Tag-Archive for » Redacción «

El día que vine al mundo, ¿qué estaba pasando en él?

Desde que el tiempo encendió su contador hace más de 14.000 millones de años, en nuestro planeta son ya muchas, innumerables, como infinitos serán los segundos que nos sucedan, los hechos que han marcado la actualidad diaria.

Desastres naturales, inventos revolucionarios, misterios indescifrables, nacimientos y defunciones han ido engrosando una lista que hoy, gracias a Internet, está al alcance de los más curiosos. Sin embargo, de entre toda esa secuencia de hitos importantes, hay una fecha que para cada uno encierra una simbología especial. Y esa efeméride no es otra que la de nuestro nacimiento, ¿qué sucedió en el mundo cuando yo posaba por primera vez mis diminutos pies sobre él?

¿Qué pasó el día que nací? Por Paula Cruz:

Bueno, yo nací el 8 de septiembre del año 2005, aunque obviamente no sólo nací yo este día, también nacieron personas reconocidas a nivel mundial o a nivel nacional. Hace bastantes años atrás en 1189 nació Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra, en 1947 nació Diego López Garrido, un político español, en 1962 Sergio Casal, un tenista; en 1968 nació “El Litri”, Miguel Báez Espinola, un famoso torero, en 1978 Gerard Autet Sebarrasa, un futbolista. En 1979 nació Pink una cantante inglesa, en 1989 Avicii, DJ y productor discográfico y en el 2002 Gaten Matazzaro, actor de Stragner Things.

Este día fue un día muy feliz para mi familia, pero no lo fue tanto para el mundo, porque, 117 años antes de que yo naciera se encontró el cadáver de una nueva víctima del asesino en serie Jack el destripador, hoy en día aún no se sabe quién es. Varios años después, este mismo día pero del año 1941, comenzó el sitio de Leningrado, en el marco de la segunda guerra mundial. Una acción militar desarrollada por la Alemania Nazi, cuyo objetivo era asediar y apoderarse de la ciudad que dio nombre a la operación, actual San Petersburgo. Más de un millón de personas murieron de hambre y de frío.

Aunque, afortunadamente, no todo son noticias malas. En el año 1907 Alfonso XIII otorga a Cangas de Onis (Asturias), el título más importante de aquella época “Más grande, capital, más pequeña ciudad” mientras que esto sucedía, en Alemania Max Wolf descubrió el asteroide 641 Agnes. Unos cuantos años más tarde, en el 1928, se jugó el primer mundial de la historia en Uruguay. En el año 1951 Estados Unidos y Japón firmaron un tratado de paz que, como ya todo el mundo sabe después de unos años más tarde acabaron rompiendo. Y ya, para acabar, en 1996 se lanzó el primer episodio de Star Trek, una serie que lo revoluciono todo por aquel entonces.

Y, bueno, como habéis visto, este día pasaron muchos acontecimientos, obviamente, el más importante fue que yo naciera…

¿QUÉ PASÓ EL DÍA QUE YO NACÍ? por Miguel Monzó:

Me llamo Miguel y nací un 28 de febrero de 2005, ese día y año al igual que hace unos días atrás, nevó tanto que cortaron carreteras, y claro, no podía venir nadie de mi familia a conocerme. Entonces, no existía la autovía de Ibi a Alcoy, y la carretera que había, a su paso por el conocido Barranco de la Batalla, estaba cerrada al tráfico. Yo nací un lunes, y nevó tanto que hasta el viernes no nos dejaron volver a casa.

Os cuento un poco lo que ocurrió el día que yo nací…. El 28 de febrero ha marcado hechos importantes en la historia, como la Segunda Revolución francesa en 1848; bombardearon Berlín durante la Segunda Guerra Mundial en 1943 y se inauguró el tren expreso que cubre la ruta Hanoi-Pekín-Moscú-Berlín en 1955 entre otros muchos más. Aunque para mí el más importante es que las monedas nacionales de doce países de la Eurozona desaparecen y el euro se convierte en su única divisa de curso legal.

No solo ocurrieron hechos, sino que también nació y murió gente importante como José Vicente Foix un poeta español que nació un 28 de febrero de 1893; Paolo Futre un futbolista portugués también nació ese día. Algunas muertes importantes son la de Alfonso XIII Rey de España en 1941; la de Luis Feria un poeta español en 1998 y la más reciente la de George Kennedy un actor estadounidense en 2016.

Bueno, pues esto es un breve repaso del fantástico día 28 de Febrero, el día que nací, es un número que especialmente me gusta, además el mes de febrero, es el único del año que tiene menos días. ¡Es un día especial!.

El 14 de febrero por Clara Valls:

El 14 de febrero, conocido como día de San Valentín o día de los enamorados. La mayoría de las personas conocen esta festividad y la celebran, pero muy pocos sabrán su historia.

Yo me llamo Clara y nací el 14 de febrero de 2005, fui un regalo de San Valentín para mis padres, pero ¿qué estaba pasando mientras yo venía al mundo?

Aunque todos crean que este es un día para celebrar, justo este año hubieron muchas desgracias inesperadas.

En China una mina de carbón explotó dejando a más de doscientos fallecidos. En Teherán ( en Irán ) murieron 59 personas por causa de un incendio en una mezquita y en Filipinas hubo tres atentados islámicos en los que murieron 11 personas. Esto me hace pensar que en cualquier momento puede pasar algo.

Pero también hubo cosas buenas como, avances tecnológicos y científicos.

Se fundó la plataforma de YouTube e investigadores por fin descubrieron ADN de neandertales en fósiles de la Península Ibérica, lo que cambió la forma de pensar.

Pero, ¿por qué se celebra este día, el día de los enamorados o el día de San Valentín?

San Valentín era un hombre que casaba a los cristianos cuando estaban siendo perseguidos. Cuando lo encerraron encontró a una mujer ciega, pero lo que nadie sabía era que el día en el que lo iban a matar le dejó una nota a la mujer para que la viera y por primera vez pudo ver y lo que vio fue “tu Valentín“. Por primera vez Valentín se había enamorado. Esta historia te la puedes creer o no, pero muchos historiadores la creen.

La conocemos gracias a un Papa que cambió una festividad muy antigua que cambió por otra dedicada al amor, amistad y en honor a San Valentín.

Y esta es la historia del 14 de febrero.

 CUANDO YO NACÍ…Por Irene Carbonell: 

Hay tantos acontecimientos que han pasado a lo largo de la historia y solo 365 días distintos en los que pueden ocurrir cada año que es muy común toparse con gente que haya nacido el mismo día y mes que tú, incluso pueden haber miles de acontecimientos importantes con los que estás cumpliendo años a la par. En mi caso, el 31 de agosto del 2005, hubo una estampida sobre el puente Al-ayma en Bagdad en la que hubo, por lo menos, unos 640 muertos. Es triste pensar que al mismo tiempo que celebras tu cumpleaños, en otra parte del mundo, haya miles de familias recordando el incidente y las muertes que este provocó.

Buscando te puedes encontrar con coincidencias desagradables como, por ejemplo, el 31 de agosto de 1888 fue hallada la primera víctima de Jack el Destripador, una prostituta llamada Mary Ann Nichols. Por otra parte, en el año 1986, el barco de pasajeros soviético Admiral Nakhimov, se hundió después de colisionar con el carguero Pyotr Vasev, ocasionando la muerte de 398 pasajeros. Además de tener en cuenta que en la Alemania de 1939 los medios de comunicación nazis afirmaron que los soldados polacos estaban atacando a la estación de radio en Gleiwitz, lo que dio una excusa a Adolf Hitler para invadir Polonia al día siguiente, lo que daría comienzo a la Segunda Guerra Mundial. Pero al igual que ocurren desgracias, también viene triunfos, como en Estados Unidos en el año 1987, donde el cantante Michael Jackson lanza ¨Bad¨, su tercer disco, convirtiéndose así en el primer y ñunico artista en haber tenido cinco singles en el número uno de la lista de Billboard. Al igual que en 2007 tuvo lugar el lanzamiento del banco de voz del programa VOCALOID Hatsune Miku, quien tiempo después se hizo famosa gracias a sus canciones y logró aparecer en los éxitos de JustDance 2016 y 2019.

La fecha ¨31 de agosto¨ ha traído y traerá malos y buenos recuerdos, al igual que muertes y vidas, como es el caso de Lady Di (Diana Spencer) y Dodi AlFayed, quienes murieron en un accidente de tráfico en 1997; Pablo Motos, presentador de televisión, locutor de radio y humorista; Gabriel, principe de Suecia; Teleru Campos, periodista; Fernando Abril Martorell, político y, por último, Pepe Reina, furbolista celebran su cumpleaños a la vez que aquellas personas que nacieron el último día del octavo mes.

¿Qué sucedió el día que vine al mundo? por Elisabeth Carrasco:

Todos los días no son iguales, ni ocurre lo mismo…..cada uno de ellos es diferente, para cada persona, es un mundo distinto y cada uno, lleva una fecha marcada en su memoria que le ha dejado huella y no puede borrar. Seguramente le haya sucedido algo importante para él, que nunca olvidará, por eso para cada uno, los días son totalmente distintos y cada uno tiene uno especial, aunque ocurra lo mismo. Y para mí es el cinco de octubre, fue un día muy importante en el mundo, ya que se produjeron varios acontecimientos impactantes, en Alemania se fundó la universidad de Kiel, en Chile se fundó la villa de Rancagua y en Filipinas los británicos ocuparon la ciudad de Manila. El mismo día, en el año 2005, nací yo, a las 18:10, en el hospital de Alcoy, pesé tres kilos quinientos cincuenta gramos y fue una alegría y un momento muy especial para toda mi familia, ya que era la primera hija y todos me esperaban con mucha ansia, sobre todo mis padres.

Llegaron a surgir muchos más acontecimientos, como que en Perú, el Congreso aprobó la reducción del mandato del presidente Alberto Fujimori, en Chihuahua un monstruo que era parte del espectáculo Extremo Aero Show se sale de control y arrolló a decenas de espectadores, murieron cinco adultos, cuatro niños y ochenta personas resultaron heridas. Y en la República Checa, en el hospital de Santo murieron once niños por una avería en el oxígeno del hospital.​ También nacieron varios famosos como Guy Pearce, Susana Abaitua, Laura Gemser… que han sido personas importantes que han logrado algo.

Pero en conclusión, pase lo que pase, ese día va a ser siempre muy especial para mí y para todo mi entorno cercano, que siempre celebraremos con mucha alegría, ya que fue el día que yo llegué al mundo.

¿QUÉ OCURRIÓ EL DÍA QUE YO NACÍ? por Carolina Guillem:

El 21 de Diciembre no solo mis padres tuvieron la suerte de que su pequeña llegara al mundo, si no que miles de personas esperaban la llegada de su hijo.

Además de que las persona vieran llegar al mundo a miles de bebés, en ese día tan señalado ocurrieron determinados acontecimientos que pudieron marcar un antes y un después en la historia.

1879: aquel día el New York Herald anuncia el descubrimiento de la bombilla, inventada por Edison, un importante inventor que hizo posible con un poco de ingenio que las casas de cada ciudad y pueblo del mundo tuvieran vida. Ese mismo año, nace Nace Jósif Stalin, político y dictador soviético y además máximo dirigente de la URSS.

Años después, en 1901, mujeres de Noruega se adentraron en el mundo de la política pudiendo, por primera vez votar.

Me alegra enormemente que el mismo día de mi nacimiento, años atrás, miles de mujeres pudieran votar y expresar sus ideales al igual que los hombres de dicho país.

Días después de encontrar esta información leí que el primer crucigrama que se publicó fue en 1913, ¡el 21 de Diciembre! Fue curioso encontrar esto, ya que los crucigramas me recuerdan mucho a mi infancia y a momentos entrañables con seres queridos… que probablemente no entenderíais.

