Teatros y Escape rooms para hacernos amar la literatura…

Hace ya cinco años que pusimos en marcha la iniciativa L-15, y con cada promoción descubro y vivo situaciones diferentes y genuinas que me han llevado a amar más si cabe la lectura.

Los libros son arte, y como tales, nunca nos dejan indiferentes, siempre, como les suelo decir a mis alumnos y alumnas, despiertan en nuestro ser algún sentimiento, nos conectan con nuestro yo más escondido, nos devuelven a un recóndito lugar de nuestra infancia, o nos conducen hasta realidades desconocidas. A veces nos conmueven y otras, sin embargo, nos hacen reír. Los libros nos proporcionan una sensación inefable que pocas otras experiencias nos permiten, reservan cautelosamente un diálogo emocional para con nosotros, sin intermediarios, sin segundas opiniones, lo que entre el lector y la historia sucede queda encerrado en una especie de lugar ininteligible para los demás, pero profundamente revelador para sus protagonistas. Su mágica personalidad es capaz de crear infinitos códigos secretos para cada uno de sus incondicionales, y éstos guardarán la clave con su vida, porque, seguramente, lo que entre esas páginas descubrieron, de alguna manera u otra, les habrá cambiado para siempre.

Los alumnos de 3ºESO han leído este trimestre novelas de amor, de misterio,  basadas en hechos reales y han ingeniado una divertida fórmula para hacernos llegar su mensaje y contagiarnos, al tiempo, de una de las aficiones más productivas y enriquecedoras: la lectura. Con sus representaciones teatrales y sus intrigantes Escape Rooms, nos han fascinado. He aquí algunas instantáneas que así lo demuestran…

 

 

 

 

 

Mi porqué…

Hace algunos años, por circunstancias que la vida a veces te deja como prueba, me di cuenta de que todas las personas venimos al mundo por una razón. Puede que tardemos poco en descubrirla o, quizá, necesitemos de muchos años para hacerlo, pero es muy probable que llegado el momento la veamos ante nosotros con claridad.

El primer encontronazo duro y real con la muerte me dio la esperanza necesaria para creer en dicha teoría. Era tremendamente injusto que el destino impusiera su ferocidad sobre alguien tan joven, tan lleno de ganas de vivir, pero entonces, desde mi profundo dolor, comencé a recordar todo lo que había aprendido de ese maravilloso ser humano, me vi a mí misma recorriendo las calles a su lado, feliz, y viviendo de verdad ese sencillo momento. Rememoré muchas de las veces que había terminado con dolor de estómago por lo que había reído escuchando sus chistes, y cuando tocaba la puerta de mi habitación para traerme la cena, y yo la devoraba. O cuando me arropaba y me cogía la mano y entonces ya no me daba miedo la noche. Pensé en sus abrazos y en todos los te quiero, en las tardes de cine, en las canciones que siempre sonaban en su voz, en sus ojos siempre brillantes. Y recordé la última Navidad, su deseo de ver el mar, la magia que hacía para regalarme un cumpleaños inolvidable, su forma de sonreírle a la vida. Y justo cuando creía que iba a desmoronarme una vez más, una inefable paz interior recorrió por completo mi cuerpo. Mi padre, el que siempre sería mi héroe, había cumplido su misión, y puede que se fuera sin saberlo, no sé si algún día lo averiguaré, pero lo cierto es que su porqué reviviría cada día en cada uno de nosotros. Y así es como yo quiero vivir.

¿Mi porqué? Es difícil despejar semejante interrogante, aunque empiezo a creer que la respuesta es más sencilla de lo que creo. Mi razón es mi familia, a la que no elegí, pero tuve ese inmenso privilegio; mi porqué está en mi trabajo, que es mucho más que eso, pues sin él nunca hubiera completado buena parte de mi esencia; mis razones, mis porqués los encuentro en la gente que amo, en los sueños que intento mantener vivos, en mi esfuerzo por ser mejor persona, en mi afán por aprender, descubrir, y no estar nunca de vuelta de nada, en saber que esta oportunidad merece realmente la pena.

Mi porqué podrá llenarse de más motivos a lo largo de este inescrutable camino, quién sabe, seguiré caminando para no perdérmelo, hasta que algún día, las respuestas dejen de vivir en mí, y suceda, como en la historia que os conté, que alguien las atesore en su corazón y le alienten a seguir buscando su lugar.

Mi porqué por Candela Fernández:

Soy hija, sobrina, hermana, nieta, amiga, vecina… pero sobre todo soy yo.

Nací el 28 de abril de 2005, hace catorce años.

Según mis padres me dicen, soy lo más preciado que tienen, junto a mi hermana. Dicen que he cambiado por la edad, pero a pesar de nuestros enfados cada dos por tres, me quieren muchísimo.

Para mis amigos soy atenta, comprensiva, demasiado enfadica, generosa, graciosa y bastante dominante. Me encanta que todo esté perfecto, y si puede ser, a mi gusto. Quizás ese sea el porqué de mis discusiones diarias con todo el mundo.

Yo creo que soy una persona distinta, no sé muy bien si para bien o para mal. Tengo un carácter muy imponente y siempre me enfado por cualquier cosa. A pesar de esto, soy una persona a la que le encanta hacer reír a los demás.

Una sonrisa más es una desgracia menos.

La verdad es que no sé muy bien cuál es mi porqué, no sé por qué toda la gente de mi alrededor me aprecia si suelo herir a todo el mundo cuando me enfado, pero creo que tengo algo dentro de mí que hace que me arrepienta de las cosas justo a tiempo, casi siempre.

Me encantaría poder expresar mis sentimientos hacia todo el mundo, porque a pesar de llevar en este mundo catorce años, pocas personas me han aclarado cuál es mi porqué, y la mitad ya no están.

Creo que si estoy aquí es únicamente para hacer ver a los demás que por muchos baches que tenga la vida y que se nos cruzan por delante, hay que seguir en pie.

Creo que soy ejemplo de superación, soy la voz interior que dice “no te rindas, no todo está perdido”. Porque además de ser todos y cada uno de los adjetivos que me definen, soy el ejemplo perfecto de interés y apoyo a uno mismo.

 ¿Cuál es mi porqué? Por Marina Brotons:

Nunca me había hecho esta pregunta, ¿Cuál es mi porqué? Después de estar varios días pensando sobre el tema he llegado a la conclusión de que, como todo el mundo, lo que quiero es ser feliz. Parece algo simple, ser feliz, pero si lo piensas te darás cuenta de que es bastante complicado. Pocas personas logran ser verdaderamente felices, creo que esto se debe a que los humanos buscamos esta sensación en lo material en lugar de en lo sentimental. Desde mi punto de vista la felicidad es poder estar rodeado de personas que te quieren y te aprecian. Pienso que, sobre todo, en la etapa de la vida en la que me encuentro debo valorar más a mi familia y amigos, ya que son lo más importante que tengo y sé que ellos estarán siempre que los necesite. Cada vez me voy dando más cuenta de que lo que me hace verdaderamente feliz es ver a mis amigas alegres. No me gusta ver a mis seres queridos tristes, por eso intento sacarles siempre una gran sonrisa y cuando lo consigo y escucho sus carcajadas o veo su rostro de felicidad me siento la persona más alegre del mundo. Además, cuando son ellas las que me sacan una sonrisa a mí, pienso en lo afortunada que soy de poder tenerlas a mi lado y de poder compartir tantos momentos junto a ellas.

Uno de mis mayores sueños es poder tener una gran familia. Creo que esto se debe a que soy hija única, cosa que puede estar bien, pero preferiría poder tener hermanos con los que compartir aventuras, secretos, momentos… A veces veo como mis amigas o familiares hablan con sus hermanos, comparten consejos o se cuentan anécdotas y pienso en lo bonito que sería poder hacer lo mismo.

Yo pienso que he venido a este mundo para poder disfrutar y saber valorar los buenos momentos junto a mis seres queridos. Lo que quiero conseguir es dejar de lado la tristeza, que en muchas ocasiones llega sin razones suficientes y no me deja aprovechar mi vida.

¿Cuál es tu porqué, tu razón de ser? Por Elisabeth Carrasco:

Mi porqué en esta vida es ser una buena persona, hacer muchas amistades, ayudar y ser empática con los demás y sobre todo, saber escuchar y tener paciencia.

También parte de mi porqué, es estar con mi familia, ir de vacaciones, estudiar, para, en un futuro, tener mi carrera, casarme, tener hijos…

Creo que para la mayoría de la gente su porqué son los objetos materiales y el dinero, porque sin el dinero es evidente que no podríamos vivir y por eso trabajamos para conseguirlo, pero no es el todo la mayoría de gente está equivocada, porque la gran parte del porqué de todos, es la felicidad, pues aunque solo sea un sentimiento, la felicidad la podemos encontrar en todos los sitios, hasta en las cosas más sencillas, creo que es algo que nos caracteriza, algo que nos hace únicos y especiales. Y sí… Eso creo que el porqué de la vida es sacar lo mejor de ti, intentar que tú te sientas orgulloso de ti mismo, quererte tal y como eres, no dejar ningún gesto de cariño para otro día o momento, sacar los valores que te han inculcado, es decir, tú mejor parte y, sobre todo, lo más importante de todo, disfrutar cada día y cada momento como si fuera el último.

 ¿CUÁL ES MI PORQUÉ? Por Irene Villar:

Nunca me había planteado esta pregunta, considero que en la actualidad mi porqué de vivir son mis amigos y familia.

Creo que ellos son realmente mi porqué, ya que por ellos muchas veces hago unas cosas u otras.

Siempre han estado ellos conmigo en casos buenos y malos, entonces yo también estoy con ellos casi siempre porque me han hecho ver que yo no podría vivir sin ellos.

Normalmente cuando me pasa algo malo, o estoy indecisa, u otros muchos motivos por los que no estoy bien suelo pedir consejo a mi familia y a mis amigos. Y eso me ha dado mucho que pensar, ya que no podría vivir sin ellos y sin esos consejos.

Otro pilar de mi vida es la danza. Me gusta porque combina la música y la expresión facial. Muchas veces cuando estoy agobiada suelo poner música y bailo por mi casa.

Dentro de la danza el tipo que más me gusta es el ballet, ya que te suele enseñar muchas disciplinas sobre tu cuerpo. También me encanta por el motivo que puedes crear la historia que quieras puedes expresar la tuya propia.

En un futuro me gustaría trabajar en un laboratorio especializado en reproducción in vitro y creo que eso me llenaría personalmente.

Todos estos motivos se resumen en un solo sentimiento, que es la felicidad.

MI PORQUÉ por Mar Mira

Creo que todos tenemos una misión especial en la vida y dependiendo de las capacidades y habilidades que vayamos desarrollando a lo largo de nuestra vida nos inclinaremos hacia lo que más nos guste o nos sintamos atraídos. Hay personas a las que les gusta crear, pintar… Otras que inventan e investigan, otros son felices ayudando a los demás. Conforme vayamos madurando, nos daremos cuentan de que es lo qué queremos ser o a qué queremos dedicar nuestro tiempo.

A mí personalmente, me gusta ayudar a la gente, me llama la atención el campo de la medicina, aunque también me inclino mucho por la música con la cual me siento muy cómoda, me hace muy feliz y me ayuda a desconectar de los problemas, pero, por un lado es una disciplina muy estricta y requiere muchas horas de estudio, y por otra parte, es lo que me hace feliz y no voy a parar de pelear hasta conseguir lo que yo quiero. Aparte creo que estoy aquí para apoyar a las personas de mi entorno, ya que no soporto ver tristeza en ellos e intento animarlos para que se sientan mejor. Como todos, también tengo mis defectos y uno de ellos es que me agobio demasiado y no veo lo positivo en muchas ocasiones, aunque a lo largo de esta vida intentaré afrontarlo con mucha paciencia.

