinceridad, no pretenden ser incisivos, ni mordaces, pero no pueden evitar que a veces su presencia incomode, pues son dignos defensores de la verdad, y ésta, aunque aclamada, a veces puede defraudar. Por ello, siempre aguardan prudentes, y antes de entrar en acción, se aseguran de saber que son bienvenidos. De hecho, nunca aparecen sin avisar, son bien respetuosos, y prefieren esperar nuestra llamada. Antes de pronunciarse, piensan a conciencia, porque saben que aquello que digan pondrá el broche final a cualquier conversación.

Tienen la admirable habilidad de no perder nunca el equilibrio, son estables e imparciales. Tienen bien aprehendido el sentido de la justicia, y por ello le dan a cada uno lo que le corresponde, velando en todo momento por encontrar el punto exacto de azúcar y sal.

Curtidos por la sabiduría popular, continuaron su formación gracias al apoyo incondicional de aquellas personas de gran corazón que les vieron crecer, las mismas que contribuyeron decisivamente en su madurez. Y lejos de renegar de su origen humilde, aprovechan cada ocasión para hacer alarde de ello y lucir con orgullo su pasado.

Nunca han estado de vuelta de nada, siempre mantienen los pies en la tierra y nunca pierden su sentido. Y quizá esa postura les engrandece aún más.

Son la voz de la experiencia, y si nosotros lo deseamos, seguirán enalteciendo nuestro discurso.

Profundicemos en ese maravilloso legado cultural que nos dejaron nuestros antepasados de la mano de nuestros alumnos de 2ºESO, que nos traen un recopilatorio del refranero español.

09fcd23ad2f8944838643508cca9c1bc

Ángela Mínguez Bernabéu y Cristina Gosálbez Beneyto, 2ºESO A

 

Mila Martínez Ferrero y Lucía Vicedo Márquez, 2ºESO B


 

Ángela Vilaplana Verdú y Nicolás Payá Martínez, 2ºESO A y B


 

Verónica Ruiz Gisbert y Denisa Turcu, 2ºESO A

 

Jorge Serrano Arratia y Davis Rus, 2ºESO A


 

Sandra Yago Regidor y Estela Ortega Bernabéu, 2ºESO B


 

Carlos Vicedo Pina y Fernando Verdú Ortiz, 2ºESO B


Category: Refranero Español  Tags: , ,  Comments off

Cuatro siglos de Poesía

No importa que no puedas entenderme, si me escuchas con atención siempre podré guiarte. Te aconsejaré cuando te sientas solo, y en mí encontrarás el refugio que anhele tu corazón. Combatiré la ira y el rencor con mi simple presencia. Y seré incondicional a tu llamada. Seré el aliento que te ayude a avanzar, el reflejo vivo de tus sentimientos, la cura a todas tus heridas, el abrazo cálido, el artífice de tus lágrimas de emoción y tus francas sonrisas.

Y si algún día me equivoco, te daré la clave para rectificar. Prometo no rendirme nunca, nací para ayudar a los hombres y mientras perdure mi cometido no me iré. Sólo te pido algo a cambio, cree en mí, necesito de tu fe para darle sentido a mi existencia, saber que juntos podemos cambiar el mundo y hacerlo mejor, más humano, más solidario, más justo y tolerante.

Quiero seguir endulzando momentos, embellecer tu camino, hablar constantemente de amor, hacer reír… Quiero seguir creando historias que alimenten sueños, uniendo a las personas creando lazos imperecederos…Quiero ser el camino para la paz, la voz del desamparado, la esperanza del que esté sufriendo, la mejor arma contra la indiferencia y el dolor. Quiero seguir dándote razones para que ames la vida en toda su inmensidad, para que así la cuides y protejas. Quiero acompañarte y seguir en silencio tus pasos, para nunca dejarte caer.

Quiero vivir eternamente en tus labios, moverme libre sobre el papel y ser el mejor trazo en la mano de aquel que siempre confió en mí.

Siempre vuestra. La Palabra.

En homenaje a todos los que luchan y lucharon por la libertad de expresión.

B6xC5L4CMAAau8f.jpg large