Claudia Juan:

Claudia Juan

Aprender, un verbo de infinitas posibilidades

Aprender es un verbo tan largo como las posibilidades que ofrece. Uno aprende de niño a hablar, a escribir, a caminar… En definitiva, a explorar el mundo desde la inocencia y la inquietud que nos depara lo desconocido. Con el tiempo, llegan nuevos aprendizajes que, en teoría, se suman a los anteriores. Aprendemos entonces a socializar, a respetar, a convivir en la diferencia y a aceptarla como una maravillosa oportunidad para ampliar nuestros, a priori, limitados horizontes. Y así, casi sin darnos cuenta llega el primer amor, y aprendes a amar de una forma romántica, porque el otro amor, aquel que sientes por tu familia y amigos, podría definirse como el que, de algún modo, es inalienable al hecho de ser. “Existo, luego amo”. (Permítanme la licencia en la reinterpretación).

Hasta que a veces, o quizá siempre, el aprendizaje llega en forma de lección, porque sí, la vida tiene en ocasiones esa extraña manera de ponernos en alerta, de advertirnos de que su estancia, por grata y placentera que nos resulte, es efímera y frágil. Pero cuando la tempestad pasa y la calma se convierte de nuevo en la protagonista, el aprendizaje vuelve a hacer su aparición estelar, aunque eso sí, tendremos que estar preparados para seguir el nuevo guion.

Aprender es relativamente fácil si uno pone de su parte, y lo curioso es que aunque el esfuerzo no sea ingente, es probable que algo, por pequeño o nimio que parezca, se habrá quedado en ese revoltijo de recuerdos y vivencias que forman nuestro yo en plenitud. Tal vez por ello, con la edad nos volvemos más cautos, que no más cobardes, y lo aprehendido (que deriva de lo aprendido) nos pone en antecedentes. Cierto es que el ser humano está programado genéticamente, o eso dicen las malas lenguas, para tropezar inequívocamente con la misma piedra una y otra vez, pero ojo, que a toda regla le llega su excepción, y ahí entra en juego, o eso es lo deseable, el aclamado aprendizaje. Sí, podremos caer, pero en nuestra mente, y muy posiblemente en nuestro corazón, (pues según ha revelado un estudio reciente, también el músculo impulsor de la sangre tiene neuronas), saltará una alarma y sabremos qué hacer.

Aprender es una acción cíclica, con sus vaivenes y sus picos de crecimiento y decrecimiento, según se mire, pero de lo que no hay duda es que aprender es un proceso para el que no existe descanso. Las personas siempre aprendemos, quizá a veces demasiado pronto y otras, por desgracia, demasiado tarde, pero lo que se adquiera de ese aprendizaje será desde luego indeleble al paso del tiempo, por mucho que la debilidad nos arrastre a subestimar todo aquello que vino a instalarse en nuestro bagaje de conocimiento para el presente y futuro.

Aprender implica también voluntad, ímpetu y una curiosidad insaciable. Aquel que nunca se canse de aprender vivirá, de algún modo, eternamente. Ya lo dijo Lorca, de una forma sutil, “Bien está que todos los hombres coman, pero que todos sepan”. Y el saber, amén de en los imprescindibles libros, lo encontramos en la propia vida, en las personas que están a nuestro lado y, cómo no, por increíble que resulte, en el ejercicio de nuestra introspección. El conocimiento de uno mismo puede ser un infalible método para garantizar el aprendizaje.

Por todo ello y mucho más, vivamos y aprendamos; aprendiendo vivimos y vivimos para aprender.

Mi MADRE, LA PERSONA DE LA CUAL MÁS HE APRENDIDO por Blanca Pérez

Hoy me han dado la oportunidad de poder hablar sobre la persona que más admiro y más me ha enseñado en todo lo que llevo de esta maravillosa vida, como habéis podido apreciar en el título… efectivamente es mi madre, la mujer que más admiro junto a mi abuela. Mi madre es la persona que me ha criado y la que me ha enseñado a ser como soy. Mi madre es una persona vividora como ella sola, buena amiga, transparente y como para todo mi familia, su objetivo es que mi hermana y yo tengamos buena vida pero siempre con normas y restricciones.

Esta es una de las cosas que más admiro de mi madre, la forma de criar, a lo mejor a otras personas no les gusta, pero a mí me encanta que nos tenga muy consentidas en unas cosas y tan poco en otras.

Se me ha planteado la pregunta de porque la he elegido a ella y no a otra persona, pues mira porque es una persona la que quiero mucho, que me ha enseñado a ser fuerte y a que todo se supera, me ha enseñado a ser quien soy, y va a sonar muy egocéntrico pero me encanta como soy y todo gracias a ella. No sé si alguna vez leerás esto, pero gracias por ser como eres y enseñarme todo lo que sé.

Mamá, te admiro por Natalia de Juan

Mi madre, ella es Verónica, siempre está cuando la necesito, no podría vivir sin ella, se preocupa siempre de mi hermana y de mí y nunca nos falta nada.

Admiro todo de ella, su valentía, su fuerza y sus ganas de vivir. Ha sufrido mucho para ser quien es ahora y aún le quedan muchas cosas por conseguir, ama su trabajo, su familia y sus hijas, yo noto que lo somos todo para ella y a nuestro lado es la persona más feliz del mundo.

Admiro sus ganas de salir adelante cada día, su pasión es la decoración y siempre está mirando inspiración. Es la persona que más buen gusto tiene en ese aspecto, todas las ideas que tiene me encantan, no hay ninguna que no me guste. Algunas personas me dicen que me parezco mucho a ella, y es el mayor cumplido que alguien me puede hacer, ella es mi inspiración y mi todo, gracias a ella estoy aquí y sin ella no soy nada.

¿Cuál es la persona de la que más has aprendido en esta vida y por qué? por María Guillem

Me ha resultado un tanto difícil escoger a una única persona para realizar este trabajo, ya que tengo la inmensa suerte de estar rodeada de gente que me hace crecer y mejorar, en cuanto a persona, día a día. Tras meditar acerca de mi elección, he decidido hablar sobre una de las personas más importantes de mi vida, mi madre.

La primera virtud que me gustaría destacar de ella es lo trabajadora y lo constante que es en todos los aspectos. Lo mucho que se esfuerza, tanto en la vida cotidiana como en su trabajo. Todo lo que se propone ella lo consigue.

Además, es muy perfeccionista con todo lo que hace, hasta que algo no está como ella lo desea, es decir, perfecto, no se detiene. Esta es una de las muchas virtudes que he heredado de ella.

Por último, no podía faltar comentar lo fuerte y luchadora que fue y sigue siendo a día de hoy, ya que cuando a mi abuela le detectaron cáncer, mi madre nunca se rindió y estuvo a su lado con una sonrisa en todo momento.

Estoy muy orgullosa de ella y no puedo estar más agradecida de que forme parte de mi vida.

Tanto mi madre como mi padre, nos han inculcado a mi hermano y a mí, unos valores maravillosos. Para mí es un ejemplo a seguir y sin duda la mejor madre del mundo.

Por todo esto y más, considero que es la persona de la que más he aprendido en esta vida.

Aunque aún me queden cosas por descubrir, sin duda alguna, sé que mi madre estará conmigo ayudándome siempre.

¿Cuál es la persona de la que más has aprendido en esta  vida y por qué? por Mar Mira

Cada uno de nosotros tiene una persona especial, una persona a la que sigue, a la que admira y, por supuesto, de la que aprende.

Esa persona para mí, es mi madre; una mujer luchadora, fuerte y la persona más paciente que he conocido en lo que llevo de vida. Me ha enseñado a luchar por lo que quiero, no tengo palabras para describir todo lo que ha hecho por mí. No la admiro sólo porque es mi madre, sino que a mi cada día me demuestra el interés que tiene por todo y eso es justo lo que he aprendido de ella, a tener interés en aprender, en ayudar y en ser buena persona. También me ha transmitido que hay que tener pasión por las cosas y ganas de seguir avanzando.

Entre muchas otras cualidades he aprendido a valorar muchas cosas que ni siquiera antes notaba presentes. No podría agradecerle más lo que ha hecho por mí. Ella es la persona que me apoya y está a mi lado cuando más lo necesito y no solamente se ha ganado mi amor, también mi respeto,  admiración y gracias a ella soy la persona que soy hoy en día.

Cuando ya no se encuentre a mi lado será entonces cuando tenga que poner en práctica todo lo que me ha enseñado.

Una gran parte de mí por Elisabeth Carrasco

De quien más he aprendido en esta vida. Es de mi abuelo Juanjo. Es la persona que siempre me ha enseñado muchas cosas… algo que he aprendido con él, es a ser valiente y a luchar por mis sueños y por lo que quiero. A él le gusta mucho caminar y ha hecho tres caminos de Santiago, sin preocuparle lo que pudiera pasar, lo que encontraría, el pasar tiempo fuera de casa sin su familia o solamente el simple hecho de comenzar la aventura solo.

Otro de los valores que he aprendido es a ser feliz, ya que a él nunca le ha gustado verme triste, ni llorando. No hay ni un día que no me espere sentado en su sillón, con una sonrisa de lado a lado. Siempre me ayuda con mis problemas y a buscar la mejor solución para ellos, y si han ocurrido ya, me ayuda a afrontarlos y a llevarlos de otra manera. También él disfruta de los pequeños momentos, y he aprendido que no me hace falta pasar una tarde increíble yendo de compras o saliendo por ahí, sino simplemente pasando la tarde con él, merendando en el comedor de su casa con el brasero y la televisión encendida, así, yo me siento la más feliz del mundo, disfrutando de él, de mí, de nosotros, de nuestra felicidad, del momento, dejando todos los problemas y preocupaciones en la puerta. Pero sinceramente lo que más admiro de él, es la forma que tiene de ver la vida y de afrontar las cosas. Él está malito, tiene cáncer, esa maldita enfermedad, que muchas personas la padecen a día de hoy, desgraciadamente, y no es fácil de llevar. Pero pienso que pocas personas lo afrontan de la forma que él lo hace. Todos los días, él se levanta y hace las cosas que más le gusta hacer, irse con sus amigos y disfruta con ellos, también ayuda en casa, se echa su siesta (que es sagrada), pasa tiempo con su familia, se va a caminar, escribe, lee…En conclusión disfruta de la vida e intenta siempre dar su mejor versión de él mismo. Aunque claramente todos los días no son perfectos, y él, como todos, tiene días malos, pero esto es una de las cosas más especiales de él, que aunque sea un día malo y que tenga muy pocas fuerzas, se sigue levantando y haciendo la rutina de todos los días, y lo más importante de todo y con el detalle más sencillo y bonito, disfrutando y siempre con una sonrisa en la cara.

Para finalizar, que es una cosa que a mí personalmente aparte de todo esto, me hace sentir orgullosa de él y me llama la atención, es su filosofía de vida: si viene o llama a la puerta, dile, que yo no estoy aquí.

Por todas esas cosas y más, él, es mi campeón, mi héroe, mi ejemplo a seguir…

¿Cuál es la persona de la que más he aprendido en esta vida y por qué? por Esther Carricondo

Esta pregunta me ha hecho reflexionar sobre la dura vida que han vivido todas las personas que me rodean.

Sin embargo hay una persona que destaca y esa es mi madre.

Mi madre perdió a su padre muy joven y la mayoría de su vida la ha pasado con su madre. No me gustaría imaginarme lo difícil que sería lograr pasar un día sin ninguno de mis padres. Desde bien pequeña ha sido una luchadora y poco a poco ha visto cómo se iban yendo las personas que más quería.

Esta redacción la he hecho sobre ella para expresar lo magnífica que es y lo mucho que vale. Me ha enseñado a amar puramente a la gente que me rodea y a ser yo misma siempre. Ella suele decir que nuestro carácter es muy parecido, a la hora de enfadarnos o de estar felices y yo creo que eso es lo que hace que estemos tan unidas.

Mi madre ha sido una de las personas que más valores me ha enseñado, junto a mi padre, que es también un pilar fundamental en mi vida. Obviamente, las personas no son eternas, así que tendríamos que valorar el tiempo que pasamos junto a nuestros seres queridos.