Todavía es muy pronto para saber a qué me quiero dedicar (pero tengo cierta idea), lo más importante es que estamos en este mundo para intentar hacer felices a los demás pero sobre todo ser feliz uno mismo.

¿CUÁL ES MI PORQUÉ? Por Miguel Monzó

Hola, me llamo Miguel Ángel Monzó Guillem, y nací el 28 de febrero del 2005. Vivo en Ibi, y por ahora quiero seguir aquí.

El por qué estoy aquí, claro está que es por mis padres. La verdad es que yo llegué sin avisar, por sorpresa, pero como me dice mi madre siempre, llegué en el momento justo, no tenía pensado quedarse embarazada tan pronto, pero así fue.

Ella siempre me dice que cuando nací solo me faltaban un par de alas para ser un ángel, su ángel de la guarda, por eso lo de mi nombre compuesto, MIGUEL ÁNGEL, aunque todos me llaman Miguel.

Y además por parte de mi familia materna, desde que nació mi tío Paco no habían nacido más chicos, así que mi abuelo y mi tío dieron las gracias. ¡por fin un chico!.

Yo creo que en esta vida todos nacemos con un motivo, sea el que sea…y el destino y la forma de vida que luego decidamos seguir será lo que marque nuestro camino. Soy muy joven pero ya he vivido experiencias que me han hecho madurar y que me han hecho saber decidir por mí mismo lo que quiero y no quiero no en mi vida.

¿Cuál es mi porqué? Pues ahora mismo pienso que ser feliz y disfrutar de mi gente y encargarme de que ellos también lo sean.

Ya que sin querer el tiempo pasa, las personas cambian y la vida también.

¿CUÁL ES TU PORQUÉ, TU RAZÓN DE SER? Por Claudia Juan

Estoy convencida de que todos venimos a este mundo para aportar aquello que nos hace únicos y especiales.

Cuando somos pequeños, no somos conscientes de que nuestro paso en este mundo es limitado, pues nacemos, vamos creciendo hasta que llega un momento en el que aprendemos que algún día finalizará nuestra vida. Creo que es en ese momento cuando empiezas a plantearte, cuál es tu papel contigo misma y con los demás.

En un plano más personal, yo me di cuenta cuando me enfrenté por primera vez a la pérdida de un familiar cercano, mi abuelo, fue en ese instante, cuando vi y sentí, que nuestra vida puede cambiar en un segundo. Ese hecho me hizo replantearme muchas cosas, valorar los pequeños detalles, permanecer feliz y compartir mi alegría con las personas que me rodean, y ,sobre todo, no dejar de vivir ningún momento que la vida nos ofrece. Aunque no es fácil permanecer siempre contento, cuando tengo malos momentos, comienzo a pensar en mis planes de futuro, si se cumplirán mis sueños, si alcanzaré mis logros… No tengo muy claro qué quiero estudiar ,pero lo que tengo muy presente es que quiero seguir rodeada de gente a la que adoro, e intentar hacer sentir bien a mi familia, amigos, compañeros…

Me vuelvo a replantear el título de esta redacción, e intento imaginar mi vida cuando cumpla cuarenta años, me gustaría compartir mi vida con alguien, y poder formar una familia llena de felicidad y amor, pudiendo disfrutar momentos juntos.

Respecto a mi afición, quizás me imagino como una profesora de Historia, o en cualquier profesión en la que un futuro me guste y quiera disfrutar de ello.

Me gustaría viajar, conocer nuevas culturas y poder enriquecerme y nutrirme de las diferentes formas de vivir de otras personas, y aprender a valorar y conformarnos con lo que tenemos.

En definitiva, mi objetivo y el de todas las personas, es ser feliz y disfrutar de los pequeños momentos.

Érase un árbol…

Hay una actividad que suelo encomendar a los alumnos/as de 3ºESO para el primer trimestre que me gusta especialmente. Tiene carácter voluntario, pero me sorprende que sean muchos los niños y las niñas que se animan a su realización. Es una propuesta sencilla, y casi me atrevería a decir, convencional, pues no es precisamente innovadora, pero está revestida de esa personalidad genuina y arrolladora que tanto me fascina.

Su potencial reside en el hecho mágico de que consigue, al menos por un momento, reunir a la familia al completo en torno a un árbol. Pero no un árbol cualquiera, uno con unas raíces marcadamente sólidas, que han aguantado generación tras generación, con esperanza, con brío, con amor. Un árbol capaz de cobijar la tristeza y resguardar el dolor, y, al tiempo, cedernos recovecos de luz en los momentos felices. Ese árbol nos vio crecer, custodia nuestra esencia, es nuestro rincón especial y representa lo que cada uno de nosotros somos.

Ese árbol ha aguantado firme contra viento y marea, vio caer algunas de sus hojas, resquebrajarse algunas de sus ramas, perder, en cierto modo, su vigor juvenil, pero tiene claro cuál es su papel en este mundo, y jamás permitirá que su tronco languidezca, se mantendrá firme sujeto a la tierra, donde sus raíces seguirán creciendo, nutriéndose del torrente de vida que circula por su interior, de la alegría que le proporcionan los minerales que tornan su existencia un poco más halagüeña cada día. Ese árbol, que tanto nos quiere, nos mira, aunque nosotros no siempre lo hagamos, porque sabe que, de algún modo, regresaremos a él cuando nos hallemos perdidos, cuando la nostalgia nos cubra y queramos rememorar viejos tiempos, y, sobre todo, cuando recordemos que la familia es el hogar del corazón.

 

“La familia es el País del alma. Hay un ángel en la familia que por la influencia misteriosa de la gracia, la dulzura y el amor, hace que el cumplimiento de los deberes sea una tarea menos fatigosa y las penas sean menos amargas. Definitivamente, el amor familiar es uno de los sentimientos más sagrados de la humanidad”.

Nguyen Vinh Tien

¿Te conoces?

Podríamos pasarnos la vida entera tratando de averiguar cómo somos y quizá nunca llegáramos a saberlo con certeza. Buena prueba de ello es que, a veces, hasta nosotros mismos nos sorprendemos por nuestra forma de actuar, cuando ni por lo más remoto, hubiéramos creído que lo haríamos así. ¿Y por qué? Nos hemos autoconvencido en infinitas ocasiones que como uno mismo se conoce a sí, nadie puede hacerlo, pero es curioso aseverar tal cosa, cuando en realidad es con la persona que menos tiempo pasamos. Lo de la introspección interna es una práctica poco extendida, sin embargo, si recurriésemos a ella de vez en cuando, hablaríamos de nosotros mismos con un mayor conocimiento de causa.

No obstante, si eres de los que cree conocerse, pero últimamente tu yo interior te está dejando boquiabierto, prueba con estas preguntas. Es obvio que necesitáis tener una buena conversación, y acercar posturas. ¡Venga, anda, que al fin y al cabo vais a pasar mucho tiempo juntos!

Sofía Molina: “Me gustaría reencarnarme en la cantante Rosalía”.

Sofía Molina es una niña de 14 años, reside en Ibi junto a su familia, le apasiona el arte y la vida, le gusta estar bien con su familia y la cantante Rosalía, tanto que le gustaría reencarnarse en ella.

Natalia de Juan Pastor. 22/11/19.

Periodista: Muy buenos días Sofía, me gustaría preguntarte unas quince preguntas sobre ti.

Sofía: Vale, me parece bien, cuando quieras puedes empezar.

P: Vale, perfecto, pues allá voy. ¿Cuál es tu idea de la felicidad?

S: Estar bien con mi familia, mis amigos y disfrutar del momento en el que me encuentro de mi vida.

P: ¿Cuál es la persona viva que más admiras?

S: Admiro sobre todo a mi madre, porque es una persona muy trabajadora y fuerte.

P: ¿Cuál es la cualidad que más te agrada de un hombre?

S: Me gusta que sea más alto que yo y que confíe en mí.

P: ¿Cuándo y dónde has sido más feliz?

S: Nunca antes me había planteado esta pregunta, pero mi época más feliz fue mi infancia, sin ninguna duda.

P: ¿Qué talento te gustaría tener?

S: Me gustaría ser invisible, para poder estar en todos los sitios que quiera y nadie me vea.

P: Si te pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿en qué sería?

S: Me gustaría reencarnarme en Rosalía, la cantante.

P: ¿Dónde te gustaría vivir?

S: Me gustaría quedarme en Ibi, de momento me gusta mi pueblo.

P: ¿Qué consideras tocar fondo?

S: Sentirme mal conmigo misma.

P: ¿De qué es de lo que más te arrepientes?

S: Me arrepiento de muchas cosas, prefiero no hablar de ello.

P: ¿Cómo te gustaría morir?

S: Me gustaría morir durmiendo, así no me entero.

P: ¿Cuál es tu rasgo personal que más detestas?

S: Mis dientes.

P: ¿Cuál es tu mayor miedo?

S: Mi mayor miedo es mi muerte o la de algún ser querido.

P: ¿Con quién te gustaría casarte de mayor?

S: La verdad es que aún no lo tengo pensado, considero que todavía es pronto.

P: ¿A qué aspiras en la vida?

S: La verdad es que me gustaría ser algo relacionado con el arte, me gusta mucho.

P: ¿Te gustaría tener hijos más adelante? ¿Cómo se llamarían?

S: Sí, me gustaría tener dos, un chico y una chica. Si es chico le llamaría Hugo y si es chica le llamaría Irene o Alex, que me encanta.

P: Vale, pues ya hemos acabado, muchísimas gracias.

S: A ti, ¡adiós!

Ian Whitmore Candela: “Me han enseñado a tener persistencia, nunca hay que rendirse”.

Con esta entrevista podremos conocer de una manera más profunda a  Ian. Él es una persona muy especial y diferente ya que ha tenido una infancia difícil. Todo esto le ha ayudado a ser más fuerte y afrontar los problemas de otra manera. Por eso ahora tiene ese carácter. Si no lo conoces puede parecer un chico tímido, solitario e incluso, a veces, antipático, pero en el momento que hablas con él de cualquier tema detectas que no es así.

María Guillem Galera.

Viernes 22 de noviembre del 2019.

¿Cuál es la persona que más admiras?

Una de las personas que más admiro es Keanu Reeves, un actor y músico canadiense-estadoniudense. Él ha tenido una vida difícil y aun así, para mí es una de las mejores personas del mundo. Además, es un amante de los animales, en concreto, de los perros.

¿Dónde y con quién te gustaría vivir?

Me gustaría vivir con mi mascota, mi perro. El lugar perfecto sería en una casa cómoda con un jardín amplio, en una ciudad al lado de un supermercado.

El momento en el que hayas sido más feliz.

No recuerdo exactamente el momento más feliz, pero una de las experiencias en las que más disfruté fue con mis amigos en el Parque Warner, la excursión de fin de curso.

¿Qué talento te gustaría tener?

Puede sonar algo curioso, pero siempre he querido tener diferentes tipos de voces, es decir, cambiar de voz cuando lo considere necesario.

Si pudieras cambiar algo de ti, ¿qué sería?

Lo que cambiaría de mí es ser tan nervioso. En muchas ocasiones me gustaría estar calmado y seguro antes de actuar. Porque considero que con nuestros actos podemos herir a las personas.

¿Qué es lo que más te desagrada de tu apariencia?

Sinceramente no hay muchas cosas que me disgustan, pero sí el tener poca musculatura, es decir, por mucho que trabajo mi cuerpo mediante ejercicios no encuentro el resultado que me gustaría con respecto a la musculatura del cuerpo.