¿CUÁL ES LA PERSONA DE LA QUE MÁS HAS APRENDIDO EN ESTA VIDA Y POR QUÉ? Por Claudia Juan

Tras leer el discurso del músico Leonard Cohen, he pensado qué personas de mi entorno han sido las que más han influenciado en mi vida. Cuando me planteé la pregunta, rápidamente pensé en mi madre y la cantidad de momentos que me llegaron a la cabeza cuando tuve que responder a la pregunta propuesta anteriormente.

Desde bien pequeñita me ha gustado estar muy cerca de mi madre, pues a pesar de que chocamos en nuestro carácter y la mayoría de veces pienso que somos muy iguales, todos los enfados terminan siendo una sonrisa recíproca aunque la mayoría de ellas, es decir, siempre, es mi madre la que tiene la iniciativa de reconciliación, cosa que quiero aprender de ella, como miles de valores suyos.

No hace falta resaltar lo mucho que me encanta compartir con ella nuestros gustos tan comunes y todas nuestras semblanzas, las cuales hacen que quiera pasar todo momento junto a ella, destaco las veces que vamos a almorzar juntas, las risas compartidas, cantidades de consejos, todas las veces que recibo su ayuda cuando ella, la necesita el doble, y aunque yo lo intento no siempre estoy dispuesta a ayudarla, hecho que quiero mejorar.

Y sobre todo me quedo con las veces que ha sabido guiarme por buen camino y hacer de mí una mejor persona, corrigiendo mis errores y yo aprendiendo de ellos, por esa misma razón sé positivamente que de ella es la persona de la que más he aprendido.

Ahora bien, ¿por qué mi madre es la persona que más ha influido en mi vida? Como le sucede a muchas hijas, siempre que la vida me plantea un nuevo reto, debo enfrentarme a un nuevo problema o he de tomar una decisión, me viene a la cabeza una pregunta: ¿qué haría mi madre? Pues siempre que lo he necesitado, ella ha sabido dar repuesta a todos mis interrogantes. Siempre tengo la sensación de que la decisión que ella tomaría si estuviera en mi lugar es la correcta. Al fin y al cabo, como hijas, desearíamos algún día ser la viva imagen de lo que nuestras madres han sido, pero a mí, con poder llegar a ser la mitad de lo que es ella, ya me bastaría.

Mi porqué…

Hace algunos años, por circunstancias que la vida a veces te deja como prueba, me di cuenta de que todas las personas venimos al mundo por una razón. Puede que tardemos poco en descubrirla o, quizá, necesitemos de muchos años para hacerlo, pero es muy probable que llegado el momento la veamos ante nosotros con claridad.

El primer encontronazo duro y real con la muerte me dio la esperanza necesaria para creer en dicha teoría. Era tremendamente injusto que el destino impusiera su ferocidad sobre alguien tan joven, tan lleno de ganas de vivir, pero entonces, desde mi profundo dolor, comencé a recordar todo lo que había aprendido de ese maravilloso ser humano, me vi a mí misma recorriendo las calles a su lado, feliz, y viviendo de verdad ese sencillo momento. Rememoré muchas de las veces que había terminado con dolor de estómago por lo que había reído escuchando sus chistes, y cuando tocaba la puerta de mi habitación para traerme la cena, y yo la devoraba. O cuando me arropaba y me cogía la mano y entonces ya no me daba miedo la noche. Pensé en sus abrazos y en todos los te quiero, en las tardes de cine, en las canciones que siempre sonaban en su voz, en sus ojos siempre brillantes. Y recordé la última Navidad, su deseo de ver el mar, la magia que hacía para regalarme un cumpleaños inolvidable, su forma de sonreírle a la vida. Y justo cuando creía que iba a desmoronarme una vez más, una inefable paz interior recorrió por completo mi cuerpo. Mi padre, el que siempre sería mi héroe, había cumplido su misión, y puede que se fuera sin saberlo, no sé si algún día lo averiguaré, pero lo cierto es que su porqué reviviría cada día en cada uno de nosotros. Y así es como yo quiero vivir.

¿Mi porqué? Es difícil despejar semejante interrogante, aunque empiezo a creer que la respuesta es más sencilla de lo que creo. Mi razón es mi familia, a la que no elegí, pero tuve ese inmenso privilegio; mi porqué está en mi trabajo, que es mucho más que eso, pues sin él nunca hubiera completado buena parte de mi esencia; mis razones, mis porqués los encuentro en la gente que amo, en los sueños que intento mantener vivos, en mi esfuerzo por ser mejor persona, en mi afán por aprender, descubrir, y no estar nunca de vuelta de nada, en saber que esta oportunidad merece realmente la pena.

Mi porqué podrá llenarse de más motivos a lo largo de este inescrutable camino, quién sabe, seguiré caminando para no perdérmelo, hasta que algún día, las respuestas dejen de vivir en mí, y suceda, como en la historia que os conté, que alguien las atesore en su corazón y le alienten a seguir buscando su lugar.

Mi porqué por Candela Fernández:

Soy hija, sobrina, hermana, nieta, amiga, vecina… pero sobre todo soy yo.

Nací el 28 de abril de 2005, hace catorce años.

Según mis padres me dicen, soy lo más preciado que tienen, junto a mi hermana. Dicen que he cambiado por la edad, pero a pesar de nuestros enfados cada dos por tres, me quieren muchísimo.

Para mis amigos soy atenta, comprensiva, demasiado enfadica, generosa, graciosa y bastante dominante. Me encanta que todo esté perfecto, y si puede ser, a mi gusto. Quizás ese sea el porqué de mis discusiones diarias con todo el mundo.

Yo creo que soy una persona distinta, no sé muy bien si para bien o para mal. Tengo un carácter muy imponente y siempre me enfado por cualquier cosa. A pesar de esto, soy una persona a la que le encanta hacer reír a los demás.

Una sonrisa más es una desgracia menos.

La verdad es que no sé muy bien cuál es mi porqué, no sé por qué toda la gente de mi alrededor me aprecia si suelo herir a todo el mundo cuando me enfado, pero creo que tengo algo dentro de mí que hace que me arrepienta de las cosas justo a tiempo, casi siempre.

Me encantaría poder expresar mis sentimientos hacia todo el mundo, porque a pesar de llevar en este mundo catorce años, pocas personas me han aclarado cuál es mi porqué, y la mitad ya no están.

Creo que si estoy aquí es únicamente para hacer ver a los demás que por muchos baches que tenga la vida y que se nos cruzan por delante, hay que seguir en pie.

Creo que soy ejemplo de superación, soy la voz interior que dice “no te rindas, no todo está perdido”. Porque además de ser todos y cada uno de los adjetivos que me definen, soy el ejemplo perfecto de interés y apoyo a uno mismo.

 ¿Cuál es mi porqué? Por Marina Brotons:

Nunca me había hecho esta pregunta, ¿Cuál es mi porqué? Después de estar varios días pensando sobre el tema he llegado a la conclusión de que, como todo el mundo, lo que quiero es ser feliz. Parece algo simple, ser feliz, pero si lo piensas te darás cuenta de que es bastante complicado. Pocas personas logran ser verdaderamente felices, creo que esto se debe a que los humanos buscamos esta sensación en lo material en lugar de en lo sentimental. Desde mi punto de vista la felicidad es poder estar rodeado de personas que te quieren y te aprecian. Pienso que, sobre todo, en la etapa de la vida en la que me encuentro debo valorar más a mi familia y amigos, ya que son lo más importante que tengo y sé que ellos estarán siempre que los necesite. Cada vez me voy dando más cuenta de que lo que me hace verdaderamente feliz es ver a mis amigas alegres. No me gusta ver a mis seres queridos tristes, por eso intento sacarles siempre una gran sonrisa y cuando lo consigo y escucho sus carcajadas o veo su rostro de felicidad me siento la persona más alegre del mundo. Además, cuando son ellas las que me sacan una sonrisa a mí, pienso en lo afortunada que soy de poder tenerlas a mi lado y de poder compartir tantos momentos junto a ellas.

Uno de mis mayores sueños es poder tener una gran familia. Creo que esto se debe a que soy hija única, cosa que puede estar bien, pero preferiría poder tener hermanos con los que compartir aventuras, secretos, momentos… A veces veo como mis amigas o familiares hablan con sus hermanos, comparten consejos o se cuentan anécdotas y pienso en lo bonito que sería poder hacer lo mismo.

Yo pienso que he venido a este mundo para poder disfrutar y saber valorar los buenos momentos junto a mis seres queridos. Lo que quiero conseguir es dejar de lado la tristeza, que en muchas ocasiones llega sin razones suficientes y no me deja aprovechar mi vida.

¿Cuál es tu porqué, tu razón de ser? Por Elisabeth Carrasco:

Mi porqué en esta vida es ser una buena persona, hacer muchas amistades, ayudar y ser empática con los demás y sobre todo, saber escuchar y tener paciencia.

También parte de mi porqué, es estar con mi familia, ir de vacaciones, estudiar, para, en un futuro, tener mi carrera, casarme, tener hijos…

Creo que para la mayoría de la gente su porqué son los objetos materiales y el dinero, porque sin el dinero es evidente que no podríamos vivir y por eso trabajamos para conseguirlo, pero no es el todo la mayoría de gente está equivocada, porque la gran parte del porqué de todos, es la felicidad, pues aunque solo sea un sentimiento, la felicidad la podemos encontrar en todos los sitios, hasta en las cosas más sencillas, creo que es algo que nos caracteriza, algo que nos hace únicos y especiales. Y sí… Eso creo que el porqué de la vida es sacar lo mejor de ti, intentar que tú te sientas orgulloso de ti mismo, quererte tal y como eres, no dejar ningún gesto de cariño para otro día o momento, sacar los valores que te han inculcado, es decir, tú mejor parte y, sobre todo, lo más importante de todo, disfrutar cada día y cada momento como si fuera el último.

 ¿CUÁL ES MI PORQUÉ? Por Irene Villar:

Nunca me había planteado esta pregunta, considero que en la actualidad mi porqué de vivir son mis amigos y familia.

Creo que ellos son realmente mi porqué, ya que por ellos muchas veces hago unas cosas u otras.

Siempre han estado ellos conmigo en casos buenos y malos, entonces yo también estoy con ellos casi siempre porque me han hecho ver que yo no podría vivir sin ellos.

Normalmente cuando me pasa algo malo, o estoy indecisa, u otros muchos motivos por los que no estoy bien suelo pedir consejo a mi familia y a mis amigos. Y eso me ha dado mucho que pensar, ya que no podría vivir sin ellos y sin esos consejos.

Otro pilar de mi vida es la danza. Me gusta porque combina la música y la expresión facial. Muchas veces cuando estoy agobiada suelo poner música y bailo por mi casa.

Dentro de la danza el tipo que más me gusta es el ballet, ya que te suele enseñar muchas disciplinas sobre tu cuerpo. También me encanta por el motivo que puedes crear la historia que quieras puedes expresar la tuya propia.

En un futuro me gustaría trabajar en un laboratorio especializado en reproducción in vitro y creo que eso me llenaría personalmente.

Todos estos motivos se resumen en un solo sentimiento, que es la felicidad.

MI PORQUÉ por Mar Mira

Creo que todos tenemos una misión especial en la vida y dependiendo de las capacidades y habilidades que vayamos desarrollando a lo largo de nuestra vida nos inclinaremos hacia lo que más nos guste o nos sintamos atraídos. Hay personas a las que les gusta crear, pintar… Otras que inventan e investigan, otros son felices ayudando a los demás. Conforme vayamos madurando, nos daremos cuentan de que es lo qué queremos ser o a qué queremos dedicar nuestro tiempo.

A mí personalmente, me gusta ayudar a la gente, me llama la atención el campo de la medicina, aunque también me inclino mucho por la música con la cual me siento muy cómoda, me hace muy feliz y me ayuda a desconectar de los problemas, pero, por un lado es una disciplina muy estricta y requiere muchas horas de estudio, y por otra parte, es lo que me hace feliz y no voy a parar de pelear hasta conseguir lo que yo quiero. Aparte creo que estoy aquí para apoyar a las personas de mi entorno, ya que no soporto ver tristeza en ellos e intento animarlos para que se sientan mejor. Como todos, también tengo mis defectos y uno de ellos es que me agobio demasiado y no veo lo positivo en muchas ocasiones, aunque a lo largo de esta vida intentaré afrontarlo con mucha paciencia.

Todavía es muy pronto para saber a qué me quiero dedicar (pero tengo cierta idea), lo más importante es que estamos en este mundo para intentar hacer felices a los demás pero sobre todo ser feliz uno mismo.

¿CUÁL ES MI PORQUÉ? Por Miguel Monzó

Hola, me llamo Miguel Ángel Monzó Guillem, y nací el 28 de febrero del 2005. Vivo en Ibi, y por ahora quiero seguir aquí.

El por qué estoy aquí, claro está que es por mis padres. La verdad es que yo llegué sin avisar, por sorpresa, pero como me dice mi madre siempre, llegué en el momento justo, no tenía pensado quedarse embarazada tan pronto, pero así fue.

Ella siempre me dice que cuando nací solo me faltaban un par de alas para ser un ángel, su ángel de la guarda, por eso lo de mi nombre compuesto, MIGUEL ÁNGEL, aunque todos me llaman Miguel.

Y además por parte de mi familia materna, desde que nació mi tío Paco no habían nacido más chicos, así que mi abuelo y mi tío dieron las gracias. ¡por fin un chico!.

Yo creo que en esta vida todos nacemos con un motivo, sea el que sea…y el destino y la forma de vida que luego decidamos seguir será lo que marque nuestro camino. Soy muy joven pero ya he vivido experiencias que me han hecho madurar y que me han hecho saber decidir por mí mismo lo que quiero y no quiero no en mi vida.

¿Cuál es mi porqué? Pues ahora mismo pienso que ser feliz y disfrutar de mi gente y encargarme de que ellos también lo sean.

Ya que sin querer el tiempo pasa, las personas cambian y la vida también.

¿CUÁL ES TU PORQUÉ, TU RAZÓN DE SER? Por Claudia Juan

Estoy convencida de que todos venimos a este mundo para aportar aquello que nos hace únicos y especiales.

Cuando somos pequeños, no somos conscientes de que nuestro paso en este mundo es limitado, pues nacemos, vamos creciendo hasta que llega un momento en el que aprendemos que algún día finalizará nuestra vida. Creo que es en ese momento cuando empiezas a plantearte, cuál es tu papel contigo misma y con los demás.

En un plano más personal, yo me di cuenta cuando me enfrenté por primera vez a la pérdida de un familiar cercano, mi abuelo, fue en ese instante, cuando vi y sentí, que nuestra vida puede cambiar en un segundo. Ese hecho me hizo replantearme muchas cosas, valorar los pequeños detalles, permanecer feliz y compartir mi alegría con las personas que me rodean, y ,sobre todo, no dejar de vivir ningún momento que la vida nos ofrece. Aunque no es fácil permanecer siempre contento, cuando tengo malos momentos, comienzo a pensar en mis planes de futuro, si se cumplirán mis sueños, si alcanzaré mis logros… No tengo muy claro qué quiero estudiar ,pero lo que tengo muy presente es que quiero seguir rodeada de gente a la que adoro, e intentar hacer sentir bien a mi familia, amigos, compañeros…

Me vuelvo a replantear el título de esta redacción, e intento imaginar mi vida cuando cumpla cuarenta años, me gustaría compartir mi vida con alguien, y poder formar una familia llena de felicidad y amor, pudiendo disfrutar momentos juntos.

Respecto a mi afición, quizás me imagino como una profesora de Historia, o en cualquier profesión en la que un futuro me guste y quiera disfrutar de ello.

Me gustaría viajar, conocer nuevas culturas y poder enriquecerme y nutrirme de las diferentes formas de vivir de otras personas, y aprender a valorar y conformarnos con lo que tenemos.

En definitiva, mi objetivo y el de todas las personas, es ser feliz y disfrutar de los pequeños momentos.

¿Cuál es tu porqué?

Despertador, desayuno, ducha, trabajo, café, compra, tareas, cenar, desconectar, descansar y vuelta a empezar…Pero, un momento: ¿es posible encontrar un hueco entre tanto quehacer diario para reflexionar? Es evidente que la rutina forma parte intrínseca de nuestra condición humana, que gracias a ella los momentos que rompen con la cotidianidad valen el doble, y tal vez por ello, los disfrutamos con más intensidad. Pero, entre tú y yo, ¿alguna vez te has parado a pensar quién eres en realidad, qué esperas de ti, qué expectativas te gustaría alcanzar, o, dicho de otra forma: cuál es tu porqué?

Puede que para algunas personas su razón de ser esté en hacer felices a los demás, o en superar obstáculos y crecer; para otras su porqué lo encontrarán en su carácter filantrópico y su necesidad imperiosa de hacer el bien. Otras personas encontrarán su gran motivo en la consecución de un sueño, en la mirada de aquellos a los que ama, en crear un hogar o dormir todos los días con la conciencia bien tranquila. Tal vez algunas personas nunca lo encuentren, y otras lo habrán hecho sin ser plenamente conscientes de ello. Puede que aún tengas que buscarlo, o escribirlo, o soñarlo, o esperarlo. Puede que tu porqué esté esperando ser escuchado, puede que necesite alas para volar o puede que quiera caminar contigo de la mano. Sea cual sea, debes saber que si estás aquí tienes la oportunidad de intentar responder a este gran interrogante, no importa el tiempo, al final, si de verdad viviste, te irás con la respuesta.

Mi porqué

Por Sofía Ferrero

¿Te has preguntado alguna vez por qué? El porqué de tu existencia o de tu manera de ser. Te aseguro que sí. Estoy segura de que todos alguna vez en la vida nos hemos planteado quién somos y de dónde venimos. Mi idea es abstracta, no es para nada definida, pero espero, aunque sé que es imposible, que antes de morir alguien me afirme quién soy. O tal vez ir descubriéndolo a lo largo de mi vida.

Puede ser que hayamos venido para cambiar el mundo, para avanzar, para descubrir, para aprender, pero entonces ¿Por qué morimos?, ¿de qué ha servido ese trabajo, ese interés y ese tiempo? Nadie puede saber de dónde venimos ni qué hacemos aquí, pero… ¿Y si nosotros mismos creamos nuestro porqué y nuestra razón de ser?

Creo que he venido a este mundo para ser yo, enseñar a los demás mi manera de ser, aprender a disfrutar de las pequeñas e insignificantes cosas, saber reír a carcajadas, poder inundar mis ojos de lágrimas en los momentos de dolor, saber superarme día tras día, aprender a amar profundamente, llenar mi hogar de mi presencia y saber valorar la presencia de los demás, puede ser que yo no haya venido para destacar, para viajar lejos, para descubrir nuevos lugares, para ser la mejor en algo, etc. pero aún así, no hay que pensar siempre en quién somos y saber vivirlo.

Soy una apasionada de la vida, de la gente paseando en la calle, de los niños jugando y corriendo por las plazas y parques. Apasionada del cine, de los medios de comunicación, de l música que te hace cantar y bailar que te hace olvidar el dolor y convertirlo en momentos en los que te dejas llevar. Apasionada de los poemas y las letras bonitas. Apasionada de las cosas apasionantes.

No sé mi razón de ser, pero creo que sea la que sea no dejaré de vivir la vida como el primer día.

Mi porqué

Por Cristian Rus

Yo creo que llegué al mundo para aportar algo a mi familia, aportar algo que en el momento de mi nacimiento faltaba y esa cosa es la felicidad y la ilusión, ya que mis padre me contaron que antes de que yo naciera lo estaban pasando muy mal económicamente y mentalmente y cuando yo nací es como si les hubiese regalado la ilusión y la felicidad que les faltaban, mi hermana también se puso muy feliz el día de mi nacimiento, y por eso creo que nací en el mejor momento, para arreglar todos los malos momentos mi familia, a día de hoy mi familia está muy bien mentalmente y económicamente y espero que siga así siempre porque me encanta ver a mi familia sonreír.

¿Por qué?

Por Paula Llinares

A día de hoy mi razón de ser todavía está un poco inestable, pero más o menos puedo hacerme una idea.
Esta pregunta ha estado muchas veces en mi mente y ahora creo que sabré contestarla, o por lo menos guiarla por la realidad.
Desde pequeña me ha gustado ayudar a los demás y enseñar, por ello si no cambio de idea, me gustaría irme a algún pueblo de África, sin ninguna preferencia, para ser profesora y también poder adoptar a un niño o una niña y poder darle el futuro que se merece. Siento que estoy aquí para hacer que los demás se sientan más a gusto.

La idea de ser profesora en un país del tercer mundo lo decidí hace poco y aunque no sea muy madura lo tengo claro, a pesar de las constantes guerras o epidemias, sólo con saber que podré aportar algo en la vida de aquellos niños ya merece la pena.
Este sueño de adoptar a un niño viene de más pequeña, siempre me han gustado los niños y la verdad que también suena bien eso de tener un hijo tuyo, pero yo prefiero darle todo mi amor a algún niño al que por, cualquier circunstancia, no ha tenido la suerte de recibirlo de sus padres.

Mi porqué se podría reducir en una sola palabra, solidaridad, que la verdad me gusta mucho todo lo que significa. Tal vez, a la gente no le guste mucho mi idea, pero, pienso que todos hemos nacido libres de toda decisión que nos afecte a nosotros mismos con respecto a nuestro futuro.

Si mi idea se cumple y logro completarla, estoy segura de que habré encontrado la respuesta a esta cuestión que para muchos les resulta tan irrelevante. Mi porqué para mucha gente puede resultar una locura por el peligro de muerte, pero en mi mente creo que es una de las mejores ideas que he podido tener, poder ayudar y además que me ayuden a mí a ser mejor persona.

¿Cuál es mi porqué?

Por Javi Bernabeu

Esta cuestión no es nada fácil, porque en la vida, lo último en lo que piensas es en esto, porque no tienes tiempo para plantearte cosas como cuál es tu razón de ser.

Ahora que puedo voy a indagar en mis pensamientos para responder a esta extraña pregunta.

Primeramente, creo que he venido al mundo para convertirme en un gran músico, en especial en un buen clarinetista, ya que es mi pasión. No sé qué haría si no existiera, porque mi vida sería un aburrimiento.

Otra cosa que me planteo a veces es si en lo que estoy gastando mi vida vale la pena, si tendrá salidas para un futuro no muy lejano o si necesito cambiar algo de ella que esté haciendo mal. En otros momentos me pasa todo lo contrario, porque me siento tan lleno de satisfacción que noto que todo es perfecto, es decir, me sale todo bien, mis amistades aumentan, puedo hacer lo que me gusta e incluso aprendo cosas nuevas.

En todas las situaciones, sean buenas o malas, hay que saber cómo reaccionar ante ellas, por ejemplo, cuando te sientes bien, no tienes que dejar que el ego se apodere de ti, y en las situaciones en las que te encuentras triste y deprimido, tienes que sacar el lado positivo de las cosas para poder arreglar los días malos.

En conclusión, he de decir que en la vida existen todo tipo de momentos, y que hay que pasar por todos esos estados de ánimo, porque uno no siempre puede estar feliz.

Como muchas veces me dice mi madre, cada día es una oportunidad para ser feliz, y si no lo consigues en uno, hay otro para intentarlo.

La felicidad, mi mayor aspiración

Por Nacho Sola

¿Quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿por qué?…
Todas éstas son preguntas muy relativas y que, posiblemente, no tengan una respuesta clara para muchos de nosotros. Quizás, una de nuestras metas más complicadas de alcanzar sea hallar una respuesta perfecta para ellas, que defina nuestro interior, pero también, nuestra cara pública.