¿Cuál es la cualidad qué más te agrada de una persona?

A simple vista me suelo fijar en los ojos y el lenguaje corporal pero lo que más me gusta es poder hablar de cualquier tema con una persona, hablar con seguridad y que la conversación no se vuelva aburrida.

¿Quiénes son tus héroes en la vida real?

Yo considero héroes a todas aquellas personas que, desgraciadamente, han tenido una vida dura y han conseguido superarlo y poder llegar a alcanzar un mínimo de felicidad.

¿Cuál es tu lema?

La persistencia: “Nunca hay que rendirse”.

¿Cuál es tu posesión más preciada?

La posesión más preciada que tengo es mi perro y mi ordenador ya que he vivido muchos momentos a su lado.

Si pudieras describirte con un color, ¿qué color sería y por qué?

Me describiría con el color azul, he escogido este color porque simboliza la lealtad, la armonía y la seriedad, entre otras cosas. Yo me considero una persona en la que se puede confiar, sé en qué momento tengo que actuar con seriedad y en qué situación he de ser feliz. En muchas de esas ocasiones reacciono con serenidad y calma, sin preocupaciones.

¿Cuál es tu comida favorita?

Es la pasta de colores porque mi madre me la ha cocinado desde pequeño y me trae buenos recuerdos de mi infancia.

¿Qué valores consideras que te han inculcado? ¿Crees que los has puesto en práctica?

Desde siempre me han enseñado y me han inculcado el valor de la sinceridad y de la confianza. A lo largo del tiempo he aprendido a que la persona en la que más puedo confiar es en mí mismo. En muchas ocasiones, por supuesto, las he puesto en práctica. Sin embargo, en otras no, pero considero que somos personas y nos equivocamos.

¿Cuál es tu libro favorito?

Mi libro favorito recibe el nombre de “El Valle de los Lobos (Crónicas de la torre I)” me llama mucho la atención ya que en este libro es de fantasía y en él aparece la magia.

              Carlos Bernabeu: “La vida me ha enseñado a ser  

                                optimista y a seguir adelante

Hoy entrevistamos a nuestro compañero Carlos, un chico alegre, despreocupado y carismático, con un buen sentido del humor.

¿Cuál es tu ocupación favorita?

Vivir la vida.

¿Cuál consideras que es la virtud más sobrevalorada?

La empatía.

¿Cuál es la persona que más admiras?

Mis padres. Porque me enseñan muchos valores y me aguantan.

¿Qué es lo que más te desagrada de tu apariencia?

Mis mejillas. Porque son demasiado gorditas.

¿Cuál es tu estado mental actual?

Feliz

Si pudieras cambiar algo de ti. ¿Qué sería?

Me siento feliz tal y como soy.

¿Cuál es tu característica más marcada?

El humor. Me considero una persona muy divertida.

¿Cuál es tu idea de felicidad?

Estar bien con uno mismo.

¿A qué momento de tu vida te gustaría volver?

A mi infancia, me gustó mucho, fue muy acogedora y divertida.

¿De qué es lo que más te arrepientes?

No me arrepiento de nada.

Si pudieses intercambiar vida por un día con alguien de esta clase ¿Con quién sería?

Con Víctor, me cae muy bien.

¿Qué cambiarías de esta sociedad?

La economía, ya que es muy injusta.

¿Qué libro te ha impactado más?

Fenris, el elfo.

¿Cuál es tu asignatura favorita?

Informática.

¿A qué te gustaría dedicarte en un futuro?

A la medicina pues me atrae mucho ese campo.

Alejandro Martínez Company: “Para conseguir las cosas, hay que trabajar por ellas”

Por ESTHER CARRICONDO COLOMINA 19 de noviembre de 2019 / 12:20

En el día de hoy hemos tenido el placer de entrevistar a una de las personas que menos filtros tiene y siente mucho aprecio por la gente que le rodea.

¿Cuál es tu idea de felicidad?

Mi felicidad absoluta es gastar todo mi tiempo junto a mis amigos y mi familia, porque los valoro muchísimo, como debe ser.

¿Qué o quién es el amor más grande de tu vida?

Como he dicho antes quiero mucho a mi familia y amigos.

¿Cuál es tu posesión más preciada?

Mi posesión más preciada es un peluche de un reno, ya que me lo regaló mi madre de pequeño.

¿Cuál es la persona viva que más admiras?

A mi madre y a mi padre, debido a que desde pequeño me han enseñado que para conseguir las cosas, hay que trabajar por ellas.

¿Cómo te gustaría morir?

De viejo y dormido en mi cama, sin sufrir.

¿Cuál es tu rasgo personal que más detestas?

Mi personalidad, porque suelo pasar mucho de las cosas y me gustaría cambiarlo.

¿De qué es lo que más te arrepientes?

Creo que de lo que más me arrepiento es de comportarme tan mal con mi hermano y picarle tanto. Porque en el fondo nos queremos mucho.

¿Cuál es tu mayor miedo?

Tengo mucho miedo a las alturas y quedarme en soledad.

¿Cuáles son tus planes de futuro?

Me encantaría estudiar animación y conservar una vida normal y tranquila.

Defínete en una frase:

“Sé creativo y siempre saca una sonrisa”.

¿Qué haces en tus peores momentos?

Pensar en cosas más tristes, de las cuales ya he pasado página, y así aislarme del nuevo problema.

¿Qué te llevarías a una isla desierta?

Agua y comida, porque lo primero es sobrevivir.

¿Qué es lo que más te gusta de ti?

Mi creatividad a la hora de crear cosas nuevas.

¿Estás orgulloso de ti mismo actualmente?

Sí y no. La parte buena de mi, es que siempre miro el lado positivo de las cosas e intento ir hacia delante. De esta manera, la parte mala es que soy muy cobarde y no debería serlo.

¿Quién es tu héroe de ficción?

No tengo. Ya que no me identifico con ninguno.

María Pérez: “Me da miedo no vivir la vida al máximo”

18/11/2019

Marca entrevistas

David Vilaplana Sola

Hoy hemos tenido la oportunidad de pasar un rato agradable con la compañera María Pérez. Se define como una persona que le importa mucho la vida junto a sus amigas y atenta a su físico, como cualquier chica de su edad, es más, es una chica que no le gusta destacar.

¿Cuál es tu rasgo personal que más detestas?

-Soy muy impulsiva.

¿Cuál es tu estado mental actual?

-Soy muy obsesiva en cuanto al aspecto físico.

¿Cuál es el rasgo que más detestas de los otros?

-Que hagan ruido al comer ¡me pone nerviosa.

¿En qué ocasiones sueles mentir?

-Cuando la situación es grave, y lo veo necesario.

¿Cuál es la cualidad que más destacas de un hombre?

-Que sea buena persona y que tenga una sonrisa bonita.

¿Cuándo y dónde has sido más feliz?

-En el viaje a Londres que hice el año pasado con el colegio,  me lo pasé muy bien con mis amigas.

¿Cuál es tu más grande miedo?

-No poder vivir la vida al máximo.

¿Si pudieras cambiar algo de ti, que sería?

-El color de mi piel, es muy pálido para mi gusto.

¿Qué es lo que más valoras de tus amigos?

-Que sean sinceros conmigo, lo valoro mucho.

¿Quién es tu héroe de ficción?

-No lo sé, Superman quizás.

¿Confiarías en alguien que ya te ha traicionado?

-Sí.

¿Eres capaz de perdonar 2 veces?

-No, como mucho me lo podría llevar a pensar, pero obviamente la respuesta sería un no rotundo.

¿Con qué animal te identificarías?

-Con el águila, porque mola.

¿Dónde viajarías?

-Viajaría a las Islas Maldivas o a Egipto.

¿Qué 5 cosas te llevarías a una isla desierta?

- A mis amigos.

-El móvil.

-El wifi.

-Cuchillo.

-La crema solar.

David Vilaplana: “No cambiaría nada de mí, sino no sería yo”

 La última semana entrevisté a mi compañero de clase con motivo de este cuestionario

ROSA NIEVES LÓPEZ

 15/11/2019//

Estos últimos días he encuestado a mi compañero de clase que, al parecer, tenía muchas palabras interesantes que comentar. Es un chico muy profundo y sincero. Y en su adolescencia aparenta tenerlo todo muy claro. Le he hecho diez preguntas del cuestionario Proust y cinco preguntas de cosecha propia.

Si pudieras cambiar algo de ti, ¿qué sería?

Siendo realmente sincero, no cambiaría absolutamente nada de mí, no sería yo. En caso de cambiar algo, me convertiría en otra persona totalmente distinta, perdería mi esencia.

¿Qué consideras “tocar fondo”?

Considero que “tocar fondo” es no ver salida a cierta situación amarga que nos puede llegar a suceder en nuestra vida, espero no tener que usar nunca esa triste expresión, pobres aquellos que lo están pasando mal.

¿Qué es lo que más valoras de tus amigos?

Lo que más valoro de mis amigos es algo que debo reconocer rotundamente y es que son leales, no me fallarían nunca, y también que son graciosos y simpáticos, es decir, actúan con simpatía en todos los aspectos de su vida.

¿De qué es lo que más te arrepientes?

Para variar, ya lo he dicho en determinadas ocasiones, y de lo único que me arrepiento es de no haber conocido a mi amigo Víctor García antes. Un amigo como este no se encuentra en cualquier parte.

¿Cómo te gustaría morir?

La verdad, no me gustaría morir nunca, pero si ese día llegara, me complacería que fuera en el hospital, en paz y tranquilo con toda mi familia y mis seres queridos a mi alrededor.

¿Cuál es tu más grande miedo?

El miedo que tengo, tenía y siempre tendré, es perder a mis seres queridos de por vida. No volverlos a ver de nuevo me da pavor, un miedo atroz que me destruye por dentro.

De otras personas, ¿cuál es el rasgo que más detestas?

Lo que menos me gusta de otras personas es que sean falsos y no vayan con la verdad por delante. Me gusta que me demuestren que puedo confiar en ellas.

¿Qué o quién es el más grande amor de tu vida?

El más grande amor de mi vida no es de relación romántica, es de relación familiar, mi abuela. A mi abuela le debo la vida y le quiero muchísimo, un amor inconmensurable.

¿Cuál es la cualidad que más te agrada de un hombre?

La cualidad que más me agrada de un hombre es que sea gracioso y simpático, que le saque unas risas a cualquiera que pueda llegar a tener en frente.

¿Y la cualidad que más te agrada de una mujer?

A decir verdad, físicamente la que más me gusta son los ojos, ya que los ojos son el reflejo del alma; en cuanto a rasgo psicológico, lo que más me agrada es que me sepa entender y escuchar.

Si tuvieses la oportunidad de hacer lo que fuera por un día, ¿qué harías?

Si tuviese la oportunidad de hacer lo que fuera por un día, viajaría con mis amigos a cualquier parte del mundo. Un punto a tener en cuenta es que me iría sin padres y sin ataduras.

Si pudieses revivir a alguien por una semana, ¿a quién revivirías?

Reviviría a la persona que siempre está rondando por mi mente y que a veces esos pensamientos no me dejan pensar con claridad. Reviviría a mi abuelo, hice recuerdos muy bonitos junto a él.

¿Irías al futuro, al pasado o te quedarías en el presente? ¿Por qué?

Volvería al pasado a conocer a nuestros antepasados y lograr saber cómo es que la historia del mundo sucedió, creo que en realidad no nos enseñan la verdad porque tampoco la saben.

¿Cómo harías tu sueño realidad?

Mi sueño realidad, lo conseguiría luchando por ello hasta el fin, actuando. Haría que sucediese, la mente es maravillosa, si lo crees lo puedes llegar a logara todo en la vida, nada es imposible, nos creamos barreras mentales que nos dificultan el paso.

Por último, ¿qué harías si el mundo terminase mañana?

Lo único que me gustaría hacer sería pasar tiempo con mi familia y amigos, ante tal situación no creo que me pudiese llegar a apetecer estar haciendo cualquier otra cosa, la familia y los amigos son lo más preciado que tengo, más que un tesoro material, ellos son un tesoro también, pero de distinta materia.

Mar Mira: “Me gustaría que las personas dejasen de juzgar solo por las apariencias”

 Divertida, alegre, aunque un poco tímida, pero, sobre todo, muy amiga de sus amigos.

 Por SOFÍA MOLINA

19 de noviembre de 2019

¿Cuál es tu mayor miedo?

La muerte de alguien que sea importante para mí.

¿Cuál es tu rasgo personal que más destacas?

A veces soy una persona muy negativa y no veo el lado positivo de las cosas.

¿Cuál es la persona viva que más desprecias?

No desprecio a nadie.

¿Qué o quien es el más grade amor de tu vida?

Mi madre, porque me ha enseñado a ser como soy y pienso que es una persona muy luchadora.

Si pudieses cambiar algo de ti, ¿qué sería?

Me gustaría ser más optimista, pero no cambiaría nada más porque estoy bastante orgullosa de como soy.

Si te pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿qué sería?

Sería una persona, y me gustaría ser alguien que admire.

¿Dónde te gustaría vivir?

Me gustaría vivir un tiempo en Viena (Austria), ya que es la ciudad de la música y es muy bonita.

¿Qué es lo que más valoras de tus amigos?

Que me acepten tal y como soy.

¿Quiénes son tus héroes en la visa real?

Yo considero que son las personas que se van a otros países de voluntarias a ayudar a todos aquellos que lo necesitan.

¿Cómo te gustaría morir?

Me gustaría tener una muerte natural causada por la vejez.

Elige un momento de tu vida al que te gustaría volver y que nunca te cansarías de repetir.

La adolescencia, pienso que es una etapa para disfrutar mucho.

¿Qué cambiarías de la sociedad de hoy en día?

Me gustaría que las personas dejasen de juzgar solo por las apariencias.

Cita una canción que te transmita recuerdos antiguos o nostalgia.

Ocean eyes (Billy Ellish).

¿Qué es lo que más odias?

Que me miren mal, porque me siento rara o diferente y no me gusta sentirme así.

Si estuvieras en una isla desierta y te comunicaran que puedes escoger únicamente a una persona para que te acompañe ¿quién sería?

Sería mi madre, porque como he dicho antes es la persona con la que más me identifico y no podría estar sin ella.

    MARINA BROTONS: “EN OTRA VIDA ME GUSTARÍA SER MILLIE BOBBY BROWN.”

 EL PASADO MARTES 19 DE NOVIEMBRE DE 2019, SIENDO LAS 12 DE LA MAÑANA PUDIMOS ENTREVISTAR A MARINA, UNA JOVEN IBENSE DE 14 AÑOS DE LA QUE SUPIMOS MUCHAS CUALIDADES SUYAS QUE DESCONOCÍAMOS.

ELENA MARIEL CANTÓN

¿A QUÉ TE GUSTARÍA DEDICARTE DE MAYOR?

QUIERO SER BIÓLOGA.

¿TE GUSTARÍA CAMBIAR TU PERSONALIDAD?¿CÓMO QUÉ?

SÍ, COMO SER MÁS POSITIVA.

¿QUÉ FAMOSO TE GUSTARÍA SER EN OTRA VIDA?

ME GUSTARÍA SER MILLIE BOBBY BROWN.

SI FUERAS UNA CANCIÓN, ¿CUÁL HABLARÍA DE TI?

LA DE “SI POR MI FUERA” DE BERET.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS ODIAS EN LAS PERSONAS?

QUE SEAN FALSAS.

¿CUÁL ES TU LEMA?

MI LEMA ES “APROVECHA EL MOMENTO, PORQUE EL TIEMPO PASA Y NO VUELVE”.

¿CÓMO TE GUSTARÍA MORIR?

ME GUSTARÍA MORIR SIN SUFRIR, COMO POR EJEMPLO DE UN PARO CARDÍACO.

¿QUÉ TE GUSTARÍA CAMBIAR DE ESTA SOCIEDAD?

ME GUSTARÍA CAMBIAR LA FORMA DE PENSAR DE LA GENTE, PARA NO TENER     TANTOS PREJUICIOS.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS VALORAS EN TUS AMIGOS?

QUE SEAN SIEMPRE SINCEROS CONMIGO.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS ODIAS DE TI?

MI NEGATIVIDAD.

¿CUÁL ES TU IDEA DE LA FELICIDAD?

ESTAR RODEADA DE LA GENTE QUE ME QUIERE Y ME APRECIA.

¿QUÉ TALENTO TE GUSTARÍA TENER?

ME GUSTARÍA SABER CANTAR.

¿CUÁL ES TU ESTADO MENTAL ACTUAL?

AHORA MISMO ESTOY ESTRESADA, PORQUE TENGO MUCHOS EXÁMENES TRABAJOS Y TENGO QUE HACER MUCHAS COSAS.

¿TE ENAMORAS DE UNA PERSONA POR SU FÍSICO O POR SU FORMA DE SER?

YO CREO QUE POR SU FORMA DE SER.

¿CUÁL ES LA CUALIDAD QUE MÁS TE GUSTA EN UN HOMBRE?

QUE SEA SINCERO Y QUE SE CENTRE EN LA RELACIÓN QUE TIENE EN ESE MOMENTO.

 

Cartas al cielo

Querido papá:

Esta es una de las muchas cartas que te sigo escribiendo prácticamente a diario, pues algo dentro de mí me anima a hacerlo. Es la forma que he encontrado de mantenerte más cerca de mí. Te cuento mis miedos, te hablo de mis sueños, te pregunto consejo, y aunque sé que mientras lo hago me estás tomando la mano, no logro acostumbrarme a que no vaya a haber una respuesta. A veces incluso he cerrado los ojos creyendo que sucedería, que escucharía tu voz susurrándome lo que necesitaba que viniera sólo de ti, pero al abrirlos me he dado de bruces con la realidad.

Nunca reuní el valor suficiente para decirte lo mucho que te quería, o al menos no todas las veces que lo merecías, y ahora lamento no poder hacerlo. Sabía que me pasaría, tú siempre hablabas de la importancia de valorar el momento y expresar lo que sentíamos, porque quizá algún día sería tarde, ¡cuánta razón tenías!…Si sólo pudiera verte una vez más, te abrazaría tan fuerte que no dejaría que te fueras, pues ni te imaginas lo mucho que te echo de menos.

Cuando te fuiste tuve miedo de que el tiempo arrasase con el recuerdo de tu risa, con la profundidad de tus ojos verdes, con el tacto suave de tu pelo oscuro entre mis dedos. Ahora ya le perdí el temor a ese insaciable gigante que desea pasar a toda costa, a veces sin piedad…Le maldigo por no haberme permitido disfrutar más de ti, pero a la vez, no puedo más que agradecerle que me ofreciese 23 maravillosas primaveras a tu lado. Sé que la eternidad hubiera sido insuficiente para nosotros, hubiéramos querido mucho más, pero como leí en un precioso libro, “tú nos diste un infinito en estos días contados”. El tiempo, lejos de lo que creí hace ya siete años, no se ha llevado ni un ápice de tu esencia, tu recuerdo sigue tan vivo como cuando estabas aquí, porque tengo la certeza de que el amor te mantendrá siempre con nosotros.

Ojalá sigas acompañándome en este impredecible camino…Te quiero con todo mi corazón. Siempre tuya, siempre mío, siempre nuestro.

“Te espero cuando miremos al cielo de noche: tú allá, yo aquí”. Mi estrella bonita.

Aida Pastor Beneyto

Buenas Patri, hace un montón que no hablamos. Espero que allí donde estés te estén cuidando como te mereces, te echamos mucho de menos por aquí, echamos de menos lo buena persona que eras, tu presencia, pero, sobre todo, echamos de menos esa fuerza y esas ganas de vivir que trasmitías a todos los que te rodeaban, porque todavía no he conocido a nadie con una pasión por la vida como tú, aprovechaste hasta la última fuerza que tuviste para hacer las cosas que te gustaban y apasionaban, todavía recuerdo el último fin de semana que te vi en Jávea, lo miraste todo por última vez sabiendo que no ibas a volver. También recuerdo el día en el que te fuiste, cuando vi a mi madre entrando por la puerta llorando mucho se me rompió el corazón, me imaginaba, pero no lo quería asimilar y yo se lo negaba y le decía que era una broma de muy mal gusto, pero no, te habías ido de verdad, ya no te volvería a ver.

Nos acordamos mucho de ti en mi casa, aunque no eras familiar directo para mí eras como mi tía, ya que tú y mi madre se podía considerar que erais hermanas, ella es la que más te echa de menos, pero siempre te recuerda como una gran amiga y como una gran persona, y eso es con lo que hay que quedarse.

Solo te escribía para contarte lo que te echamos de menos y lo bien que nos van las cosas y lo felices que somos las tres ahora mismo.

Un abrazo muy fuerte y espero que nos volvamos a ver pronto.

Blanca Pérez Beneyto

Querido abuelo:

Hace mucho tiempo que ya no estás conmigo y te echo mucho de menos. Te escribo esta carta para contarte cómo voy hoy en día. La verdad es que me va bastante bien, tengo amigas en el colegio y fuera también.

Ahora estoy en el instituto. En un futuro me gustaría ser algo que tenga que ver la física y química, aunque aún no lo tengo claro.

Te echo mucho de menos, ya que por pocos años que tuviera cuando te fuiste, tengo muchos recuerdos junto a ti. Me he guardado un boli tuyo que me diste, sé que no vale nada porque es de propaganda y está roto, pero para mí tiene un gran valor sentimental.

Muchas veces cuando estoy con la abuela y me cuenta cosas que hacíamos tú y yo me da pena, porque no me acuerdo y eso me da rabia porque parece que me haya olvidado de ti y no es verdad.

Muchas veces se habla de ti en casa y suelen decir que, de toda la familia, tú sí que tenías favoritas, una de ellas era Mónica porque es muy cariñosa, pero de nieta siempre he sido yo, cosa que nunca he entendido, siempre he pensado que era porque fui la primera y en parte eso también me destroza, porque sé que también querías a las demás, pero conforme iba creciendo seguía siendo tu favorita y no veo lo que viste de especial en mí.

Siempre me dijiste que yo era una “flamenca” porque me movía mucho de pequeña y no conseguías ponerme los pañales y eso hoy en día me hace mucha gracia, incluso tengo unas zapatillas de estar con esa palabra, simplemente porque tú me lo decías mucho.

Aparte de mí hay mucha gente en la familia que te echo de menos ese día, ese viernes. Papá tuvo que ir seis meses a una psicóloga y a mí cuando me lo dijeron no podía ni respirar, sólo podía llorar. Se te quiere.

Con mucho cariño, Irene.