Considero que aún no me he encontrado a mí mismo, y, por lo tanto, no he podido responder ninguna de las cuestiones anteriores. Necesitaría haber vivido muchísimas más experiencias para dar luz al interrogante sobre mi razón de ser. A pesar de esto, siento que, en este último año 2018, he madurado de manera significativa, definiendo mucho más mi personalidad, así como mis gustos.
Simplemente, estoy seguro de que prácticamente todo hubiera cambiado si hubiese escrito este texto, al menos, un año atrás.

Lo que sí puedo afirmar es que, conozco características que me definían, me representan, y confío en que me acompañarán el resto de mis días. Con respecto a éstas, me gustaría hacer énfasis en la felicidad y el optimismo; aunque también en la ambición y la superación. Aspiro a ser una persona feliz, aunque éste es un concepto muy general. Con él, quiero hacer referencia al hecho de ser una persona
conformista, que permanezca erguida, afrontando las adversidades con la mayor positividad posible.

Si hemos venido a este mundo es por alguna razón en concreto, y, como se suele decir, la vida son dos días , así que, por qué no disfrutarlos, en familia y con amigos, siendo prudentes, pero también felices; ya que cada persona debería ser libre e independiente, en función de sus posibilidades, y no permanecer a merced de nadie en ningún caso.

Todo esto me hace reflexionar, y, por tanto, logro conocer más a mi persona; sin embargo, la incógnita sobre mi porqué sigue siendo eso, una duda de complicada respuesta. Sé que estoy aquí para llevar a cabo muchas más acciones de las que nunca podría imaginar. Quizás haya nacido para viajar, para cumplir el sueño peculiar de poner un pie en todos los continentes, e incluso, si la tecnología y las capacidades de los seres humanos avanzan significativamente, quién niega la posibilidad de viajar al espacio. Aunque también puedo haber nacido para un
concepto diferente, como puede ser la música. No necesariamente debe ser para interpretarla, sino también puede hacer referencia a escucharla y amarla.

Para concluir, me encantaría dar, al menos, una respuesta relativa sobre mi porqué. Noto que estoy aquí para vivir a mi manera, sin buscar respuestas concretas que respondan a nada en especial, sino más bien, coleccionando vivencias para que, en un futuro, eche la vista atrás y pueda afirmar que mi vida ha merecido, definitivamente, la pena.

¿Cuál es tu porqué, tu razón de ser?

Por MªÁngeles Aís

Una se pregunta siempre qué es lo que realmente ha venido a hacer a este mundo. Muchas personas viven desesperadas por dar sentido a su vida intentando averiguar cuál es el propósito de haber nacido en un lugar o en otro, con sus cualidades y formas de ser, y cómo aplicarlas a algo útil. La mejor forma de averiguar cúal es nuestra función es hacer lo que realmente nos gusta hacer y lo pasemos bien. Considero que aquello para lo que hemos nacido es para ser feliz siendo como somos, con defectos y cualidades. Puede que hayamos venido para ayudar a otros a hacer algo, colaborar en el bienestar de la sociedad de alguna forma, aplicando nuestro granito de arena… Siempre será algo para lo que tenemos cualidades sobresalientes. Con lo que nos sintamos plenamente útiles, felices y cómodos. Las personas lo descubren jóvenes, adultos o incluso no lo descubren nunca, pero lo acaban realizando. Cuando uno se dedica a hacer aquello para lo que uno vino, la vida es más fácil, más fácil conseguir las metas, por estar centrado en aquello que se nos da bien. Descubrir cuál es tu misión en la vida es una pregunta que nos hacemos antes o después. Considero que hay varias formas de conseguirlo. Cerrar los ojos, sentir, recordar… Reflexionar sobre lo que te gusta, sobre cómo eres. Entender las cosas, entender quiénes somos. Yo en lo personal creo que aún no sé para que he venido, cuál es mi función, y tal vez no sé si algún día lo sabré, pero si tengo clara una cosa, y es ser feliz, ver felices a mis seres queridos y amigos. Tener ese trabajo que algún día soñaré, simplemente encontrarme. Saber lo que quiero y necesito, para poder entender a los demás, ayudar, poder ser yo misma sin temer a lo que digan los demás.

Mi razón de ser

Por Aitana Tortosa

¡Hola! Me llamo Aitana Tortosa Sanjuan y todavía no he averiguado cuál es mi razón de ser.

No me he planteado esa pregunta a lo largo de mi vida, pero ahora ha despertado mi curiosidad. Supongo que cada persona tendrá una razón por la cual ha venido al mundo.

Yo, personalmente, creo que las razones por la cuales estoy aquí son para ser algo importante y hacer felices a los que me rodean. Sé que son bastante comunes, pero no encuentro dos razones más importantes para mi existencia.

Mi familia y mis amigos son las personas más importantes de mi vida, y no podría llegar a alcanzar ningún logro si no estuvieran conmigo. Tengo mucha suerte de poder contar con ellos haga lo que haga y saber que siempre van a apoyarme. Son un pilar fundamental para mí y les estoy eternamente agradecida. Siempre van a saber sacarme una sonrisa hasta en los días en los que ni yo misma me soporto. Y por estas y por mil razones más quiero hacerles lo más felices posible y que se sientan orgullosos de mí.

Suelo ser una chica bastante empática. Siempre pienso si lo que hago es lo que me gustaría que hicieran por mí, y es de gran ayuda. Todos nos merecemos el cariño y el respeto que damos, pero no puedes exigirlo, si tú no das lo mismo a cambio. No soy perfecta, nadie lo es. Muchas veces hago y digo cosas de las que me arrepiento, pero suelo aceptar mis errores y pido perdón por ellos.

Sobre mi vida laboral, me encantaría aportar nuevas ideas al mundo. Sé que conseguir el empleo de tus sueños requiere mucho trabajo y esfuerzo, pero siempre he sido bastante aplicada para los estudios y si quiero algo no paro hasta conseguirlo.

Yo valgo para dibujar. Me fascinaría ser interiorista. Siempre que estoy en alguna habitación empiezo a imaginar cómo quedaría diseñada por mí y me apasiona. Es el oficio que más me gustaría hacer, y creo que sabré aportar ideas originales al mundo.

Aunque al final, estoy viviendo para ser feliz y saber valorar lo que tengo y a quienes tengo y no me hace falta nada más.

Y sobre todo, nunca voy a dejar de esforzarme por lo que quiero conseguir.

Yo, y sólo yo

Por Inés Llinares

¿Cuál es mi por qué, mi razón de ser?, buena pregunta a la que ni yo misma sé contestar. Pero de una cosa estoy convencida, voy a describirla.

Estoy ahora mismo sentada frente a un ordenador, intentando saber por qué, el porqué de mi vida, el por qué te estoy contando esta historia. Pues bien, empezaré.

Todos estos casi quince años que llevo a mi espalda me han hecho darme cuenta de quién fui, quién soy y de quién seré. Pero ninguna de esas tres cosas responde al porqué de mi existencia. No es fácil contarlo cuando ni tú misma sabes reconocer lo importante que eres. Y sí, lo eres, como todo el mundo que se pare a pensarlo. Porque cada uno tiene una historia y debería ser escuchada, como la mía.

Amigos. ¡Qué palabra tan bonita! Esas personas que nunca te abandonan, que te quieren, que te ayudan y que darían la vida por ti. Pues bueno, para mí los amigos son todos aquellos que te recuerdan lo imprescindible que eres en sus vidas, aquellos que te recuerdan mil veces lo bien que te lo pasas cuando estás a su lado, que no dejan de repetirte que les haces falta y sobre todo que son sinceros. Pues con todo esto, a donde quiero llegar es a un punto de reflexión, donde sentirse querida es lo más importante.

Otro de los pilares fundamentales para encontrar tu porqué es tu familia. Aquella que siempre, quieras o no, estará ahí contigo, que aunque pongas tierra y mar entre vosotros, te sentirán en sus corazones, porque el amor de tus seres queridos nunca se olvida. Perdurará durante toda tu vida.

Y por último, yo. La pieza más importante del rompecabezas.

¿Qué sería de la vida sin mí? ¿Qué sería de aquellos momentos inolvidables, de aquellos recuerdos que perdurarán por siglos? Cuando piensas en lo más profundo de tu yo interior, te das cuanta de muchas cosas, como que sin mí no tendría sentido nada o que más da que esté aquí, habrán más como yo. Pero no, eres único. Cada persona es un mundo y por eso somos todos tan esenciales.

Estoy aquí porque vengo a hacer la vida de todos más llevadera, arriesgada, divertida… Estoy para crear mi historia. Y para que todo el mundo sepa quién fui y quién seré. Porque quien soy ahora mismo lo decido yo.

Voy a llegar a ser…

Por Carolina Valdivieso

Si a cualquier persona le preguntas qué quiere ser de mayor, al igual que yo, te responderá con una profesión. Yo podría decir que de mayor voy a ser criminóloga, pero en vez de responder a esa pregunta de tal manera, ¿por qué no contestarla de otra forma muy diferente? Esta nueva respuesta será más cierta, y de alguna manera yo sé que se cumplirá pase lo que pase. Pues yo voy a ser y a seguir siendo una persona optimista y con ganad de ayudar a todo el mundo, que de verdad lo necesite. Y estoy segura de que estas cualidades se van a cumplir. Cualquiera puede proponerse ser de esta manera. Lo único necesario es tener fe en ti mismo. Supongo que mi lema es: “Ver el lado bueno de las cosas”, que, de alguna manera, al fin y al cabo es lo más importante y motivador para conseguir todo lo que te propongas, incluso para llegar a ser optimista y una ayuda para cualquiera.

Mi porqué…

Por Alba García

Aún no sé muy bien cuál es mi razón de ser, aún no la he descubierto o quizá nunca la descubriré… quién sabe. Si hay una cosa que me ha enseñado la vida es que en este mundo todo es impredecible. Cuando te piensas que lo tienes todo, la vida da un giro y te lo quita todo, y viceversa.

Me considero una persona luchadora y perseverante hasta que consigo lo que me propongo.
Intento que mi vida sea lo mejor posible, no suelo ser muy positiva pero la vida me ha enseñado a disfrutar de los pequeños momentos, a aprovechar al máximo el tiempo y a no quedarme con las ganas de hacer nada.
Siempre he creído que hay algo en la vida que te va a hacer ir por el camino correcto, y que lo que tiene que ser será, y sino fue es porque no era el momento, o porque simplemente no tenía que pasar.
Me llamó mucho la atención leer esta frase que acompañaba a la idea de la redacción: “Un día tu vida pasará como un destello ante tus ojos, asegúrate que valga la pena verla“.
Está claro que a tu lado siempre vas a tener a tu familia, pero yo he querido usar esta redacción para darles las gracias a ellas: gracias Lucía, gracias Silvia, gracias Zaira, gracias Lucía T. y gracias Oihane, porque sin vosotras mi vida no sería maravillosa…me faltaría una parte muy importante.
Aún no sé bien cómo pasó, creo que fue el destino el que me dio la oportunidad de conoceros hace apenas 5 meses: 5 meses de locuras, 5 meses de momentos, 5 meses de risas, 5 meses de apoyo… 5 meses junto a vosotras.
Ellas son esas personas que siempre tienes ahí, esas personas que te sacan una sonrisa cuando más la necesitas, esas personas que te suben el ánimo, esas personas que con un abrazo te lo dicen todo, porque sin ellas no sabría qué hacer, esas 5 son las personas con las que hablas a diario, esas 5 personas que te ayudan en todo lo que pueden y más, esas 5 personas que sabes que les puedes contar lo que sea, esas personas que están siempre ahí… en definitiva esas personas que te dan la vida.
Desde aquí sólo me queda deciros que muchas gracias chicas por aceptarme tal y como soy, muchas gracias por ayudarme y hacer todo lo que habéis hecho por mí, ya sabéis que me vais a tener para lo que necesitéis siempre y mil gracias porque sin vosotras mi vida no sería igual.
Os quiero muchísimo.
Alba.