Irene Villar Garrigós

Aún recuerdo aquellos eternos y a la vez fugaces segundos tan amargos en los que te marchabas lejos de todos nosotros mientras nos deshacíamos en lágrimas, recuerdo ese hospital en el que todas las mañanas de verano íbamos a visitarte, cuando subía a casa de mi tía Asun a verte y estabas tan malito, me dolía tanto ver así a mi tío favorito, al que más quería…

Te marchaste demasiado pronto, yo era muy pequeña, rondaba los seis o siete años. Para mí, era una situación tan difícil de comprender, cómo de repente dejaste de hacer esas bromas tan tuyas que tanto me gustaban, y pasaste a debilitarte poco a poco. Y cómo cada mañana iba a verte a un hospital que recuerdo con tanta amargura…Poco a poco, fui haciéndome mayor, y ya comprendí el porqué de tu pérdida, y era inevitable no llorar a escondidas, sabiendo que no volvería a verte más.

Echamos tanto en falta tus bromas, tus pellizcos, tus cosquillas hasta que acababa en el suelo sin poder parar de reír, sabías cómo sacarnos una sonrisa de oreja a oreja a cada uno de nosotros. Todavía puedo recordar el sabor y el olor de tus recetas tan maravillosas que tanto nos endulzaban, tengo tu imagen de esos veranos en el huerto de casa con tu atuendo de cocinitas ,” pantalón y delantal sin camisa” preparando una gran paella para todos, arroz a banda o arroz con bogavante, ¡Todas te salían exquisitas! y después un buen postre preparado por ti, tenías gran variedad, pero mi favorito era tu “couland“ de chocolate. Echo de menos esas largas tertulias en las que tú compartías largas conversaciones con los mayores y jugabas con nosotros al mismo tiempo, así eras tú, podías hacer muchísimas cosas a la vez, y todas con gran maestría y vitalidad.

Cuando venías a nuestra casa y te quedabas con nosotros, con Carla con Sergi y conmigo, nos contagiabas tu felicidad absoluta, tu escandalosa risa cuando no parabas de hacernos rabiar a mí hermano y a mí ya que éramos los más pequeños de la casa. Y cuando te emocionabas al cantar tus canciones favoritas de Joaquín Sabina, canciones que tengo grabadas en mi memoria gracias a ti. Y te echamos de menos a ti Rafa, notamos tanto tu ausencia en todas las cenas y comidas familiares, en las navidades que pasamos todos juntos, en los viajes en los que tú nos organizabas el día repleto de actividades llegando al final del día agotados pero con la satisfacción de haber pasado un día genial e inolvidable. Y en los eternos veranos en la playa y los cafés en el “Topete” todos juntos. 

Sé que ahora estarás en algún lugar del cielo, de nuestro cielo, observándonos y cuidando de todos nosotros. En mi corazón guardo el sentimiento de añoranza por no haberte podido disfrutar todos estos años, estoy segura que hubiéramos compartido grandes momentos.

Te echo mucho de menos Rafa, siempre juntos. 

Claudia Juan Beneyto

Querido abuelo:

Cuánto tiempo sin escribirte… Parece que fue ayer, cuando estabas cenado conmigo, viendo esos maravillosos documentales que tanto nos gustaban, o riéndonos mientras me enseñabas a jugar al dominó.

Tengo tantas cosas para contarte… La verdad es que me gustaría saber, si desde ese lugar donde estas puedes verme, si puedes oírme e incluso ponerte a mi lado sin que yo me dé cuenta.

Quiero que sepas que, pese a que ya no estés conmigo, cada día pienso un poquito en ti y que cada partido que juego, te lo dedico (beso mi mano y levanto el dedo).

La abuela está bien, siempre me regaña por no sentarme bien, como lo solías hacer tú. También me cuenta vuestras maravillosas aventuras de cuando erais jóvenes e ibais a la playa.

Todavía recuerdo esas noches, en las que tenía miedo, tú te sacrificabas por mí y venias a darme un beso y a contarme un cuento.

Abuelo te prometo que cada día intento ser una persona mejor. Intento ayudar en casa, ir a ver a la abuela, ayudarla en lo que le haga falta

En el tenis y en los estudios me esfuerzo: ¡Claro está que no todo siempre me sale bien!

Espero que estés muy orgulloso de mí.

¡Ojalá algún día puedas leer esto para saber lo mucho que te quiero, abuelo!

Te echo de menos.                

                       Carlota Verdú Seguí

Quería preguntarte cómo estás ahí arriba, yo supongo que estarás muy feliz al vernos a todos muy bien, aunque no como antes, porque nos faltas tú en nuestras vidas.

Cada vez que miro al cielo me acuerdo de ti y pienso, ojalá estuviera él aquí. Sobre todo cuando me peleo con la mamá, que tú siempre hacías todo lo posible para no enfadarnos y que estuviéramos bien.

Muchas veces pienso en aquel 24 de agosto de 2017 a las 19:00 h, en el momento en el que me dijeron que habías fallecido. En ese instante sólo quería morirme yo también, al pensar que no te había visto en todo el verano, menos mal que un día antes pude hablar contigo, me acuerdo perfectamente de aquellas palabras que me dijiste : hoy nos quedaremos la abuela y yo en casa porque estamos los dos con dolor de barriga. Yo te dije todo lo que iba a hacer durante esas semanas.

Para mí la noche que me lo dijeron fue eterna, no pude dormir ni un segundo, yo pensaba que mi madre me llamaría a media noche para decirme que te habías despertado, porque como fue todo tan rápido, de un día para otro, no me lo creía. Y pensaba que ese momento nunca llegaría, pero llegó.

Al la mañana siguiente ya fui con mi madre para cambiarme de ropa, porque yo estaba en la caseta de Carolina y no tenía ropa para el entierro. Cuando entré al tanatorio y te vi ahí dentro lo único que hice fue irme con la abuela y llorar las dos juntas delante tuya, pero yo no quería que me vieses así y decidí irme a llorar al aseo.

Cuando ya nos fuimos a la iglesia, para mí fue el peor momento porque no podía llorar mucho, estaban todos en silencio y no quería que se me escuchara por toda la iglesia.

Durante dos semanas, estuve muy mal, entre eso y que ya no iba a ver más a una amiga de la urbanización, fueron las dos peores semanas de mí vida. No bajé a la piscina durante tres días y no fui a ningún sitio, solo iba de mi habitación al salón y del salón a mi habitación.
Ahora, cuando voy a misa y dicen tu nombre en alguna misa especial siempre se me cae alguna lágrima al recordarte, porque para mí siempre has sido muy importante.

Muchos días de lluvia me acuerdo de ti, siempre subías a por mi hermano y a por mí para llevarnos al colegio y si hacía falta íbamos a por algún amigo para que no fuera él solo.

Hay tantos recuerdos y tantos momentos que hemos vivido juntos, que siempre que los recuerdo rompo a llorar, también me acuerdo de cosas que me decías y nunca te hacía caso, pero ahora me acuerdo y digo: cuánta razón tenía mi abuelo.

Para mí siempre serás un ejemplo a seguir, por todo lo que hacías.

Bueno, pues espero que tú nos sigas queriendo igual que antes, nosotros te recordamos en todo: en las comidas familiares, Reyes Magos, todos los cumpleaños, en absolutamente todo.

Espero poder darte un gran abrazo pronto y poder contarte cosas que han pasado durante este tiempo que no has estado.

Te quiero mucho abuelo.

María Valero Navarro

Estimado yayo grande:

Hace tanto tiempo que no estás…

Llevo días evitando dedicarte esta carta porque cuando te pienso me pongo muy triste, intento recordarte como estabas antes de enfermar, aunque siempre que te recuerdo, apareces en mi mente, tumbado en la cama del hospital mientras Valeria, Víctor, Alicia y yo nos hacíamos fotos contigo con nuestra cámara favorita, la de Barbie, ¿recuerdas? Esos son mis mejores recuerdos tuyos, de los pocos que me acuerdo. Sé que aún tenemos esa cámara, pero no sé dónde, ojalá encontrarla para verte en esas fotos tan feliz como eras con todos tus hijos, nietos y nosotros, tus bisnietos, aunque te faltara tu mujer, la yaya Amparito, que yo ya no conocí. Éramos tan felices de verte tan contento aunque ya estuvieras mayor y en la cama del hospital casi sin poder levantarte para ir al baño…

Ojalá estuvieras aquí, para ver cómo nosotros, todos, hemos crecido, también hay nuevos en la familia, como Marc y Arnau, que han traído mucha felicidad a la familia, aunque desde que ya no estás también han pasado otras cosas malas, como, por ejemplo, cuando hace dos años Noa falleció y hace un mes, Tarzán también, y Tigre hace tres… Estoy segura que te acordarás de ellos, por lo menos de Noa, que, si no recuerdo mal, corría por tu casa cuando íbamos a verte allí antes de enfermar. Cada día paso por tu casa para llegar a la mía y te recuerdo a ti, sentado en el sofá, viendo la tele… Aunque claro, eso solo son imaginaciones, ya que no te puedo ver físicamente.

Y todavía recuerdo el día que te fuiste de nuestras vidas, ese que una mañana me llamaron por megafonía en el colegio para decirme que bajara a recepción, ¿sabes qué me dijeron?, que me quedaba en el comedor del colegio a comer, ¡era lo que más odiaba! Y cuando llegué a casa por la tarde, por si el día ya me había ido mal, me dieron una noticia peor, que habías subido al cielo con la yaya Amparito, y…¿sabes cómo te imaginé mientras lloraba? Con una maleta y todas tus cosas subiendo para reunirte con tu mujer, a la que tanto amabas. Te imaginé muy triste, pero cuando me dijeron que ibas a ser tan feliz allí arriba, yo me alegré un poco.

Solo deseo que la vida nos junte otra vez, en el cielo, dentro de muchos años, cuando me toque a mí subir, para encontrarme contigo, con Noa, con Kiko, Kika, Tarzán, Tigre y con todos lo que estéis allí. 

Te quiero y te echo de menos, un abrazo, como los que te daba cuando aún te podía tocar.

Natalia de Juan Pastor

Estimada abuela Luisa:

Te escribo para hablarte de cómo va todo por aquí, afortunadamente va bien. En los estudios estoy esforzándome para obtener buenas notas y que los profesores tengan de mí buenas impresiones.

Tu hijita Gloria, a la que tanto querías, sigue siendo igual de buena como tú le enseñaste, bueno yo sinceramente creo que en nuestra familia no hay ninguna maldad por parte de nadie porque siempre nos habéis inculcado muy buena educación y os habéis esforzado para que siempre la familia esté unida y seamos todos una piña inseparable.

Tu nieto Azael está pensando en independizarse y Cosme {Cosmín} está a punto de sacarse aquel título que tanto ha deseado tener desde que era joven, que es ser neurocirujano.

Ahora voy a hablarte sobre tu hija Mari Carmen, que hace unos años abrió una tienda de decoración, aquella que tanto soñaba tener para hacer detalles, manualidades, en fin, para expresar todo ese arte que ella lleva dentro.

Y sobre tu hijo Jose Manuel, yo creo que sigue igual que cuando nos dejaste, con su trabajo pintando en la fábrica y por las tardes yendo a la caseta a trabajar el huerto que tan buenos frutos da en temporada.

Ahora para terminar voy a hablarte sobre tu hijo Daniel, que hace poco dejó la empresa a su hijo Daniel. Tu hijo está a punto de ser abuelo otra vez porque su hija Elena va a tener un bebé.

Creo que no se me olvida nada, y si es así tan pronto me acuerde volveré a escribirte.

Te quiero YAYA.

EL TEU NETET ALEJANDRO.

Alejandro Juan Martínez

Yayos, os fuisteis tan pronto y tenía tantas cosas que deciros, enseñaros y vivir con vosotros.

Os quiero muchísimo y os echo mucho de menos, daría lo que fuera por daros un último abrazo o beso.

También me gustaría daros las gracias por todo lo que hicisteis por mí y gracias por seguir cuidándome allí donde estéis, porque sé que desde allí arriba me seguís cuidando y ayudando como siempre habéis hecho.

Me acuerdo mucho de vosotros, todos los veranos en la casita, las comidas en Pastamanía, cocinando con la yaya o en el bancal con el yayo.

Yo estoy bien, ahora estoy estudiando tercero de la ESO. Me han comprado un perro que se llama Lucca. Con el colegio nos vamos de intercambio a Sicilia en febrero y en abril nos vamos a nueva York y me hace muchísima ilusión.

En un futuro no sé qué estudiaré, si algo relacionado con los niños o medicina, la verdad es que no lo sé.

Y bueno, simplemente gracias por todo lo que habéis hecho por mí y me habéis enseñado, ya que hoy en día soy quien soy gracias a vosotros, así que gracias.

Os quiero mucho. Natalia.

Natalia León Guerrero

Yayo te quería decir que todos te echamos de menos, la yaya ha vuelto a conducir, el primo y mi hermano siguen igual que siempre y no paran de crecer. Mi madre y la tía se apoyan para ayudar a la abuela en todo y yo…

Aún me acuerdo de cuando iba contigo de pequeña a almorzar y te pedía yo el café, de cuando venías a recogerme al cole y me hacías la niña más feliz del mundo, cuando iba a comer los domingos a tu casa y me gustaba sentarme a tu lado y apoyarme en tu hombro, o cuando fuera por la razón que fuera me llevabas a todos sitios y me ayudabas en todo. Pero sobre todo gracias por cuidarme, estar a mi lado y ser el pilar fundamental de mi vida.

Tu nieta Victoria.

Victoria Ortiz Gisbert

Hola abuelo, ¿estás ahí? Ha pasado tiempo desde la última vez que nos vimos pero, aun así, sigo recordándote y tus consejos y palabras siguen grabados en mi mente y corazón. A veces hago memoria y te recuerdo, pienso en las ganas que tengo de volverte a ver y en las ansias que tengo de retornar a aquellos días de verano en la que era yo la que te abría la puerta de la habitación y te decía: ¨Abuelo, ya estamos todos despiertos, baja a desayunar”. Verás. . . quizás estas no sean las mejores palabras que jamás te hayan dicho o te vayan a dedicar, pero me suele costar trasmitir lo que siento, por lo que esta vez, para ser clara, te diré lo que quiero:

Quiero volver a estar junto a ti, y volver a verte. Muchas veces pienso en cuando te ayudaba con aquel huerto que sembrabas en la parte derecha del jardín y en cómo me enseñabas los distintos tipos de plantas o verduras; ahora, cuando miro hacia ese rincón solo veo viejos recuerdos y un aparcamiento para coches. La fábrica ha ido aumentando en tamaño y, poco a poco, eso ha ido quitando gran parte de lo que antes era nuestro jardín. Ya no hay tierra, ni plantas y ni siquiera queda un rastro del gigantesco árbol de morera que cuidábamos, tampoco queda nada del árbol de nísperos que tanto te gustaba, solo queda la entrada y el almendro. Quiero volver a pasear contigo, dar la vuelta a la manzana y jugar en los parques cercanos junto a ti. Añoro ayudarte cuando no podías andar, echo en falta recogerte el sombrero del suelo cuando se te caía debido al aire y también me entristece saber que ya no puedo ser nunca más tu consejera de moda respecto al bastón que debías usar según la ropa que utilizabas ese día. Pero sobre todo, sigo queriendo aprender contigo. Tengo tantas dudas, tantas preguntas y tengo tantas ganas de agradecerte todo lo que me diste que daría media vida para volver a verte, hablarte, sentirte, llorar a tu lado y, finalmente, despedirme como es debido, no pude hacerlo en su tiempo. Quiero recordarte que es gracias a ti por lo que todos tenemos tanto que demostrar, tú nos enseñaste lo que nos gustaba y lo que actualmente hace que sigamos adelante, nos enseñaste el arte, el arte de expresarnos mediante la música, la poesía, el dibujo. . . Si solo pudieras vernos estarías orgulloso de nosotros. Adrián está en la banda y se está dedicando a la música como tanto quería, Ana está en su último año de animación digital y Elena está estudiando fotografía. Dejaste marca en cada uno de los nuestros, es decir, de los tuyos, de tu familia.

Sobre mí, sigo siendo la misma ¨pequeñaja¨ que conocías, sigo siendo igual que esa niña que más que una niña aparentaba ser una cabra loca. Sigo teniendo los mismos sueños y sigo aspirando a ser lo mismo que quería ser de pequeña, pero, con más ganas de crecer. ¿Recuerdas cuándo me decías que te encantaría verme tocando el violín? ¿O cuándo dijiste que querías ser quien cogiese mi ramo de flores cuando me casase? Bueno, los años no perdonan a nadie, pero me aseguraré de al menos estés presente cuando algo de eso pase, presente en mi corazón. Prometo recordarte cuando triunfe, cuando me pase algo importante, para que así pueda llegar algo de lo que yo viva y puedas ver cómo crezco, cómo crezco como persona gracias a ti.

Allí donde estés, espero que mis palabras te lleguen y que de una vez por todas sepas lo que siempre te quise decir, lo que llevo pensando todo este tiempo y lo mucho, muchísimo que todos te amamos. Gracias por todo, abuelo.

Irene Carbonell Prieto

Hola abuelos,

¿Cómo estáis? Bueno, ya sabéis que ahora no estamos el todo bien por lo de la abuela y quería pediros que le deis fuerzas para seguir adelante y ayudar a que se ponga bien.

También quería deciros que, aunque haga ya bastante tiempo que nos dejasteis, en la familia os seguimos echando mucho de menos y nos gustaría poder veros otra vez y espero que algún día podamos encontrarnos y tener una de esas comidas familiares tan divertidas que teníamos.

Como ya sabéis, este año estoy en el Hércules y quería daros a los dos las gracias por inculcarme esta pasión por el fútbol.

A ti, abuelo Paco por enseñarme a rematar de cabeza aquellas tardes después del colegio que íbamos a la cochera, y a ti, abuelo Joaquín por llevarme al Rayo desde bien pequeñito y jugar al fútbol conmigo.

Por todo eso que hicisteis por mí, quiero que sepáis que voy a hacer todo lo posible por lograr mi sueño que sé que es lo que vosotros queréis para mí. Y sé que vosotros desde ahí arriba también me vais a ayudar a lograrlo.

Os echamos mucho de menos.

Ximo León Gisbert

Hola primo querido:

Nos dejaste, casi hace 14 años, cuando yo tan solo tenía 6 meses. Siento una profunda tristeza por no haber podido convivir más tiempo contigo.

Sigo sin entender por qué te fuiste cuando solo ibas a cumplir 2 añitos. No entiendo cómo alguien que todavía no ha empezado casi a vivir, ya tiene que morir.

Mis padres me han hablado mucho de ti y dicen que eras un niño precioso con cara de ángel y pelo rizadito. Sé que tú y yo habríamos compartido muchos momentos de juegos, risas, etc…

Sólo espero que allí donde estés seas feliz y que siempre me protejas. Te echo de menos.

Te quiero, Ferran.

Ferran Valero Ruiz

Hace más de 8 años que te fuiste de mi vida, abuela, pero todavía te recuerdo perfectamente.

Recuerdo las veces que me hacías la comida o, simplemente las veces que pasaba un rato contigo.

Recuerdo el día que mis padres me dijeron que nunca más iba a volver a verte, fue una de los días más tristes de mi vida.

Me hubiese gustado que vieses la primera vez que aprendí a montar en bicicleta, la primera vez que entré en el colegio entre otras muchas más cosas.

Siento no poder despedirte como lo merecías, no ir a verte cuando estabas a punto de entrar al quirófano, pero por eso lo hago con esta carta.

Si todavía siguieses con vida me hubiese gustado ir a verte a tu casa de después del colegio, pasar contigo un rato, me hubiese gustado que pasaras con nosotros la Navidad, fin de año, etc.

Tristemente esto no va a volver a suceder, pero por eso allá desde donde me veas o me escuches quiero que sepas que te quiero, abuela.

Héctor Carbonell Beneyto

Hola abuelo, ya hace un año y medio que te fuiste y aquí han cambiado algunas cosas, bueno, no tantas. Yo ya he pasado a tercero de la ESO, Hugo ha pasado a sexto, y en un año pasará a primero de la ESO, Román igual y Adri ya pasará a primero de primaria, está echa un bicho…

Te echo mucho de menos, me acuerdo de ti muy a menudo, sobre todo cada vez a la del sálvame, que ahora es jurado de Got Talent también. Han quitado Pasapalabra, ya no tendrías con qué entretenerme…

Hemos cambiado tu habitaciones ahora está la play de Hugo, que, por cierto, ya no habla alemán como antes… Me acuerdo mucho de ti y aún tengo la espinita del día que faltaste por ir a verte y no haber estado el suficiente tiempo contigo. El recuerdo de ese día me hace sentir muy mal.

Te echo de menos, te quiero mucho, tu nieta mayor, Paula.

Paula Cruz Benito

En la actualidad en mi familia solo se ha muerto una persona mientras yo he estado vivo; esa persona es mi bisabuela. Siempre cuidaba de nosotros y era muy simpática. Ella tenía noventa y cuatro años. Un día estábamos comiendo mis padres, mi hermana y yo en mi casa y me dijo mi madre, la abuela Rosa ha muerto, hace diez minutos. Y lo sentí mucho. Tenía cinco años y no sabía con certeza que pasaba, pero hoy en día la echo mucho de menos.

Esa noche me acosté un poco tarde pensando en ella. Al día siguiente tenía miedo de ir a casa de mi abuela, ya que estaría muy mal. Mi abuela estaba triste, aun así nos hizo todo lo que queríamos para comer. Yo echaba mucho en falta la existencia de mi bisabuela. Ella siempre que me hablaba no le hacía a veces mucho caso, porque me repetía las cosas y estaba un poco sorda, pero hoy en día me he dado cuenta de que el tiempo pasa y puede ocurrir cualquier cosa, por eso ahora valoro mucho a mi abuela y a mi abuelo ya que son más mayores. Intento dormir siempre con ellos y cuando voy a dormir a su casa me dice; ¿quieres dormir en la habitación de la abuela Rosa?, porque ella siempre dormía ahí. Yo cuando me dicen eso siempre pienso en ella ya que la echo en falta, la mayoría de veces me acuesto ahí.

Si pudiera mandarle un mensaje sería: abuela te echo mucho de menos, no te valoré mucho, ya que era pequeñito pero ahora te echo en falta, espero que lo entendieras y ojalá estuvieras aquí. Adiós abuela.

Iván García Peralta

Hola yaya Juani:

Hace ya un año que no estás con nosotros, pero te llevo siempre en mi corazón.

Te escribo esta carta para contarte cómo nos van las cosas, ya que han cambiado mucho. Los titos y nosotros nos estamos turnando para ir a cuidar al yayo y cada dos semanas vivimos en tu casa, ya que fue un duro golpe para él  y se quedó muy triste, por eso vamos a hacerle compañía. Durante este año, Álvaro tomó la comunión en mayo y lo celebramos por todo lo alto, como la ocasión lo merecía, te eché de menos porque estuvimos todos y faltaste tú, pero a la vez estuviste presente y aparte me acordé de ti porque te hacía mucha ilusión por ser tu nieto más pequeño y tú y yo teníamos todos los detalles preparados.

La tata María del mar se ha ido una temporada a trabajar a Marruecos, la tata María ha encontrado un trabajo y está ahora haciendo un máster, has tenido otro bisnieto llamado Alejandro y los demás están muy bien y siguen con la vida que tú conociste.