   ¿Cuál es mi porqué?

Por Silvia Albert

Nunca me he preguntado el porqué de mi existencia, pero ahora que lo razono bien, creo que todos los humanos hemos venido a dar la felicidad.

En esta vida no siempre eres feliz, pero siempre hay que buscar las cosas buenas y seguir para delante. Todo el mundo llora y ríe porque así somos los humanos, somos hojas movidas por el viento.

Creo que mis padres me han traído al mundo para arrasar. Porque piensan que yo puedo hacer mi mayor sueño y ellos me convencen de que si alguien algún día dice lo contrario le dé la espalda y siga mi camino porque yo puedo y quiero lograr mis sueños.

También creo que un motivo de nuestra existencia en este mundo es aportar nuestro pequeño grano de arena para mejorar nuestra sociedad, poco a poco estamos avanzando y quiero pensar que cada vez somos más justos, aunque nos queda mucho camino por recorrer.

En un futuro me gustaría que mi existencia sirviera para dar vida. Pero antes debo vivir intensamente, impregnarme de todas las vivencias posibles que me ofrece esto que han llamado vida. Solo así podré saber el verdadero porqué.

¿Por qué existo?

Por Manu Guillem

Por qué existo. Yo creo que es una pregunta muy repetitiva en cada persona. Es una pregunta que todo el mundo se ha hecho una y otra vez. Pero hablemos de mí. Del “por qué existo yo”.

A lo largo de mi vida he ido planteándome el sentido de mi existencia: ¿dónde me he creado?, ¿cuándo moriré?, ¿antes de nacer dónde estaba?, ¿cuándo muera dónde estaré?, etc. Yo pienso que cada persona tenemos suerte de ser como somos con de haber nacido de tener una vida, Ya sean más o menos complicado. Soy una persona que ha tenido suerte de pertenecer a una familia que me quiere, una buena salud de tener unos muy buenos amigos. En cualquier caso, si me preguntaran si cambiaría mi vida por otra mucho más lujosa y con mejores cosas con como, por ejemplo, el dinero, sin pensármelo diría que no.

Pero el porqué de mi existencia es gracias a Dios, a mi increíble familia y al destino. Todos los años también me repito cada vez más y más la misma frase y es la de “qué rápido pasa el tiempo”, que parece que fue ayer cuando me iba al parque con mis hermanos y mis padres a divertirme, cuando me inspiraba para soplar las velas de mi cuarto cumpleaños, o cuando veía a mi hermano nacer. Ahora todo es distinto, hemos crecido y esa ilusión de cuando éramos pequeños ha cambiado. Pero todo en esta vida cambia y la triste realidad es así de sencilla.

Espero que a lo largo de mi vida todo vaya bien y que en un futuro mire está redacción y aprecie lo maravillosa que es la vida y la respuesta a la pregunta del porqué de mi existencia la siga teniendo bien clara.

¿Cuál es mi porqué?

Por Ainara Redondo

Yo creo que mucha gente se hace esa pregunta y se aferran a una respuesta difícil y complicada, como, por ejemplo: “Yo he venido a este mundo para que cuando tenga 30 años pueda hacer reír a la gente” o “Yo he venido a este mundo para que cuando sea mayor la gente se sienta identificada con mis canciones de una manera u otra”. Yo la verdad es que no pienso si en el futuro voy a hacer reír a la gente o voy a ser un punto de apoyo en la gente porque vivo el presente, no voy a negar que alguna vez que otra piense en mi futuro, eso es normal, todos lo hacemos, pero me refiero a que si yo quiero hacer reír a la gente lo hago, si veo a alguien triste voy a apoyarlo, sin pensar en mi futuro o sin pensar si me va a devolver ese apoyo.

Por eso creo que hay gente que encuentra su razón de ser a los 17 o a los 30, o incluso no la encuentran, pero las personas que no la encuentran, han vivido y han hecho lo que les hace feliz, ya sea el trabajo de sus sueños o estar al lado de la persona que quieres.

Mi porqué yo aún no lo tengo y no sé si en algún momento de mi vida lo tendré, pero sé que voy a disfrutar el presente sin mirar al futuro, porque lo que quiera hacer ahora lo haré.

¿Quién soy y qué me hace ser único en el mundo?

Jimena era una mujer que había malgastado buena parte del valioso tiempo de su infancia y juventud preguntándose por qué ella no había sido dotada con ningún atributo que la hiciera especial. Vivía, o mejor dicho, iba dejando que los días pasaran, idolatrando la genuina personalidad de cuantos la rodeaban: qué bonita y brillante sonrisa tiene mi hermano, qué elocuente es mi padre, qué divertida es mi amiga Clara, qué creativo es mi compañero…Todo cuanto los demás poseían le parecían a ella cualidades grandiosas, dignas de merecido reconocimiento, y en cambio, cuando se miraba a sí misma nada de lo que veía le despertaba ni el más mínimo gesto de admiración. Y lejos de detenerse en esa exhaustiva introspección, buscaba incesante la manera de provocarse aún mayor frustración, diciéndose para sus adentros cuán desdichada era por no poseer nada que la hiciera distinta y única.

Un día su padre, a quien ella tanto veneraba, la miró a los ojos, esos ojos que siempre irradiaban tristeza e insatisfacción, y le dijo algo que cambiaría por completo su mundo: ¡Hija, cuando no estás conmigo, añoro tu voz! Fue entonces cuando Jimena, que nunca antes había soportado escucharse a sí misma a través de una grabación, porque detestaba cómo sonaba, se dio cuenta de que para la persona que más quería, su voz, Sí, su voz, era una melodía capaz de arrojar luz, de transmitir calma, de infundir amor. Ella, al igual que todas las personas de la faz de La Tierra, tenía algo que la convertía en alguien excepcional.

Victoria Bernabeu:

Me llamo Victoria, tengo 15 años y vivo en un pueblo de Alicante, llamado Ibi. Mi pueblo está en el interior de una península, España, que, aunque no sea perfecta a mí me gusta. Al fin y al cabo, soy una persona más de nuestro mundo, una persona con imperfecciones igual que tú y que tú. Cada persona tiene sus puntos fuertes al igual que también hay cosas que nos hacen únicos a todos. Por eso, creo que la razón por la que he venido a este mundo y me hace ser única es que doy confianza. Es algo raro de explicar, pero yo creo que la gente que me conoce sabe que si necesitan ayuda, hablar, pasar un rato o solamente desahogarse; llorando, gritando o riendo, saben que estoy ahí. Lo que me hace ser única es que soy bastante buena persona, nunca se me pasa por la cabeza hacer algo que dañe a alguien, no quiero que nadie padezca ni pase malos momentos y menos por mi culpa. También tengo que reconocer que de vez en cuando, puedo ser la chica más pesada del universo, pero eso significa que me importas muchísimo y nadie es perfecto, permitirme destacarme esta imperfección.

Puede ser que no tengáis esa visión de mí, que sea peor, que esos puntos fuertes no son los que más me destacan o que sean incluso más, pero saber escuchar, dar confianza y ser buena persona creo que es lo que mejor me define. Por eso, creo que, aunque haya muchas personas con las misma o parecida forma de ser, estas características me hacen única ya que las muestro a mi manera, siempre de manera risueña y siempre siendo un punto de apoyo donde se puede respaldar quien lo necesite. Esto no quita que crea que soy superior ni que sólo ayude a las personas que me conviene, sólo soy una chica más en este gran mundo lleno de nuevas oportunidades, personas que conocer y muchísimas cosas por aprender.

Llúcia Castelló:

La frase: “no soy perfecta, pero si única”, expresa una gran realidad pues por muchas personas que nazcan y mueran al día, no hay ninguna que haga lo mismo que la otra. Yo, al igual que todos, tengo mis virtudes y defectos, pero no voy hablar de eso. Voy a  hablar de qué cosas hago yo que me hacen ser diferente al resto de las personas. Yo soy una de esas personas a la que les gusta lo que no suele gustar, o al menos hoy en día.  A mí me gusta leer hasta que no pueda más todas las noches, me gusta escuchar música las veinticuatro horas del día y me encanta pensar por qué soy así y no de otra forma.

Esas son las principales, ya que no creo que nadie esté dispuesto a escuchar música todo el día. Yo sé que lo que más amo en este mundo es la música y es a lo que más tiempo le dedico todos los días desde los tres años. No me canso nunca de escucharla se podría hasta decir que es una droga, aunque, extrañamente, es buena. Todo lo que tenga que ver con la música me gusta. Me gustan las audiciones, los conciertos, cuando en cada fiesta salimos a darle alegría a la calle con nuestras piezas….

También pienso que mis antepasados hacen lo que yo soy ahora. Creo que todos nuestros antepasados aportan una parte de nosotros en cuanto a cómo reaccionamos ante diferentes situaciones, a cómo ver la vida, a saber ver otras cosas que son invisibles para los demás, a decidir tus aficiones….

Luego está mi otro pilar, los libros. Yo, no sé qué tienen que si empiezas lo tienes que acabar. Puedes aprender muchísimo de ellos y te enseñan lo que nadie es capaz de expresar. Me encanta porque dependiendo de cómo seas, interpretarás la historia de una manera o de otra. Todo esto resume que soy una persona muy fiel y que se juega la vida por lo que sea. Yo le pongo mucho entusiasmo a todo y lo mejor de mí es que por mucho daño que me hagas, siempre tendrás otra oportunidad para volver a intentarlo.

La frase: “no soy perfecta, pero si única”, expresa una gran realidad pues por muchas personas que nazcan y mueran al día, no hay ninguna que haga lo mismo que la otra. Yo, al igual que todos, tengo mis virtudes y defectos, pero no voy hablar de eso. Voy a  hablar de qué cosas hago yo que me hacen ser diferente al resto de las personas. Yo soy una de esas personas a la que les gusta lo que no suele gustar, o al menos hoy en día.  A mí me gusta leer hasta que no pueda más todas las noches, me gusta escuchar música las veinticuatro horas del día y me encanta pensar por qué soy así y no de otra forma.

Esas son las principales, ya que no creo que nadie esté dispuesto a escuchar música todo el día. Yo sé que lo que más amo en este mundo es la música y es a lo que más tiempo le dedico todos los días desde los tres años. No me canso nunca de escucharla se podría hasta decir que es una droga, aunque, extrañamente, es buena. Todo lo que tenga que ver con la música me gusta. Me gustan las audiciones, los conciertos, cuando en cada fiesta salimos a darle alegría a la calle con nuestras piezas….

También pienso que mis antepasados hacen lo que yo soy ahora. Creo que todos nuestros antepasados aportan una parte de nosotros en cuanto a cómo reaccionamos ante diferentes situaciones, a cómo ver la vida, a saber ver otras cosas que son invisibles para los demás, a decidir tus aficiones….

Luego está mi otro pilar, los libros. Yo, no sé qué tienen que si empiezas lo tienes que acabar. Puedes aprender muchísimo de ellos y te enseñan lo que nadie es capaz de expresar. Me encanta porque dependiendo de cómo seas, interpretarás la historia de una manera o de otra. Todo esto resume que soy una persona muy fiel y que se juega la vida por lo que sea. Yo le pongo mucho entusiasmo a todo y lo mejor de mí es que por mucho daño que me hagas, siempre tendrás otra oportunidad para volver a intentarlo.

 Javier Rueda:

Sinceramente no sé cómo empezar este tipo de redacciones, me podría pasar minutos en blanco pensando en la palabra más adecuada para empezar este texto. Me caracterizan muchas cosas de mi forma de ser, o eso es lo que yo pienso, que compruebo en mi día a día como la capacidad de tener la intención de ir a lavarme las manos y terminar lavándome los dientes sin sentido, o al revés. También me caracteriza el poco interés por las cosas que puedan existir más allá de donde alcanzan a ver mis ojos, por lo tanto, la astronomía no es lo mío y mi viaje soñado no es llegar a la Luna, donde no hay nada que hacer. Por otra parte, otra cosa que me hace ser yo mismo es ver la gracia en simplezas o tonterías rutinarias. Pocas cosas más me vienen ahora mismo a la cabeza, simplemente me queda por decir, que no le doy importancia a las cosas simples que no la merecen y por último, yo nunca suelo calentarme la cabeza preguntándome el porqué de las cosas, simplemente vivo el día a día extrayendo lo mejor de cada cosa sin saber por qué ocurren.