También este año me eché un amigo y no funcionó, como ya me decías tú “muy linda, muy bella pero no hay quien cargue con ella” cuánta razón tenías. En verano fuimos a tu Córdoba tan querida y visitamos tu hogar de la infancia y también fuimos a ver a tu San Rafael, del que tanto nos hablabas y pusimos una vela para que cuidara de ti.

Este mes celebre mi cumpleaños con todos y he ido dos veces a verte, lloré mucho y yo sé que eso a ti nunca te ha gustado, pero no lo puedo evitar cada vez que me acuerdo de ti y te prometo que la próxima vez intentaré ser más fuerte e ir más feliz.

Este puente vienen todos, ya que es el día de todos los Santos e iremos a verte.

Te doy las gracias por todo lo que has hecho siempre por mí, eres mi ángel que siempre está ahí cuando todo parece que se rompe en mil pedazos. Te echo mucho de menos, un fuerte abrazo, que sepas que te quiero mucho y que siempre te llevo en mí.

                                                                                                                      Elisabeth Carrasco Mariel

¡Bienvenidos al curso escolar 2019-2020!

¡Hola estimados alumnos y alumnas de 3ºESO! ¡Arrancamos con energía el nuevo curso! Tal y como os comenté en clase, en esta entrada encontraréis las unidades en las que vamos a trabajar, la metodología y criterios de evaluación de la asignatura, así como la cartilla destinada a la suma de reconocimientos positivos.

¡Ánimo y a por todas!

Criterios de evaluación Lengua Castellana y Literatura 3ºESO

RECONOCIMIENTOS POSITIVOS PARA EL ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA CASTELLANA

PORTADA TEMA 1

TEMA 1

Ficha 1. Palabras simples, derivadas, compuestas y parasintéticas.

Ficha 2. Palabras simples, derivadas, compuestas y parasintéticas.

Soluciones ficha 1. Palabras simples, compuestas, derivadas y parasintéticas.

Soluciones ficha 2. Palabras simples, derivadas, compuestas y parasintéticas.

Portada Tema 2

TEMA 2

Portada Tema 3

TEMA 3

Portada Tema 4

TEMA 4

Portada Tema 5

TEMA 5

Portada Tema 6

TEMA 6

Portada Tema 7

TEMA 7

Portada Tema 8

TEMA 8

 

Sin más preámbulos…ELLA

Han vertido sobre ella toda clase de improperios, la han vilipendiado, juzgado (muchas veces más de la cuenta), ninguneado, y contra todo pronóstico, ha aguantado estoicamente durante todos estos años, porque posee una personalidad arrolladora, un carisma fuera de lo común y una fortaleza de hierro. En el fondo, por críticas que haya tenido que soportar, sabe que su presencia es parte incuestionable de esta sociedad en la que vivimos, que sus mensajes (repetitivos, agudos, graves, emotivos o directos) son palabras que calan y que muchas veces no se volatilizan con el viento. Ella sabe, porque tiene experiencia en ello, que la necesitamos, y de eso se vale para mostrarse siempre esplendorosa.

Ella, cuyo camino nunca se tuerce, tiene las ideas claras, las expectativas altas y los objetivos determinados. Es contundente cuando actúa, perseverante cuando la situación lo requiere, y aunque a veces parezca agresiva, es sólo fachada, porque en su interior habita una sensibilidad irresistible. Ella, como pocos, sabe hacernos reír, llorar, cantar, bailar y levantarnos del sofá en cuestión de segundos.

A veces parca, y otras se explaya bien a gusto. Otras enternece y otras nos deja boquiabiertos. Unas veces nos prepara para lo peor y cuando menos lo esperamos, nos sorprende con una buena noticia. Ella, imprevisible y optimista, en ocasiones atinada, en otras susceptible de convertirse en la nueva comidilla. Creativa, transgresora, polémica, divertida, elocuente, convincente, aplaudida, sugerente, atrevida…PUBLICIDAD, ¡hiciste de tu habilidad un arte, y de nuestra capacidad de soñar un deseo alcanzable!

Nacho Sola, Inés Llinares, Ainara Redondo y Paula Miró:

Lúa Mirón, Irene Grau, María Guillem y Aitana Tortosa:

Silvia Albert y Carolina Martínez:

Lucía Mira, Irene Pozo e Ismael Vicedo:

MªÁngeles Aís, Lucía López, Camila Mendoza y Carolina Valdivieso:

Indira Godoy, Mario Bornay y Lucía Túnez:

Dani Lozano, Marta Galiana y Cristian:

Nicolás Reig, Pablo Martínez y Manu Guillem:

Javi Bernabéu, Alejandro Muñoz y Nacho Serrano:

Vamos a detener el tiempo…

Ayer culminamos en tutoría una de las propuestas más emocionantes que hemos vivido en los últimos meses: introducir parte de nuestros recuerdos, de lo que hemos vivido, sentido, aprendido…durante nuestra estancia en el cole, plasmado en una carta, en un dibujo, en una fotografía, o en el objeto de mayor valor que poseemos, dentro de una misteriosa caja de metal.

Todas nuestras estimadas pertenencias ya están de viaje, una trayectoria que, según las previsiones, no concluirá hasta dentro de 25 años, momento en el que asistiremos a un hecho histórico, porque sólo entonces los que hoy somos, abriremos nuestra cápsula del tiempo y hallaremos intactos ese pedacito de lo que fuimos y tanto amamos.

¡Buen viaje! ¡Te esperamos!

Category: Cápsula del tiempo  Tags: , ,  Comments off

Críticas para construir un buen plan

Llega el fin de semana y a todos nos gusta deleitarnos con una buena película, salir a comer o a cenar, pero, si eres del equipo de los indecisos o, simplemente de los precavidos, te animo a que antes de salir de casa leas con atención estas críticas. Ellos y ellas, expertos y consagrados periodistas te darán la clave para seleccionar un plan con garantías de éxito. 

ÁMBITO CINEMATOGRÁFICO

LA CABAÑA (2017): UNA CONTUNDENTE REFLEXIÓN ACERCA DEL PERDÓN

Un fin de semana en una recóndita cabaña en la montaña junto al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. ¿No parece idílico? Pues, lo es en cierto modo. Conseguimos meternos en la piel de Mackenzie Phillips algún tiempo después de la muerte de su hija menor Missy, para lograr comprender mucho más sobre el perdón, la fe y la misericordia.

Nacho Sola Martínez  02/05/2019 – 11:10 CEST

Un comienzo difícil siempre añade algo a la trama

Al comenzar el filme, se nos presenta a un bastante joven protagonista, de apodo Mack, cuyo padre tiene numerosos problemas psicológicos, en su mayoría relacionados con una adicción al alcohol. Esto marcará la vida del personaje principal, llevándolo a tomar una complicada decisión, en parte justificada por la continua tortura que sufría debido al agrio carácter de su progenitor.

Dejando a un lado la problemática infancia, la adultez es una bonita etapa (Hasta que…)

Después de la tormenta llega la calma, y Mackenzie, junto a su mujer y sus tres hijos, es un ejemplo de ello. Estamos ante una religiosa familia estable que disfruta de la vida, practicando cada domingo en misa (y con un curioso apodo para Dios: Papá). Sin embargo, un fatídico día en un camping, su pequeña hija Missy es secuestrada mientras su padre intenta rescatar a su hijo de quedar ahogado en un lago. Tras esto, nuestro protagonista quedará sumido en una depresión de la cual únicamente podrá salir gracias a ‘Papá’.

Inspiración en una novela

La película, del director Stuart Hazeldine (el cual no había hecho películas del mismo género, aunque sí un cortometraje con el hijo de Dios como protagonista, de nombre Christian), está basada en la novela del mismo nombre (The Shack en inglés) escrita por el canadiense William Paul Young, y publicada en el año 2007. Como una curiosidad, ésta no fue escrita para ser publicada, sino que originalmente fue pensada como un regalo del autor para sus seis hijos.

Un cierto éxito de taquilla

La película, desde su estreno original (en Estados Unidos) el 3 de marzo de 2017, ha recaudado una cantidad de dinero bastante aceptable, rondando los 80 millones de dólares a nivel mundial.

Con el fin de dar un punto de vista menos objetivo, qué opinión me merece la película

La Cabaña, a pesar de las numerosas malas reseñas que ha recibido (aunque también las haya recibido positivas), transmite un profundo sentimiento de paz interior y amor hacia Dios sin precedentes, lo cual la convierte, más que en una buena película, en una experiencia, en algo mucho más alternativo y espiritual. Es un filme, sin lugar a dudas, emotivo, aunque también se presta a hacer reflexionar a prácticamente cualquier persona que lo esté viendo. Aunque la película vaya dirigida, en gran parte, a un público cuya religión sea el cristianismo, no necesariamente queda relegada a éste, sino que también puede ser vista y comprendida, en su mayoría, por practicantes de otras religiones, pues como el propio autor del libro dijo, la historia consigue reconciliar a creyentes de todas éstas con su alma.

La vida tras la muerte y el paraíso expresados mediante fantasía

Uno de los principales temas tratados durante la historia es una cuestión que nos ha despertado cierta curiosidad desde tiempos inmemoriales: ¿hay “vida” después de la muerte? Aunque la respuesta no esté totalmente clara, esta película da a entender que la difunta Missy se encuentra en un lugar mejor. Y este lugar, al cual podríamos denominar como el mismísimo paraíso, es un mundo fantástico, en el que los malos sentimientos brillan por su ausencia. Podemos destacar la cabaña en la cual Dios, personificado como una mujer, vive junto a su hijo Jesús y junto a una chica de nombre Sarayu, la cual representa al Espíritu Santo. Ésta es la viva imagen del lugar fantástico donde una persona puede sentirse feliz, sosegado, seguro… respaldado por la Santísima Trinidad, en donde la vegetación es abundante y hermosa, y la naturaleza en general se encuentra en un estado de equilibrio inquebrantable. Teniendo en cuenta que los hechos son precedidos, en su totalidad, a la muerte de la pequeña hija del protagonista, podemos llegar a la conclusión de que el filme es de género dramático y, a la vez de fantasía.

¿Qué hay que decir sobre la interpretación de los actores?

Siendo sinceros, sus actitudes me resultan bastante convincentes, y no destacaría ningún fallo especial a la hora de la interpretación. No obstante, me gustaría mencionar que los encargados de representar a los miembros de la Santísima Trinidad – Octavia Spencer (Dios), Aviv Alush (Jesús) y Sumire Matsubara (Sarayu) – , realizan realmente bien su papel, pues transmiten un sentimiento de familiaridad que consigue que lleguen a ser amados y aceptados por todo aquel que haya conocido su carácter (en el caso de la divinidad y Jesús, más familiar y cercano, y en el caso de Sarayu, mucho más espiritual). Tampoco puedo olvidarme de mencionar una de las escenas más impactantes, de la película: la lucha interna de Mackenzie (interpretado por Sam Worthington) al encontrarse dentro de una cabaña gélida y solitaria, y empezar a derribar cosas para acabar completamente destruido en el suelo por sus propios pensamientos. Sin duda, y como ya he mencionado, es impactante, y Worthington consigue aportar un aire incluso más serio gracias a una exageración de la ira reprimida del personaje.

La confusión causada por los saltos temporales

En varias ocasiones, hay saltos en el tiempo, es decir, la película no es completamente lineal. Aunque al principio sea únicamente para diferenciar la infancia y la adultez de Mackenzie, lo cual puede llegar a ser comprensible. El problema viene cuando el siguiente salto temporal ni siquiera es explícito (tras una escena, se muestra al personaje principal en “otro lugar”), y se deja al receptor que deje volar su imaginación o, por el contrario, que ignore muchos de los hechos sucedidos.

Para concluir, ¿es La Cabaña una buena película? ¿Cuáles son mis recomendaciones?

Tras conocer toda esta información acerca del filme, nos podemos hacer una idea más completa de lo que realmente trata, así como de lo que pretende transmitir, sabiendo que mezcla el drama con la fantasía y añade un poco de espiritualidad. Sinceramente, no haría caso a las reseñas que la tildan de universalista y/o herética, pues todos deberíamos pensar que todo conocimiento es bueno, y más si nos transmite buenas sensaciones. A mi criterio, es muy recomendable darle una oportunidad.

UNA EXPLOSIÓN DE SABOR Y CONTRASTES

Aitana Tortosa Sanjuán

El 25 de Abril, asistí una degustación gastronómica en el restaurante Erre que Erre, situado en la localidad de Ibi.

Llegué sobre las 14:00 h al establecimiento, y me indicaron la dirección hacia la mejor mesa del restaurante, situada en la zona más alejada de los servicios y más cercana a la cocina. Me gustó poder observar cómo preparaban y decoraban los platos cuidadosamente. Sobre todo, ver la dedicación que ponen cada uno de los empleados en su ocupación como cocineros.

Mi elección, como primer plato, fue Caballa con espuma de jalapeño sobre una base de pepino. Me pareció una mezcla de sabores y texturas bastante interesante, aunque, para mi gusto, no me deleitó plenamente. Pero que no falte decir que la decoración y la originalidad del plato era impecable.

Como segundo plato, pedí Pollo de Corral con Cigalas. Me gustó mucho el contraste de la carne y el marisco. Fue uno de los platos más ricos que he probado a lo largo de este año. Todo estaba cocinado en su punto y con un sabor exquisito. La decoración era muy original, acompañada de una pequeña ensalada mediterránea en la parte izquierda del plato.

Me invitaron a saborear su nuevo plato, recién incluido en el menú. Se trataba de un Gazpacho de melocotón y fresas. He de admitir que no me apasionó mucho, ya que consideré que el sabor del tomate, pepino y el pimiento no contrastaban muy bien con el sabor de las fresas y el melocotón. Pero para la gente que le guste contrastar las frutas y las verduras, tiene que ser el plato perfecto.

Como último, degusté el postre de Rosa de nectarina blanca con nougat tierno, hojaldre caramelizado y crema de vainilla con macadamias. Sin duda, el mejor postre que he probado en mi vida. Su sabor me transmitió una explosión de sabores y me recordó a la época de verano. Y tenía una elaboración impoluta. No consigo encontrarle ningún defecto a este plato.

Tras la degustación de los platos del restaurante Erre que Erre, he comprobado que se trata de un equipo de profesionales que realizan su trabajo a la perfección y se ocupan plenamente del bienestar del cliente. Todos los platos están elaborados cuidadosamente y con mucha originalidad, y es uno de los puntos que más valoro a la hora de llevármelos a la boca.

Os recomiendo que os paséis a probar las nuevas recetas que incluyen cada mes en su menú. ¡Seguro que os apasionan!

VIS A VIS: “Ni paya, ni gitana, ni mora, ni cristiana. Aquí somos todas mujeres, dueñas de nosotras mismas”

Alba García Casado

Como bien dicen en la serie sus protagonistas: “solo muere quien es olvidado.” Y en las prisiones de la Sr. Cruz lo que buscan precisamente es ser recordadas y dejar huella entre sus compañeras.

Macarena (Maggie Civantos)​ es una joven que comete varios delitos de manipulación y malversación de cuentas en la empresa en la que trabaja. Es descubierta y acusada de cuatro delitos, por lo que entra en prisión preventiva en la cárcel Cruz del Sur.​ Allí se enfrenta a choques emocionales y a las complicadas relaciones entre las reclusas, entre las que destaca Zulema (Nawja Nimri).

La serie refleja el día a día de las reclusas y de un grupo de funcionarios en una cárcel y la transformación de una persona inofensiva, que antes de entrar en prisión era incapaz de hacer daño, en una superviviente que va dejando de lado sus miedos. La lucha por la supervivencia marca así la convivencia entre las reclusas, caracterizada por las alianzas, las traiciones y las venganzas tanto entre internas como entre funcionarios. ​

Esta serie que tiene como banda sonora la canción: “Agnus Dei” fue rodada en Valencia recreando en una nave toda una cárcel aparentemente de verdad.

Si una cosa destaca en la serie son las vestimentas amarillas que llevan en Cruz del Sur y que hace que de ahí salga el nombre de Marea Amarilla con el que se identifican las reclusas.

La serie de género dramático y de suspense dirigida por Álex Pina y Daniel Écija cuenta con un total de 4 temporadas y 40 capítulos.

La serie a lo largo de las cuatro temporadas ha llegado a contar con un total de ciento cuarenta y dos actores y actrices que han hecho que esta serie sea todo un logro. Aunque además hay que destacar el trabajo de las cuatro actrices principales que son Maggie Civantos, Alba Flores, Berta Vázquez y Nawja Nimri.

En las prisiones de la señora Cruz se tratan temas de actualidad como pueden ser la eutanasia en los últimos capítulos, las violaciones que se producen a lo largo de todas las temporadas, la orientación sexual de las reclusas y sobre todo la serie te transmite un empoderamiento de la mujer increíble, y te das cuenta que al fin y al cabo todos somos personas y tenemos que ser tratadas como tal.

Por último recomendarles invertir el tiempo en ver esta serie porque sin duda a cambio vas a recibir momentos de tensión, de rabia, de empatía, de tristeza, de cariño, de amor, de ira …

Los Vengadores: Endgame: un final para otro principio.

Sofía Ferrero Miró

El veinticinco de abril de 2019, se estrenó en todos los cines de España la nueva y esperada película de Marvel, Los Vengadores: Endgame.

Después de veintiuna películas y más de cuarenta personajes, Endgame resuelve todas las suposiciones y teorías sobre Los Vengadores, creando así una película de tres horas explicando el supuesto final de dichos superhéroes.

La sala de cine estaba completamente llena y la gente estaba ansiosa y emocionada. Se apagaron las luces y la gente empezó a aplaudir. Todos queríamos saber qué pasaría con aquellos superhéroes que llevaban años acompañándonos.

Es una saga de películas muy compleja y difícil de enlazar, ya que los creadores de la historia han tenido que fijarse en los detalles más mínimos para que todo encajara bien, las líneas del tiempo, las historias de los personajes.etc. En esta película eso no ha dejado de ser así. Los más aficionados se han dado cuenta de que las películas no pierden su esencia respecto a los cómics y hay muchas relaciones, esto es perfecto para incitar a la gente a que se lea los cómics y también al contrario.

¿Será Endgame una de las mejores películas de Marvel? Esta pregunta es difícil de responder. Hablando desde el punto de vista cinematográfico, a mí como espectadora, me ha encantado porque estaba todo muy cuidado, desde los efectos especiales de las batallas, hasta el sonido y los cambios de luces. En el otro caso, no podemos valorar bien esta película individualmente, ya que las películas de Marvel son como un puzle, encajan entre sí y no puede faltar ninguna.

RESTAURANTES

MAIGMÓ: UN BUEN PLATO SIEMPRE ES ACOMPAÑADO POR UN BUEN VINO.

A todos nos gusta degustar alguna vez en la vida una buena paella bien realizada. Si estás esperando el momento ya sabes dónde puedes ir, al Maigmó.

MARIA GUILLEM 26/04/2019

¿De dónde ha salido esto?, pero ¿Qué es?

Maigmó es el nombre de la montaña situado en el interior de la provincia de Alicante. Es un restaurante con más de 30 años de experiencia, dando de comer a todas las personas que han cruzado sus puertas.

Este establecimiento situado en la montaña es lugar de paso, refugio y hogar para muchas personas que buscan un lugar tranquilo donde poder comer y evadirse. “Nuestras puertas siempre estarán abiertas para aquellas personas que aprecien el placer de la buena comida y en pago de su confianza traduciremos la gratitud en nuestros platos y en nuestro servicio.”Ese es su lema.

el carácter de este un restaurante define el perfil de su cliente, sin embargo en el Mesón Maigmó son los clientes los que lo definen, por eso es un gran restaurante.

¿Cuál es su magnífica variedad?

La carta es muy amplia con miles de cosas para picar y un mogollón de carnes y pescados bien hechos a la brasa, todo suena para chuparse los dedos. Podemos darnos cuenta de que se trata de una cocina tradicional, casera y muy fina, como si estuviéramos en casa con esto me refiero a que estamos en muy buenas manos con personas especializadas en esto que lo hacen lo mejor que saben.

El pulpo a la brasa o a la gallega es uno de los mejores que he degustado hasta ahora, estuvo exquisito: el pimentón le daba un toque al pulpo con más sabor que era alucinante y la base del puré de patata estaba muy fino y no le quitaba el protagonismo al pulpo, que era lo principal.

Soy fan de las ensaladas y decidimos pedir una y acertamos al 100 %. Nos encantó. Antes del plato principal para suavizar el gusto del pulpo la ensalada siempre viene bien, y esta receta me la apunto para hacer en casa. Muy sencilla y deliciosa. Realizada con un rico tomate con mucho sabor y una buena ventresca de atún exquisito y para rematar y darle el toque final un poquito de cebolla tierna que me encanta.

Pasamos al espectacular plato principal que me dejó sin palabras fue insuperable, una paella riquísima y tradicional del restaurante. Como no sabíamos cuál elegir optamos por dejarnos en manos del restaurante como bien indicaba su nombre Maigmó estaba hecha con conejo, caracoles, setas y verduras de temporada. el conejo estaba en su punto ni muy hecho ni crudo estaba para mi gusto muy bueno, los caracoles no soy muy fan de ellos pero la verdad es que le daba el mejor sabor a la paella estaban riquísimos eran insuperables, las setas no me gustan nada pero todo mezclado en la paella ni se notaba lo que era. Por último, las verduras le daban el toque que le hace falta a una muy buena paella, sin duda la mejor paella que he degustado en mucho tiempo.

Para finalizar, el postre, una crema catalana casera, a todos les encantó, pero a mí ni bien ni mal. Yo no soy muy fan de los postres, ya que soy más de salado que de dulce, la crema catalana la verdad es que estaba muy dulce como todas las que he probado y a mí ese sabor me cansa mucho.

A bocado barón, vino por espolón. ¿Qué tal los vinos?

“Un buen plato siempre se acompaña con un buen vino”. La bodega se caracteriza por una amplia variedad de referencias, contando con las mejores de España y algunas internacionales.

¿Cómo es el sitio?

Es un sitio espectacular y muy bonito. Antes era mucho más antiguo pero hace un año o dos lo reformaron entero y es alucinante con toques modernos, pero también algún que otro detalle clásico, en la barra a una parte puedes ver cómo realizan las comidas a la brasa y después las mesas del salón con unas vistas impresionantes.

¿Qué cuesta comer ahí?

Depende de lo que pidas, como en todos los sitios pero se puede comer muy bien por una media de 25-50 euros. Está muy bien ya que cuentas con materia de primera clase fresca y recién cogida. Además tienes un menú entre semana por 17 euros.

Autovía A-7, 2

O3109 Tibi, Alicante

Tel.965617283

Actividad extra sobre la POESÍA

¡Hola estimados alumnos y alumnas! Aquí os dejo la infografía relativa a la actividad voluntaria que os expliqué ayer en clase.

Actividad extra poesía