Y así es como creo que yo soy, posiblemente los demás tengan una visión diferente, pero creo que la visión de uno mismo es lo que cuenta.

Natalia Guillem:

Soy Natalia Guillem Mayor, una joven de 15 años que trata de alcanzar sus sueños para que en un futuro se conviertan en realidad.
Como podréis observar desde fuera, soy una chica de estatura normal (un poco bajita), con el pelo castaño y grandes ojos marrones. Mis pestañas son largas y lisas, y mis cejas pobladas. Mi nariz es redonda, y mis labios son esponjosos y rojizos. Mi cuerpo es de un tamaño normal, ni muy ancho ni muy fino, y suelo hacer bastante deporte para mantenerlo en forma.

Físicamente soy una persona como muchas otras, pero lo que nos identifica y lo que nos hace especiales es nuestra forma de ser, es por ello, que cada persona es diferente y única.

Al principio puede ser que me veas como una chica seria y tímida, pero realmente soy todo lo contrario, tan solo tienes que conocerme un poco más y verás como con el tiempo irás conociendo a la loca que llevo dentro. También soy una persona con mucho carácter, y muy perfeccionista para muchas cosas, suelo hacer chistes muy malos, pero que acaban haciendo reír a los demás. Si tuviera que describir mi forma de ser con un solo adjetivo sería alegre porque me encanta reírme y sacar lo bueno de los peores momentos. Y aunque no sea muy positiva, me gusta afrontar mi vida diaria con una sonrisa de oreja a oreja para poder contagiarla a los demás. También me gusta socializarme con la gente y cuidar de mis amigos y familiares, ya que son las personas que siempre estarán en las buenas y en las malas y por ello procuro estar atenta siempre que tengan un problema y me necesiten para que puedan confiar en mí y depositar todos sus sentimientos (tanto positivos como negativos) sin ningún inconveniente. Me gustaría resultarles una persona cercana, que transmita seguridad a los demás.

Espero que me recuerden como una chica muy alegre, con carácter, un poco pesimista pero perfeccionista y a la que le gusta ayudar a los demás y cuidar de los suyos, y, sobre todo, me gustaría que siempre que piensen en mí, las personas tengan una sonrisa de oreja a oreja, porque me gusta mucho dibujar, dibujar sonrisas.

 Pilar Berenguer:

 

Esta pregunta ronda en mi mente por lo menos una vez al día. Me queda mucho camino por descubrir todavía, porque aún soy joven para saber completamente quién soy, aunque las personas siempre queremos las respuestas al momento. Realmente no sé muy bien quién soy, ni cómo me podría definir, digamos que depende de cada persona soy una cosa u otra. Creo que quién soy yo más bien se trata de los valores que tenemos y que dejamos en el mundo. Porque total, lo único que se va a recordar de nosotros son nuestros hechos y actitudes en nuestro camino por aquí, y mejor si lo hacemos desde un principio que desde un final. Mis valores principales y más o menos los que fundamentar en mi vida son la amistad, el amor y la ayuda.

A mí me gustaría dejar huella en el mundo, y que la gente me reconociera por mi contribución y ayuda. Me encantaría dedicar mi vida a ayudar a los demás ya que es lo que me hace feliz. Se me da bien porque me gusta, me gusta ver a la gente feliz, me gusta ver a la gente sin sufrimiento. Es complicado ayudar siempre a la gente porque al final siempre te centras más en los demás que en ti mismo. Mi madre sobre esto siempre me dice lo mismo: ten cuidado, si quieres ayudar a los demás hazlo, pero siempre acuérdate de que tus derechos y deberes van primero. Es muy difícil compaginar las dos cosas, aunque aún no tenga la suficiente edad y experiencia para poder decirlo.

Mar Juan:

Soy Mar y soy única. Me considero una persona normal, tampoco pienso que haga nada extraordinario, pero lo que sí es cierto es que todos tenemos algo que nos hace únicos, diferentes, y especiales, no hay dos personas iguales. Pienso que la razón por la que cada uno de nosotros es único no se puede expresar con palabras y se encuentra en nuestra forma de ser y de pensar, no obstante, las cosas que se me dan bien y que pueden hacerme especial son, por ejemplo, saber escuchar a los demás e intentar darles el mejor consejo posible para ayudarles. Me gusta saber lo que piensan, y poder darles mi punto de vista. Y algo que me gusta mucho es tocar la guitarra, no creo que esto sea algo muy único, pero es algo especial para mí.  Pienso que me conozco bastante bien, pero no sabría qué más escribir aquí. Aunque cueste de expresar, soy única, y lo he podido ver en todas las cosas maravillosas que me han dicho mis amigos para ayudarme en este trabajo, aunque sea un poco trampa y no sean únicas, me han hecho sonreír y me han alegrado mucho. Me gustaría que todo el mundo pensara en mí así y me recordaran así.

Martín Olivares:

Yo siempre he pensado que ser único no es ser diferente, ya que todas las personas somos diferentes, sino que lo importante es qué te hace destacar entre esa multitud de diferencias. Yo, la verdad, es que no sabría decirte qué es lo que me hace único, ya que muchas veces otras personas nos conocen más que nosotros mismos, y yo creo que éste es uno de esos casos. Pero si tuviera que decir algo yo creo que sería que soy como un oso, una persona que puede ser de lo más agradable y buena si tú vas a buenas y de lo más apática y odiosa como vayas a malas, ya que mi carácter es como la glicerina: tratado con cautela es de lo más seguro, pero tratado de manera brusca puede llegar a ser un arma mortal, la verdad es que yo estoy muy contento de como soy y no envidio las cosas de los demás, ya que en el fondo sé que si me lo propongo puedo llegar a conseguirlo más pronto que tarde. Y eso es lo que yo creo que me hace único y especial dentro de toda esta diversidad.

Nieves Casado:

¿Quién soy?¿Qué me hace especial?
¿Quién soy?¿Qué me hace especial? Estas preguntas llevan estacadas en mi cabeza desde que se me plantearon. La verdad es que hay tantas respuestas distintas dependiendo de a quién se la hagas y el momento.
¿Quién soy? La verdad es que no sé contestar a esta pregunta ¿soy quién yo creo que soy? o ¿soy lo que la gente opina de mí ? ¿soy quién creo que soy cuando estoy feliz? ¿O la persona que creo ser los días tristes?¿Puedo incluso definir quién soy? Es decir, para mí las personas somos tan complejas que serían necesarias millones de hojas y aun así no podríamos llegar a explicar quiénes somos. Porque sí, yo podría escribirte que soy una soñadora, que cree que todo lo que das al final la vida te lo devuelve, podría decir que no puedo vivir sin escuchar música todos los días. Que mis días favoritos son en los que llueve, y los paso leyendo un libro y tomando té. Te podría hablar de mi película favorita, de los
valores más importantes para mí o incluso de dónde vengo y a dónde creo que voy. Pero incluso entonces no sabrías quién soy con exactitud, porque ni siquiera yo lo sé. Incluso en el hipotético caso de que en al algún momento de mi vida lo descubriera, en seguida volvería al punto de partida, porque somos humanos y nos reinventamos, crecemos y aprendemos todos los días, por lo que para mí, esta pregunta no tiene
respuesta y a la vez tiene demasiadas.

Bueno ahora voy a hablaros de la segunda pregunta: ¿Qué me hace especial? Al igual que la anterior es una pregunta que se podría prestar a un debate filosófico, pero supongo que esa será la razón por las que fueron realizadas. Volviendo al tema diría que algo que me hace especial es que me gusta actuar, otra podría ser mi manera de pensar, porque según creo, cada persona tiene su manera de pensar única y diferente
al resto, por eso mismo creo que todos somos diferentes, cada persona cree, piensa y sueña en cosas distintas. Llegado a este punto, he descubierto que todos somos únicos y especiales. Entonces si todos tenemos algo especial, ¿qué tiene de grandioso el ser “especial”? después de todo, de alguna manera lo somos todos. Eso me ha hecho preguntarme ¿Por qué siquiera “competimos” desde pequeños por ser reconocidos como “especiales”? ¿Por qué necesitamos que la gente nos diga que somos especiales para creer que lo somos? ¿Por qué siquiera le damos importancia a ser especiales si todos lo somos? Como podrás observar esas dos preguntas tan comunes a primera vista, pero tan retorcidas después, han hecho que mi mente se llene de muchas otras preguntas, las cuales no sé si, en algún momento, conseguiré responder con exactitud.

Imperfectos e imperfectas y a mucha honra

A la hora de juzgar, nosotros somos siempre nuestro peor enemigo, pues dejamos a un lado el filtro de la prudencia y perdemos los estribos y el pudor para hacernos “un verdadero traje”, como reza la famosa expresión. Somos crueles con nuestros defectos, y lejos de verlos como una parte más de lo que somos en esencia, nos obcecamos en exacerbarlos, magnificarlos y recalcarlos para hacerlos más evidentes si cabe, y lo peor de todo, es que no sólo lo hacemos en silencio (para nuestros adentros) o en soledad (cuando uno se encuentra consigo mismo), sino que en presencia de los demás, no sé bien si por falsa modestia o, sencillamente, porque así lo sentimos, renegamos de cualquier halago e infravaloramos un cumplido por no creernos dignos merecedores de tal reconocimiento, y…¿por qué? Dejo la pregunta abierta…

Sí, somos seres imperfectos, pero creo que ahí radica buena parte de la belleza, en la diferencia, en la inexactitud, en la falta de precisión milimétrica, en poseer algo que me hace único con respecto a los demás, y qué importa si es un lunar, unos ojos grandes, un pelo bonito, unas manos suaves, unas piernas largas, una mancha de nacimiento, una sonrisa que irradia alegría, o nuestra capacidad para ver la vida con ojos positivos, nuestra creatividad, nuestra forma de abrazar, de contar chistes, nuestro genuino sentido del humor, nuestro espíritu inquieto y aventurero, nuestra forma de hablar, de susurrar, de reír, de encontrar siempre la palabra correcta en el momento oportuno, nuestro carácter desprendido, nuestra sencillez, generosidad, nuestra gentileza natural, nuestro sentido de la justicia, nuestra forma de inventar historias fantásticas, de creer en utopías y perseguirlas…TODO, todo el mundo posee algo que le convierte en un ser extraordinario sobre la faz de La Tierra, ahora la cuestión es reconocerlo, ¿por qué no? (cierro la pregunta) No está nada mal que, de vez en cuando, te des cuenta que tienes más de lo que crees…

Después de ver este vídeo, les pedí a los alumnos y alumnas de 3ºESO que se describieran a sí mismos de una forma muy especial: SÓLO en términos positivos. Y este es el resultado…

https://www.instagram.com/p/BfbXm8GAMyX/?hl=es&taken-by=lydiabosch

Querida y maravillosa Pilar:

Estoy frente al espejo y te miro con buenos ojos, ojos con los que nunca te miro ya que siempre suelo ponerte pegas, tiendo a decirte los rasgos malos que tienes tanto físicos como psicológicos. Y realmente tienes una parte muy buena que aún tienes que descubrir. Eres bastante inteligente y tienes que aprender a valorarte por ello, no te achantes ante nadie que diga lo contrario. Te gusta ayudar a los demás por mucho que eso no te beneficie a ti, sigue haciéndolo pero con más cabeza, asegúrate de que siempre lo haces por gente que vale la pena. Continua queriendo como quieres a tu gente, esa tan maravillosa que tienes a tu lado y que sabes de sobra, y aunque no te lo digan, te apoyan y te quieren un montón. Tienes la cabeza muy bien amueblada y eres madura para tu edad, te gustan cosas que a los adolescentes no suelen gustarle, como la música clásica o los libros antiguos que conservan su olor o, simplemente, pararse en un banco al aire libre.

Sé  que te cuesta creerlo pero eres buena en lo que te gusta, el ballet, y sigues esforzándote cada día, lo conseguirás. En el ballet tendemos a los cuerpos esbeltos, delgados y finos cuando ni la mayoría de las personas lo tienen. Tienes que aprender a gustarte porque tus curvas lo valen, tus gafas te quedan maravillosamente, incluso los puntos negros y los granos. Cada uno tiene lo suyo y tiene que aprender a gustarse tal y como es porque todos somos imperfectos. Y por muchas cosas que digan, critiquen o hablen, eres única y nadie tiene que menospreciarte por no ser flaca o alta, que hoy en día parece que es la razón de existir.

Pilar Berenguer

Cómo me veo…

Todas las mañanas al levantarme, me pongo frente al espejo y veo mi agotamiento y estrés, acumulado por las preocupaciones en mi cuerpo, todo reflejado en mi pálida cara. Siempre que me miro al espejo es para ver cómo voy, para ver cómo me verá el mundo, pero nunca me he preguntado cómo me veo yo. Sinceramente, cuando me detengo a verme y observarme un poco, me doy cuenta de que tengo unos ojos tan azules como el cielo, que observan todo con mucha intriga y curiosidad. También me doy cuenta de las diferentes pecas que tengo repartidas por todo el cuerpo, que para mí simbolizan todos los veranos vividos, en los que parecía una chica procedente de África por mi tono moreno y por todas las risas que había compartido con mis seres queridos. Mis pequeñas manos, que nunca están quietas y que cuando están inspiradas hacen cualquier combinación de golpes para crear música con ritmo. Mi pequeña boca que siempre está moviéndose para hablar, silbar o cantar, aunque todos sabemos que ninguna de éstas es mi punto fuerte. Mis cicatrices, que me recuerdan todo lo que he vivido y por todo lo que tengo que luchar para conseguir mis metas.

Después, si me miro con más atención, observo a una chica tímida pero extrovertida cuando hay algo más de confianza, bastante buenaza, muy risueña, simpática y la mayoría de los días bastante alegre. También me considero una persona que sabe escuchar a cualquier persona, para que ésta se desahogue o para que le pueda dar mi opinión ante algo que le ha pasado o le atormenta. Una persona trabajadora, deportista, coqueta, perfeccionista, que ama a los animales y que le encanta pasar rato fuera de su casa aprendiendo y estando con la gente a la que quiere.

Así pienso como soy y cómo me veo, puede que sea la misma opinión que tengas tú o no, pero cada uno tiene su opinión y eso no te lo dice un espejo…

Victoria Bernabéu

Quiérete

Vivimos en una sociedad en la que nos da vergüenza amarnos a nosotros mismos. Abiertamente decimos nuestros defectos, pero nos cuesta mucho decir nuestras virtudes, y en mi opinión creo que si no tenemos amor propio no podemos superar nuestras metas ni conseguir lo que queremos. Por eso, estoy frente al espejo, pero me he prometido mirarme de otra forma .Estoy frente a él, y me estoy dando cuenta que tengo unos ojos muy bonitos, marrones verdosos, y que tengo un pelo muy voluminoso y ondulado. Me gustan mucho mis brazos, por que los tengo muy musculados, al igual que mis abdominales. Me gusta mi cuerpo y no tengo por qué esconderlo. Me considero una persona muy inteligente, también soy ordenada, responsable y trabajadora. Soy graciosa, generosa y me gusta ayudar a los demás. Podría estar diciendo muchas cosas más, porque todas las personas tienen muchas virtudes, pero en cambio me estoy amando a mí misma, porque es lo más importante que hay. Quiérete a ti misma.

Sonia Sanchís

Frente al espejo

Delante de mí puedo ver a una persona con un bonito pelo (especialmente el flequillo) y unos lindos ojos marrones. ¡Y mira lo que estás creciendo! Al dársete tan bien el deporte, en especial el atletismo, tiene una complexión muy buena como la de un deportista. En cuanto a carácter eres bastante amable, cariñoso y empático con los demás. Eres muy inteligente y sacas muy buenas notas en el instituto. Se te dan muy bien los idiomas y es una cualidad que te abrirá muchas puertas en el futuro. Me encantan tus aficiones y tus formas de pasar el tiempo libre: los trenes, los aviones, jugando a la consola, el atletismo y mucho más. Para resumir, ¡eres perfecto!

Santi Millán

Así eres

Querida,

Todos los días te miras al espejo pero no todos los días te ves igual.

Unos días te miras y no te gusta el pelo que llevas.

Otros días te miras y te ves unas ojeras de escándalo.

Y otros días, simplemente, no te gusta cómo te quedan esos pantalones que te compraste.

¿Y qué pasa con esos días que te ves radiante? ¿Te acuerdas de ellos?

Si no es así, tranquila, para eso estoy aquí.

Aquel sábado que te levantaste con una sonrisa de oreja a oreja y fuiste a entrenar como un día más. Y por la tarde te pusiste uno de tus mejores `modelitos´ para salir con tus amigas. Ese día estuviste fantástica. Y es que, cuando te levantas con buena actitud, todo sale rodado y te ves con mejores ojos, que al fin y al cabo es lo más importante.

Aquella tarde de verano, como todas, siempre riendo con tus amigos pero aquel día estabas realmente guapa. No es porque lo diga yo, sino porque te lo decían todos. Y te recordaban la sonrisa tan bonita que tienes, aunque tú no lo quieras reconocer.

O aquella mañana en la montaña con tu padre, ibas en chándal pero te veías guapa igualmente. ¿Por qué? Por la misma razón de siempre, te levantaste con una actitud positiva y eso hace mucho.

¿Quieres más razones para sonreír cada vez que te mires al espejo?

Yo creo que sobran las palabras.

Y la conclusión de todo esto es, que todos los días de tu vida vas a estar guapa y radiante solo te falta ese empujoncito todas las mañanas frente al espejo.

Atentamente, tu subconsciente.

 Elena Pastor

Soy yo con diferentes ojos

Me miro en el espejo, pero hoy no voy a ver la greña que me cae por la frente tan molesta que no soporto. Hoy veo lo de siempre las pestañas largas que tanto me gustan acompañando a mis grandes ojos color miel que en algunas ocasiones con una luz especial, la sonrisa bonita que tengo, sí eso me gusta. También veo mi pelo, el color es precioso tiene un toque rubio por las puntas y es más oscuro por la raíz, es tan indomable que resulta bonito.

Ahora pienso en mi carácter. Soy divertida y creativa. Lo cierto es que tengo mucha imaginación, tal vez sea porque leo mucho o simplemente porque soy así. También soy educada, no me gusta criticar porque me cuesta un poco ver las cosas negativas en las personas, sobre todo si no las conozco lo suficiente como para hablar mal de ellas. No me meto con la gente y me guardo mis opiniones negativas para mí, hasta que sea el momento adecuado para dar un toque de atención.  Se me da bien escribir, inventarme historias y contarlas para que el mundo las sepa. Me gusta que me halaguen, eso me hace feliz.

También soy buena patinadora y nadadora. Llevo patinando desde los seis años y he ido cogiendo mucha práctica y cada vez que me pongo los patines me siento en mi elemento. La natación es algo que también se me da bien y que probablemente no me he percatado de ello hasta este verano pasado. Es un deporte que llevo practicándolo desde pequeña también, aunque cada verano iba mejorándolo sin darme cuenta.

 Clara Sirvent

Con buenos ojos

Por primera vez voy a mirarme con buenos ojos, estoy delante del espejo y me doy cuenta de que la chica a la que veo es una chica fuerte, luchadora, soñadora, trabajadora, viajera, independiente y persistente.

Una chica con las ideas claras, que a pesar de los obstáculos y de las opiniones consigue lo que quiere.

Una chica con el pelo rubio que con los reflejos del sol parece de color oro, con los ojos azules con partes grises y verdes.

Con un lunar en la barbilla que marca su personalidad.

Una chica sincera, que lucha por lo suyo, por sus ideales y defiende a los suyos.

Veo a una chica que no se está quieta, que le encanta hacer cosas, a una amante de los animales, de la música y del baile.

Una chica prudente y que puede alcanzar lo que se proponga.

Lucía Quintana

Le gusto a mi reflejo

Querida Neus hoy te veo muy bien, me

encanta la ropa que llevas, aunque toda sea negra, pero la verdad que el negro te siento de maravilla, sé que siempre estás mirándote al espejo y piensas cosas negativas sobre ti, pero hoy vamos a decir sólo cosas positivas sobre ti.

Empecemos, tu físico es genial, no tengas tantas manías de que no tienes esto, que tengo que adelgazar, etc…Y si otras personas no están conformes con tu físico ya se pueden ir yendo, porque da igual si tienes el pelo corto o largo, siempre vas a estar bien. Tus ojos color café me encantan, cada vez que te veo me veo reflejada en tus ojos feliz, el pelo castaño me fascina porque en invierno es muy oscuro y en verano se te aclara y me encanta.

Bueno vamos a hablar de tu carácter, eres una persona soñadora porque siempre estás en otro mundo mejor que este, donde todo es mejor y fácil, eres muy simpática con las personas de tu alrededor y siempre estás riendo con ellos de algunas tonterías que dicen algunos de tus amigos, pero lo más importante que tienes Neus es que tienes un buen corazón dejas pasar a personas que quieres y los ayudas.

Sigue así Neus no cambies tu actitud y recuerda sé feliz

Atentamente: Tu reflejo

Neus Lozano 

Tal día como hoy…

¡Hola alumnos y alumnas! Como sabéis, la pasada semana os plantee una cuestión curiosa e interesante sobre la que debíais investigar: ¿qué acontecimientos sucedieron el día que vine al mundo? Por supuesto, con ánimo de descubrir un mayor número de hitos, proezas, historias, efemérides y/o anécdotas reseñables, podréis hacerlo sobre el día en que nacisteis, pero en diferentes años o siglos. Y después componer un relato original en el que deis cuenta del resultado de vuestras indagaciones (por ejemplo: 45 años antes de mi nacimiento, concretamente el 13 de octubre de 1972, se produjo uno de los accidentes de avión más recordados de nuestra historia, 27 personas, de los 42 pasajeros que iban a bordo, sobrevivieron a esta desgracia…)

¡Ánimo con vuestros relatos, seguro que la investigación resulta muy productiva!

En este enlace podréis encontrar algunas referencias:

https://plus.google.com/collection/gN5kX

De no ser así, google os dará la respuesta a todas vuestras preguntas.

Actividad basada en el vídeo Inteligencias Múltiples

¡Hola alumnos y alumnas de 3ºESO! Tal y como os prometí en clase, aquí tenéis el vídeo sobre las ocho inteligencias múltiples de Howard Gardner. De modo que podréis comprobar con más detenimiento las fortalezas, particularidades, así como posibles salidas profesionales que nos ofrece cada una de las inteligencias a las que él dio nombre y personalidad.

Por supuesto, tal y como él propuso, una persona puede detectar en sí mismo, de acuerdo a sus necesidades, manera de ser y actuar, vocación, inquietudes, capacidades, etc. más de una de estas competencias.

El objetivo es que cada uno individualmente haga un ejercicio de reflexión, y se plantee con conocimiento de causa, cuáles de esas inteligencias son las suyas.Una vez lo tengáis claro, deberéis expresarlo por escrito. Es posible que esta actividad de autoconocimiento, además de para poner en práctica de nuevo vuestra habilidad literaria, os sirva para descubrir, o al menos acercaros, a lo que en un futuro os gustaría que fuera vuestra profesión.

Os recomiendo que abráis vuestra mente y os analicéis en profundidad, pues en el interior de cada ser humano habitan posibilidades infinitas. ¡Descubrid las vuestras!

La redacción se presentará el martes 31 de enero.